El presidente francés, Emmanuel Macron, suspendió su fin de semana de esquí en los Pirineos franceses luego de un sábado de violencia e incidentes en París en una nueva protesta de los “chalecos amarillos”.

“El presidente regresa esta noche” (sábado), indicó la presidencia francesa a AFP.

El presidente francés pasaba un fin de semana con su esposa, Brigitte, en la estación de esquí de La Mongie de los Pirineos franceses.

La presidencia francesa indicó que Macron acudirá esta misma noche a la célula de crisis del Ministerio de Interior.

En el 18º sábado de protesta de los “chalecos amarillos” se registraron fuertes incidentes. Varias tiendas de lujo y restaurantes selectos de la famosa avenida de los Campos Elíseos fueron saqueados e incendiados.

El conocido restaurante Fouquet’s, frecuentado por políticos y famosos, fue parcialmente incendiado, el interior arrasado, con cristales rotos, mesas derribadas y pintadas en la fachada.

Asimismo, según el ministro del Interior, Christophe Castaner, denunció actos de “profesionales del destrozo y del desorden” y pidió a la policía responder con “la mayor firmeza a estos ataques inadmisibles”.

Según un balance divulgado por la policía a media mañana, 31 personas fueron detenidas.

Hacía semanas que no se veían en París escenas de saqueos y enfrentamientos como éstas, que recuerdan a las que se registraron en los mismos Campos Elíseos a finales de noviembre y principios de diciembre, y cuyas imágenes dieron la vuelta al mundo.