Internacional
S√°bado 13 julio de 2019 | Publicado a las 10:49
Acusan a la policía británica de amenazar la libertad de prensa
Por Leonardo Casas
La información es de Agence France-Presse
visitas

Una advertencia de la policía británica contra los medios de comunicación que publiquen documentos confidenciales suscitó este sábado indignación entre periodistas y políticos que denuncian un ataque a la libertad de prensa.

El jefe adjunto de Scotland Yard, Neil Basu, exigi√≥ el viernes a quien estuviera en posesi√≥n de documentos gubernamentales filtrados, citando a “due√Īos, redactores en jefe o editores de medios tradicionales o sociales”, que no los publique o los devuelva a las autoridades.

“La publicaci√≥n de comunicaciones que fueron filtradas, teniendo en cuenta los da√Īos que causaron o son susceptibles de causar, puede constituir un delito penal”, declar√≥ Basu en un comunicado.

Basu anunció la apertura de una investigación criminal sobre las filtraciones a la prensa de cables diplomáticos críticos con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, un caso que provocó la dimisión del embajador británico en Washington.

El s√°bado, en un mitin con militantes conservadores en Wyboston, en el sur de Inglaterra, el candidato favorito para suceder a Theresa May como primer ministro, Boris Johnson, defendi√≥ a la prensa al considerar que “no era concebible que diarios o cualquier otro medio que publique esos documentos fuera objeto de acciones judiciales”.

Su rival, Jeremy Hunt, afirm√≥ en Twitter que el responsable de las filtraciones “debe responder de sus actos”, pero defendi√≥ con firmeza el derecho de la prensa a publicarlos.

Otras personalidades pol√≠ticas tambi√©n defendieron la libertad de prensa, como Bob Seely, diputado conservador en la comisi√≥n de Relaciones Exteriores de la C√°mara de los Comunes, quien invit√≥ a la polic√≠a a “reconsiderar su posici√≥n” y dijo temer que se cree un “precedente muy peligroso”, citado por el diario conservador The Telegraph.

En este mismo peri√≥dico, el exministro de Cultura, John Whittingdale, estim√≥ que los periodistas “est√°n ah√≠ para contar historias, aunque molesten o no a las personas que mencionan”.

En cambio, el exministro de Defensa, Michael Fallon, apoy√≥ la iniciativa de la polic√≠a. Los periodistas “tienen que ser conscientes de los da√Īos considerables cometidos y los da√Īos potenciales todav√≠a m√°s importantes que se pueden provocar con nuevas infracciones de la ley sobre los secretos oficiales”, declar√≥ a la BBC el s√°bado.

¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos
Tendencias Ahora