Internacional
Domingo 28 abril de 2019 | Publicado a las 19:13
¬ŅC√≥mo qued√≥ conformado el Parlamento espa√Īol tras las √ļltimas elecciones?
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Cinco partidos nacionales dominar√°n el Parlamento espa√Īol surgido de las legislativas de este domingo, aunque ninguno con mayor√≠a absoluta.

Los socialistas deberán sopesar opciones y negociar para articular una mayoría que les permita seguir gobernando, como vienen haciendo desde junio.

Partido Socialista Obrero Espa√Īol (PSOE)

Pasando de 85 a 123 esca√Īos en el Congreso de los Diputados, la c√°mara baja del Parlamento, los socialistas ganan las elecciones legislativas por primera vez desde 2008.

Para alcanzar la mayor√≠a de 176 esca√Īos en el Congreso (sobre un total de 350) y seguir gobernando, S√°nchez tiene tres opciones:

Pactar con el centroderecha liberal de Ciudadanos, con el que suma 180 esca√Īos, pese a que su l√≠der, Albert Rivera, lo ha atacado repetidamente por dialogar con el separatismo catal√°n y de momento habla de hacer “oposici√≥n”.

Pactar con la izquierda radical de Podemos y los independentistas de Esquerra Republicana de Catalunya (180 esca√Īos en total).

Pactar con Podemos, el Partido Nacionalista Vasco (6 esca√Īos) y varias formaciones regionalistas, contando con que los separatistas catalanes se abstengan y permitan su investidura en el Parlamento.

En este caso dirigiría un gobierno minoritario.

Partido Popular (PP)

El gran perdedor de la noche, con 66 esca√Īos, menos de la mitad que en las √ļltimas legislativas de 2016, cuando tuvieron 137.

El resultado es amargo para su presidente Pablo Casado, sucesor de Mariano Rajoy el pasado julio, con un discurso m√°s escorado a la derecha en temas de sociedad como el aborto y la eutanasia, y muy duro con el separatismo catal√°n.

Casado acus√≥ una importante hemorragia de votos hacia la ultraderecha de Vox (24 esca√Īos), pese a hacerle gui√Īos a los simpatizantes de esta formaci√≥n emergente a fin de que volvieran al redil de los ‘populares’.

Ciudadanos

El partido de centro-derecha liberal pasa de 32 diputados a 57. Su l√≠der Albert Rivera, fundador de este partido de base socialdem√≥crata en 2006, endureci√≥ su discurso acusando a S√°nchez de ser “un peligro p√ļblico” por dialogar con el separatismo catal√°n y trabajar con Podemos en sus 10 meses de gobierno.

Pero ahora suma mayoría con él y tal como advirtieron otros partidos, podría recibir muchas presiones, incluyendo el mundo empresarial, para llegar a un entendimiento con los socialistas.

Podemos

Minado por divisiones internas, el partido radical que lleg√≥ a so√Īar con el liderazgo de la izquierda espa√Īola se llev√≥ un varapalo, pasando de los 67 esca√Īos de la legislatura anterior a s√≥lo 42.

Durante la campa√Īa pidi√≥ abiertamente al PSOE gobernar juntos, pero con el partido de Pedro S√°nchez s√≥lo suma 165 esca√Īos, 11 por debajo de la mayor√≠a absoluta.

“Nos habr√≠a gustado un resultado mejor”, reconoci√≥ su l√≠der Pablo Iglesias, esperanzado no obstante en ser capaces de construir un gobierno de izquierdas.

Vox

La extrema derecha, ausente del Parlamento espa√Īol desde 1982, vuelve de lleno con esta formaci√≥n creada hace apenas cinco a√Īos, que tendr√° 24 asientos.

Es menos de lo esperado por los sondeos, que pronosticaban unos 30, y por sus l√≠deres. No alcanzan a sumar mayor√≠a con Ciudadanos y PP, como s√≠ hicieron a comienzos de a√Īo en la regi√≥n de Andaluc√≠a, donde contribuyeron a poner fin a cuatro d√©cadas de hegemon√≠a socialista.

Con todo, celebraron la noche. “Bienvenidos a la resistencia, seguimos adelante, seguimos sin miedo a nada ni a nadie”, tron√≥ su l√≠der, Santiago Abascal.

Independentistas catalanes

En el campo del independentismo catal√°n, ERC es el gran vencedor, pasando de 9 esca√Īos a 15, frente a Junts per Catalunya, la formaci√≥n del expresidente separatista Carles Puigdemont, que pierde un diputado y se queda en 7.

Ambos partidos quedaron no obstante lejos de la llamada “mayor√≠a social” en Catalu√Īa, al sumar el 40% del voto.

Los dos han venido pidiendo a Sánchez un diálogo serio sobre un posible referendo de autodeterminación, pero éste reitera que con él en el poder no habrá ni consulta ni secesión.

Esquerra se mostr√≥ no obstante posibilista, y en las √ļltimas semanas dej√≥ la puerta abierta a apoyar un gobierno de S√°nchez, para impedir un ejecutivo central de derechas o integrado por Ciudadanos, muy hostil al separatismo catal√°n.

Tendencias Ahora