Internacional
Lunes 21 enero de 2019 | Publicado a las 09:24
Las opciones de Theresa May para dar con un plan B para el Brexit
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La expectativa de que Theresa May presente un nuevo enfoque, o Plan B, ante el Parlamento este lunes por la tarde probablemente termine en decepci√≥n. “Tiene las puertas abiertas, pero su cabeza est√° cerrada”, resumi√≥ el eurodiputado laborista Hilary Benn, tras su encuentro con la jefa del Gobierno brit√°nico.

Despu√©s de la devastadora derrota en la votaci√≥n de su acuerdo sobre el “brexit‚ÄĚ la semana pasada, May hab√≠a anunciado que hablar√≠a con representantes de la oposici√≥n de todos los partidos. Ahora, la primera ministra brit√°nica tendr√° que presentar un compromiso y un plan B. Pero la mano extendida hacia el otro campo pol√≠tico ha sido probablemente un gesto vac√≠o. May contin√ļa rechazando cualquier cambio en sus l√≠neas rojas. Un “brexit‚ÄĚ m√°s suave no est√° en discusi√≥n para ella.

El plan B es el plan A

En cambio, seguirá intentando persuadir a sus críticos dentro de sus propias filas, el DUP de Irlanda del Norte y los duros del partido tory, para que cambien de opinión, a fin de evitar una división en su propio partido.

Es probable que revise las negociaciones con la UE para cambiar el reaseguro contra una frontera estricta en Irlanda
. Hasta ahora, la UE se ha negado a fijar un límite temporal. Pero tampoco es seguro que los disidentes queden satisfechos con esto. Así que es probable que haya más de lo mismo, May y su Gobierno están dando vueltas en círculos.

¬ŅUn acuerdo especial con Irlanda?

Una propuesta para romper este ciclo podr√≠a ser, seg√ļn informes de medios brit√°nicos, la idea de resolver el problema de la frontera a trav√©s de un acuerdo especial con Irlanda. Sin embargo, es incierto hasta qu√© punto Irlanda, miembro de la UE, podr√≠a firmar, por su cuenta, un acuerdo separado con Gran Breta√Īa.

¬ŅY c√≥mo deber√≠a funcionar este tipo de uni√≥n aduanera angloirlandesa? El ministro de Asuntos Exteriores de Irlanda, Simon Coveney, ya ha indicado que su Gobierno seguir√° apoyando plenamente el acuerdo de salida con la UE, “incluso el apoyo negociado”.

Un portavoz de Downing Street neg√≥ estos informes en el transcurso del domingo, diciendo que tales propuestas no se conoc√≠an. Sin embargo, unas horas antes, el ministro de Comercio Liam Fox hab√≠a declarado a la BBC que la salida de este punto muerto podr√≠a ser un acuerdo con Irlanda sobre un “mecanismo alternativo” para evitar los controles fronterizos.

Gabinete en Caos

El caos en el gabinete de May contin√ļa. Los ministros expresan en p√ļblico declaraciones completamente contradictorias. Liam Fox, por ejemplo, advirti√≥ a los amigos de Europa que no secuestraran el “brexit”. Otros ministros, como Amber Rudd, buscan una soluci√≥n con compromiso y una salida m√°s suave. Sobre todo, hay de nuevo amenazas de dimisi√≥n de varios miembros del gabinete si las cosas cambian de rumbo. Theresa May ya ha perdido m√°s de una docena de ministros y altos funcionarios.

El Parlamento ensaya la rebelión

Los conservadores moderados como Dominic Grieve est√°n preocupados por que la disputa entre los dos principales partidos en torno al “brexit” sumerja al pa√≠s en un “brexit duro”, sin acuerdo. Entre otras cosas, Grieve intenta excluir este resultado mediante una iniciativa interpartidaria por votaci√≥n.

El portavoz del “brexit” del Partido Laborista, Keir Stamer, a su vez, est√° luchando por un segundo refer√©ndum. Detr√°s de todo esto est√° el intento de algunos parlamentarios de ganar control sobre la agenda, que tradicionalmente es planteada por el Gobierno.

El presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, ha sido de gran ayuda hasta ahora, dentro del alcance de sus posibilidades. Las normas de la Cámara se basan en la tradición y son interpretables. El Gobierno de May está furioso por la forma en que Bercow dirige el debate y ya lo considera como una violación de la práctica. Bercow puede, a su criterio, aceptar las solicitudes de los diputados y someterlas a votación.

Adem√°s de la iniciativa para llegar a alg√ļn acuerdo, tambi√©n se formularon propuestas para posponer la fecha de “brexit” o permitir un segundo refer√©ndum. Adem√°s, se est√°n discutiendo una serie de votos individuales sobre diversas variantes del “brexit”, como la uni√≥n aduanera o la soluci√≥n de Noruega, con el fin de averiguar d√≥nde residen las mayor√≠as en el Parlamento.

Dado que se espera que May decepcione de nuevo con la presentaci√≥n de su plan B a la mayor√≠a de los miembros del Parlamento, el procedimiento posterior decidir√° si los parlamentarios imponen sus votos sobre el futuro del “brexit” y cu√°les prevalecer√°n en el proceso. Quien gane esta lucha de poder determinar√° el futuro del pa√≠s.

May podr√≠a tener una segunda oportunidad para impulsar su acuerdo dentro de sus propias filas – o una mayor√≠a parlamentaria tomar√° el tim√≥n para socavar su plan. Desde nuevas elecciones hasta un segundo refer√©ndum, una extensi√≥n de la fecha de retiro, un “brexit” m√°s suave o ning√ļn “brexit”, todas las posibilidades siguen en juego.

Tendencias Ahora