Internacional
Domingo 14 abril de 2019 | Publicado a las 14:51
Oposici√≥n socialdem√≥crata lidera legislativas en Finlandia tras cuatro a√Īos de austeridad
Por Felipe Delgado
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El Partido Socialdemócrata lideraba la noche del domingo las legislativas de Finlandia, con una exigua ventaja sobre la extrema derecha, en comicios que fueron un castigo para las políticas de austeridad del Primer Ministro Juha Sipilä, relegado al cuarto puesto.

Escrutados el 60% de los votos, la socialdemocracia lograba 18,5%, mientras que la agrupación ultraderechista Verdaderos Finlandeses (anti inmigración y euroescéptica) marchaba en segundo sitio con 17%.

Luego se ubicaba la Coalición Nacional (conservador) con 16,1% y en cuarto sitio del Partido de Centro del primer ministro saliente.

Si la victoria socialdem√≥crata se confirma, y consiguen las alianzas para formar gobierno, el cargo de Primer Ministro recaer√° sobre el ex Ministro de Finanzas Antti Rinne, de 56 a√Īos, un sindicalista que se convirti√≥ en l√≠der del partido en 2014.

“Por primera vez en mucho, mucho tiempo, los socialdem√≥cratas est√°n en primer lugar”, dijo Rinne a los periodistas

Antes de los comicios el jefe de las filas socialdem√≥cratas hab√≠a dicho que su partido tiene que “encontrar los medios justos para hacer que la sociedad finlandesa sea sostenible (…) no alcanza solo con la pol√≠tica fiscal”.

Somos los mayores derrotados de este elecci√≥n“, hab√≠a dicho por su parte el primer ministro saliente Sipila poco despu√©s de conocerse los primeros resultados que confirmaban el hundimiento de su agrupaci√≥n.

Tal como indicaban las encuestas, ning√ļn partido lograba superar el umbral de 20% de votos, una situaci√≥n extraordinaria que podr√≠a dificultar la negociaci√≥n para formar un gobierno.

La √ļltima victoria electoral de la centroizquierda fue en las legislativas de 1999, tras la cual Paavo Lipponen lider√≥ una coalici√≥n de izquierda-derecha hasta 2003.

Estas elecciones ocurren luego de cuatro a√Īos de gobierno basados en pol√≠ticas de austeridad que permitieron a Finlandia salir de la recesi√≥n en 2016, pero que terminaron por cansar a los votantes.

La columnista pol√≠tica Sini Korpinen explica que “la gente est√° harta de ciertos recortes”. “Quiz√°s veamos una suerte de inclinaci√≥n a la izquierda, pero no creo que se trate de un cambio importante”, agreg√≥.

“Ha habido muchos recortes y algunos en √°reas como la educaci√≥n, que hab√≠an prometido no tocar”, se lamenta Jenny, que concurri√≥ a votar el domingo e ma√Īana.

La educaci√≥n es un sector clave y que mueve a orgullo a los finlandeses, cuyos estudiantes se ubican entre los que tienen mejor preparaci√≥n en el mundo seg√ļn el ranking PISA.

Ola populista

Los socialdem√≥cratas -que estuvieron al frente un gobierno por √ļltima vez en 2003- no han logrado ampliar la brecha con sus oponentes.

Algunos partidarios culpan a Rinne por su incapacidad para atraer a los jóvenes para renovar al envejecido lectorado del partido, mientras que la formación Verdaderos Finlandeses logró movilizar una base electoral hasta ahora desinteresada en la política.

El tema de la inmigraci√≥n ubic√≥ al partido de extrema derecha en el primer plano, a√ļn cuando en Finlandia solo 6,6% de los 5,5 millones de habitantes son extranjeros.

En diciembre y enero, la detención hiper mediática de una decena de hombres extranjeros sospechosos de haber cometido agresiones sexuales indignaron al país y provocó una ola de apoyo a favor de Verdaderos Finlandeses, partido que prometió reducir considerablemente la inmigración y reforzar las reglas de asilo.

El partido tambi√©n denuncia la “histeria clim√°tica” de sus adversarios, diciendo que los ciudadanos no deber√≠an pagar por medidas adicionales contra el cambio clim√°tico.

Estado de bienestar

El desafío del próximo gobierno será también atacar el difícil tema de la protección social. Finlandia, cuyo Estado es uno de los más generosos del mundo, confronta ahora una población cada vez más envejecida y con menos nacimientos.

Adem√°s, el crecimiento del pa√≠s podr√≠a desacelerarse a√ļn cuando ya sali√≥ de la recesi√≥n.

Tendencias Ahora