Internacional
Miércoles 05 junio de 2019 | Publicado a las 16:15 · Actualizado a las 16:20
Socialdemócratas recuperarían el poder en Dinamarca tras nuevas elecciones generales
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los socialdemócratas daneses apuntaban este miércoles a una victoria en las elecciones legislativas, marcando el declive de los populistas de derecha en un país donde impusieron durante dos décadas una política de austeridad migratoria.

Los socialdem√≥cratas, favoritos en las encuestas, registran una ligera bajada respecto a 2015 pero siguen en cabeza con entre 25,3 y 25,9% de los votos, seg√ļn los sondeos a pie de urna publicados por las televisiones DR y TV2 tras el cierre de los colegios electorales a las 20:00 (14:00 de Chile).

Adem√°s se benefician del avance de otros partidos de izquierda y de centro-izquierda, lo que permite que el “bloque rojo” tenga una mayor√≠a absoluta de 90 esca√Īos de los 179 del Parlamento,
contra los 75 y 80 diputados del “bloque azul” de los partidos de derecha.

La l√≠der de los socialdem√≥cratas, Mette Frederiksen, dijo que quer√≠a dirigir un gobierno minoritario, en caso de victoria, con el apoyo en el Parlamento de fuerzas variables seg√ļn los temas: izquierda para la protecci√≥n social, derecha para la migraci√≥n.

Los ecologistas del Partido Popular Socialista son uno de los grandes ganadores y duplicar√≠an su representaci√≥n parlamentaria, con entre 7,4 y 8,3% votos seg√ļn lo sondeos. La emergencia clim√°tica se ha convertido por primera vez en la prioridad de los electores daneses, por delante de la degradaci√≥n del sistema sanitario y el control de la migraci√≥n.

La formaci√≥n del primer ministro saliente, Lars L√łkke Rasmussen, el partido liberal, que ha gobernado el pa√≠s 14 de los 18 √ļltimos a√Īos, obtendr√≠a 20,9% de los votos, 1,4% m√°s respecto al 2015.

Durante la campa√Īa, Rasmussen alarde√≥ de su balance econ√≥mico (crecimiento robusto, cuentas p√ļblicas saneadas, casi el pleno empleo), pero se ha visto lastrado por la ca√≠da de sus aliados de derecha y el hundimiento del Partido Popular Dan√©s (DF).

Esta formaci√≥n populista, euroesc√©ptica y antiinmigraci√≥n, habr√≠a sufrido un rev√©s m√°s importante que el anunciado en las encuestas, al perder m√°s de la mitad de sus esca√Īos en el Folketing, el Parlamento dan√©s, a 18 diputados.

Estos resultados, si se confirman, supondrían una clara victoria de la izquierda, teniendo en cuenta además una elevada participación, a más de 90% a una hora del cierre de los comicios. En 2015, 85,9% de los electores votaron.

Agence France-Presse
Agence France-Presse

Gobernar en minoría

Los socialdemócratas, que rechazaron los llamados del primer ministro liberal para formar un gobierno entre los dos bloques, podrían colaborar con la derecha en las cuestiones migratorias, y con la izquierda en otros asuntos.

No obstante, la fragmentación del escenario político podría forzarlos a establecer alianzas más permanentes y no solamente temáticas, para garantizar la estabilidad del nuevo gobierno.

Pero esta defensa del papel del Estado viene aparejada a la continuidad de una política restrictiva para extranjeros, como fue definida por el Partido Popular Danés (DF).

El DF es central en la pol√≠tica danesa desde 2001 y ha pagado un alto precio por su apoyo a los gobiernos liberales en la peque√Īa monarqu√≠a parlamentaria de 5,8 millones de personas, el 10% de las cuales nacieron en el extranjero.

Segundo partido m√°s importante en las elecciones de 2015, con el 21,1% de los votos, el DF hab√≠a conseguido la presidencia del Parlamento. Pero ahora es visto como un partido “del sistema”, institucionalizado, que ya no responde a las exigencias de sus electores m√°s radicales.

Y m√°s teniendo en cuenta que, bajo el mando de Mette Frederiksen, los socialdem√≥cratas se han plegado a un pol√≠tica de austeridad migratoria. El a√Īo pasado, la dirigente propuso devolver a todos los migrantes “no occidentales” a campamentos en √Āfrica, mientras esperaban el tratamiento de su solicitud de asilo.

“Con su l√≠nea dura sobre los extranjeros, Mette Frederiksen ha anestesiado al DF”, considera la analista Anja Westphal, de la televisi√≥n p√ļblica DR.

Tendencias Ahora