Internacional
Viernes 26 julio de 2019 | Publicado a las 11:43 · Actualizado a las 15:59
Las opciones de Pedro S√°nchez para ser reelegido presidente y evitar nuevas elecciones en Espa√Īa
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

Pedro S√°nchez no quiere “tirar la toalla” despu√©s de perder la votaci√≥n de investidura en el Congreso espa√Īol pero sus opciones para ser reelegido presidente del gobierno son limitadas si quiere evitar unas nuevas elecciones en Espa√Īa.

Ganador de las legislativas de abril con 123 diputados de 350, su partido socialista PSOE es el √ļnico con capacidad de aunar una mayor√≠a parlamentaria en un Congreso muy fragmentado.

“No tiro la toalla (…) voy a trabajar ya para que haya un gobierno cuanto antes”, dijo S√°nchez el jueves por la noche tras perder la investidura.

Tiene ahora dos meses por delante para ser investido o los espa√Īoles deber√°n volver a las urnas en noviembre, por cuarta vez en cuatro a√Īos.

Gobernar solo

Desde su victoria electoral, S√°nchez pide gobernar solo como hizo al llegar al poder en junio de 2018, buscando apoyos para aprobar cada uno de sus proyectos.

Pero ning√ļn partido se prest√≥ a ello.

Para conseguirlo, apunta el polit√≥logo Llu√≠s Orriols, deber√≠a “doblegar a alguno de los partidos, sea Podemos (izquierda radical) o sea Ciudadanos (centroderecha liberal), para abstenerse a cambio de pr√°cticamente nada” en la pr√≥xima sesi√≥n de investidura.

Es una eventualidad pr√°cticamente descartada, asegura.

‘A la portuguesa’

Otra posibilidad que S√°nchez plantea insistentemente es un gobierno “a la portuguesa”.

Su hom√≥logo socialista portugu√©s, Antonio Costa, dirige desde 2015 un gobierno en minor√≠a pero apoyado externamente por los comunistas y el Bloque de Izquierda a cambio de un programa com√ļn.

Las posiciones del PSOE y Podemos son bastante pr√≥ximas para acordar un programa com√ļn.

Incluso, en el primer mandato de Sánchez, consiguieron pactar un presupuesto para 2019 que un Congreso hostil terminaría tumbando y precipitando el adelanto electoral.

Eso sí, la izquierda radical debería recular en su exigencia de entrar al ejecutivo.

ARCHIVO | AFP
ARCHIVO | AFP

Ayuda de la derecha

El PSOE llamó de nuevo este viernes a los conservadores del Partido Popular (PP) y los liberales de Ciudadanos a abstenerse para evitar que el gobierno socialista dependa de los separatistas catalanes, como ellos mismos le reprochan.

La n√ļmero dos del gobierno, Carmen Calvo, les reproch√≥ haber “estado de brazos ca√≠dos durante este tiempo sin asumir ni una sola responsabilidad”.

Pero el presidente del PP, Pablo Casado, rechaza entregarle “un cheque en blanco” para mantenerlo en el poder.

Y en Ciudadanos, su líder Albert Rivera, con quien había cerrado un acuerdo de coalición en 2016 y con quien tendría mayoría absoluta en el Congreso, incluso declina hablar con él.

Pablo Casado | AFP
Pablo Casado | AFP

Coalición de izquierdas

Siempre queda volver a la opción fallida el jueves: una coalición con Podemos.

Los socialistas les critican por haber rechazado una oferta de ministerios correspondiente, seg√ļn ellos, a su peso electoral y la inexperiencia de gobierno de un partido nacido hace cinco a√Īos.

“Est√° rechazado y rechazado queda”, dijo Calvo, mostrando que S√°nchez no tiene prisa para retomar los contactos con su rival Pablo Iglesias, l√≠der de Podemos.

“Ya no es un problema del acuerdo encima de la mesa al que se llegue, sino que hay un problema sobre todo de complicidad, de que no hay confianza entre los dos grupos pol√≠ticos”, opina a la AFPTV el analista de la empresa demosc√≥pica Metroscopia, Francisco Camas.

Aun así, sigue siendo la opción menos improbable.

Los documentos intercambiados durante las ca√≥ticas negociaciones de los √ļltimos d√≠as pueden ser “un buen punto para empezar”, apunta Orriols.

Nuevas elecciones

Si un candidato no es investido antes del 23 de septiembre, se convocar√°n autom√°ticamente nuevas elecciones legislativas para el 10 de noviembre.

“Lo m√°s probable que yo veo hoy son las nuevas elecciones dado el clima” de confrontaci√≥n entre partidos pol√≠ticos, asegura Camas.

En este escenario, el electorado se preguntar√° a qui√©n achacar el bloqueo y “lo m√°s probable es que la abstenci√≥n suba”, augura.

Seg√ļn el √ļltimo bar√≥metro del instituto gubernamental de sondeos CIS, “los pol√≠ticos en general, los partidos y la pol√≠tica” son ahora mismo considerados como el segundo principal problema del pa√≠s para los espa√Īoles, solo detr√°s del desempleo.

Tendencias Ahora