Internacional
Martes 06 agosto de 2019 | Publicado a las 11:20
Refugiados sirios en Turquía denuncian que son obligados a regresar a su país
Por Diego Vera
La información es de Radio France Internationale
visitas

En unos a√Īos, 500.000 sirios se refugiaron en Estambul, donde son muchas veces blanco de violencias y sufren presiones de las autoridades. En el √ļltimo mes, miles de sirios han sido detenidos en Turqu√≠a y cientos de ellos retornados a su pa√≠s de origen.

El pasado 22 de julio, a Hamad le despertó la policía turca. Llevaba poco más de un mes viviendo en Estambul después de huir de Idlib, la provincia siria en manos de grupos fundamentalistas islámicos que es constantemente sometida a bombardeos del régimen de Bashar al-Asad.

‚ÄúVinieron cinco o seis polic√≠as al piso donde dorm√≠amos. Nos llevaron a 14. Algunos de nosotros no ten√≠amos papeles, otros ten√≠an documentaci√≥n pero no estaban registrados en Estambul as√≠ que nos llevaron a la comisar√≠a. Nos quitaron los tel√©fonos, los documentos sirios y hasta los cordones de los zapatos‚ÄĚ, cuenta Hamad por tel√©fono desde Idlib.

Tras varios d√≠as detenido, en los que los agentes siempre le prometieron que lo llevar√≠an a un campo de refugiados para registrarlo y poner en regla su documentaci√≥n, lo subieron a un autob√ļs y lo llevaron a la frontera con Siria.

‚ÄúPara m√≠ fue un shock encontrarme de nuevo fuera de Turqu√≠a‚ÄĚ, comenta.

Casos como los de Hamad se hacen cada vez m√°s comunes. Despu√©s de m√°s de ocho a√Īos de guerra en Siria, el n√ļmero de refugiados en Turqu√≠a se ha incrementado hasta los 3,6 millones. La poblaci√≥n local ha pasado de defender la acogida de refugiados a rechazarla.

El Gobierno turco tambi√©n cambi√≥ su postura: de la pol√≠tica de puertas abiertas de hace unos a√Īos, ha pasado a un endurecimiento de las condiciones.

En el √ļltimo mes, miles de sirios han sido detenidos en Turqu√≠a y cientos de ellos retornados a Siria. Adem√°s, el gobernador de Estambul ha dado como plazo hasta el 20 de agosto para que todos aquellos refugiados inscritos en otras provincias del pa√≠s, pero que residen en Estambul, abandonen la ciudad.

‚ÄúEstambul ha superado el l√≠mite de su capacidad. Debemos reducir la presi√≥n demogr√°fica‚ÄĚ, explica Ramazan Secilmis, jefe del departamento de lucha contra la inmigraci√≥n ilegal del Ministerio del Interior. Seg√ļn √©l, el Gobierno se limita a cumplir las reglas, al mismo tiempo que, asegura, cumple con las normativas internacionales de protecci√≥n de los refugiados.

‚ÄúNegamos que sean verdad esas denuncias de retornos forzados. Todos los retornos a Siria son voluntarios‚ÄĚ, afirma Secilmis. Pero casos como el de Hamad demuestran que no es as√≠. Tanto a √©l como a otros se les oblig√≥ a firmar contra su voluntad documentos en el que aceptaban la deportaci√≥n. Aquellos que se niegan a firmar, son mantenidos en centros de detenci√≥n hasta que cambien de opini√≥n.

Este hecho ha llevado a que varias organizaciones de derechos humanos denuncien que Turquía está vulnerando la legislación sobre refugiados, que impide devolver a las personas que huyen a un país en guerra.

Tendencias Ahora