Internacional
Lunes 27 mayo de 2019 | Publicado a las 17:34 · Actualizado a las 17:41
Socialdemócratas y liberales podrían dejar sin presidencia de la Eurocámara a la derecha tradicional
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Partidos y mandatarios europeos se preparan este lunes para dar la batalla por los altos cargos del bloque, tras unas elecciones a la Eurocámara que confirmaron el fin del bipartidismo y un auge contenido de los euroescépticos.

Los votantes otorgaron al Partido Popular Europeo (PPE, derecha) la victoria con 180 de los 751 eurodiputados en juego, pero lejos de la mayor√≠a, que ya no podr√° alcanzar √ļnicamente con su aliado tradicional, los socialdem√≥cratas (146).

“Ninguna familia pol√≠tica es lo suficientemente fuerte para imponer a su candidato”
, explic√≥ a la AFP S√©bastien Maillard, del Instituto Jacques Delors, para quien “el juego est√° abierto” y los mandatarios querr√°n jugarlo sin ataduras.

Las discusiones se anuncian en cambio complejas. Los dirigentes de los 28 pa√≠ses, que se re√ļnen el martes para una primera discusi√≥n en base a los resultados, ya iniciaron sus contactos para decidir qui√©n liderar√° la UE el pr√≥ximo lustro.

El presidente franc√©s, el liberal Emmanuel Macron, debe cenar esta noche con el jefe de gobierno espa√Īol, el socialista Pedro S√°nchez,
después de haber conversado el domingo con la canciller alemana, la conservadora Angela Merkel.

Los diferentes grupos pol√≠ticos mantuvieron el lunes discusiones “complicadas” en Bruselas, seg√ļn varias fuentes, y el martes por la ma√Īana, antes de la cumbre, los presidentes de grupo deben debatir sobre los pr√≥ximos pasos.

El sistema de elección del próximo titular de la Comisión Europea, la joya de la corona de los altos cargos a repartir, centrará las primeras discusiones tanto de los líderes como de los partidos
, lo que anuncia un pulso institucional.

La Eurocámara reclamó antes de los comicios que el candidato designado por los mandatarios y que a continuación deberán validar los eurodiputados forme parte de los cabezas de lista que lideraron las diferentes familias europeas en los comicios.

El PPE reclam√≥ as√≠ la presidencia de la Comisi√≥n para su candidato Manfred Weber, quien, por su parte, esper√≥ que el Parlamento Europeo “confirme en los pr√≥ximos d√≠as” su apego a este sistema de elecci√≥n conocido como ‘Spitzenkandidat’.

Las “48 horas” de Weber

Pese a reclamar la victoria, no lo tiene f√°cil para llegar a la cima del Berlaymont, sede de la Comisi√≥n. Tras los comicios, “Weber dispone de 48 horas para lograr ser designado”, explic√≥ antes de la votaci√≥n una fuente europea.

El PPE, blanco de cr√≠ticas del resto de partidos proeuropeos por mantener entre sus filas al l√≠der populista h√ļngaro Viktor Orban, debe intentar forjar una mayor√≠a con los socialdem√≥cratas, pero tambi√©n con los liberales o los ecologistas.

“El nuevo equilibrio de poder en la Euroc√°mara exige un candidato a presidente de la Comisi√≥n que pueda construir una mayor√≠a s√≥lida”, dijeron en un comunicado los liberales, tercera fuerza con 109 eurodiputados (+40).

La otra incógnita será el nivel de apoyo de los 9 mandatarios del PPE que se sientan en el Consejo Europeo y, especialmente, el de la canciller alemana, Angela Merkel, pese a que está previsto que reiteren su sostén a Weber antes de la cumbre.

“Sin su fuerte apoyo, no tiene posibilidades”, seg√ļn Janis Emmanouilidis, analista del European Policy Centre, recordando que Merkel apoy√≥ a Weber durante la campa√Īa, pero no as√≠ al sistema de ‘Spitzenkandidat’.

Si el candidato del PPE no logra el apoyo de al menos 21 de los 28 mandatarios del Consejo, cuyos países representen al menos el 65% de la población, fracasará en su intento de presidir la Comisión y abrirá el juego para otros aspirantes.

El candidato socialdemócrata Frans Timmermans, que tiene como aliado en el Consejo a Pedro Sánchez, o la liberal Margrethe Vestager podrían jugar sus bazas,
pero los mandatarios pueden designar a alguien que no fuera ‘Spitzenkandidat’.

Seg√ļn un alto funcionario europeo, un cierto n√ļmero de l√≠deres buscar√° bloquear un candidato, “pero no el sistema de Spitzenkandidat”. Y rechaza una votaci√≥n: “Hacer votar Francia contra Alemania ser√≠a una se√Īal de crisis”, agreg√≥.

Las fuerzas proeuropeas tendrán no obstante el camino allanado para controlar de nuevo los puestos de poder en la UE, después que los tres grupos euroescépticos, ya sean ultraderechistas o populistas, lograran sólo 171 eurodiputados.

Estos grupos tendr√°n adem√°s complicado unirse en torno a un s√≥lo grupo y organizar un frente com√ļn de oposici√≥n en la UE en los pr√≥ximos cinco a√Īos, pese a las sonoras victorias de los ultraderechistas en Francia e Italia.

“La extrema derecha no ser√° lo suficientemente grande para bloquear la legislaci√≥n (…) Y vista su desuni√≥n, siempre necesitar√° una de las grandes fuerzas para hacer algo”, seg√ļn Pelle Christy, de la consultora Euraffex.

Tendencias Ahora