Internacional
Lunes 19 noviembre de 2018 | Publicado a las 15:15 · Actualizado a las 15:26
Espa√Īa presiona para obtener un derecho a veto en acuerdo del Brexit por caso Gibraltar
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

Espa√Īa dej√≥ este lunes planear la amenaza de que no dar√° su visto bueno al acuerdo de divorcio cerrado con Reino Unido, si la Uni√≥n Europea (UE) no le garantiza su derecho a veto sobre la futura relaci√≥n del bloque con Gibraltar.

El gobierno espa√Īol considera que no queda claro en el art√≠culo 184 del acuerdo de divorcio que la negociaci√≥n sobre la futura relaci√≥n entre la UE y Reino Unido ser√° diferente de la negociaci√≥n sobre la futura relaci√≥n aplicada a Gibraltar, en la que Espa√Īa debe estar primero de acuerdo.

“Las negociaciones futuras sobre Gibraltar son negociaciones aparte. Y eso es lo que tiene que quedar claro. Hasta que no quede claro (…) pues no podremos dar nuestro acuerdo”, dijo este lunes a la prensa en Bruselas el ministro de Exteriores espa√Īol, Josep Borrell.

Londres asegur√≥ por su parte que el “acuerdo de retirada acordado la semana pasada cubre Gibraltar” y que no excluir√° ning√ļn territorio brit√°nico de las negociaciones sobre la futura relaci√≥n, seg√ļn un portavoz de Downing Street. “Conseguiremos un trato que funcione para toda la familia de Reino Unido”.

El art√≠culo 184 criticado por Madrid reza que “la UE y Reino Unido har√°n todo lo posible, de buena fe y respetando plenamente sus respectivos ordenamientos jur√≠dicos para adoptar las medidas necesarias para negociar r√°pidamente los acuerdos que regulen su futura relaci√≥n”.

Estos acuerdos, cuyas grandes líneas formarán parte de una declaración política sobre la futura relación actualmente en discusión, se negociarán tras la marcha de Reino Unido en marzo y durante un período de transición previsto por ahora hasta el 31 de diciembre de 2020 -prorrogable una vez- y entrarán en vigor a su fin.

Aunque el servicio jur√≠dico del Consejo de la UE dio garant√≠as a Espa√Īa sobre la interpretaci√≥n del texto, una fuente del gobierno espa√Īol indic√≥ no obstante que pidieron la modificaci√≥n del art√≠culo 184 y la inclusi√≥n de la misma idea en la declaraci√≥n pol√≠tica sobre la futura relaci√≥n.

“Hasta que no tengamos la declaraci√≥n futura y no sepamos lo que dice, si estamos de acuerdo o no, tampoco vamos a probar el acuerdo de retirada”,
subrayó Borrell, quien traza un paralelismo con unas declaraciones de la primera ministra británica, Theresa May, en la misma línea.

Este escollo aparece al inicio de una semana decisiva para Reino Unido y el bloque de cara a finalizar su acuerdo de divorcio y sentar las bases para una futura negociación comercial, a los que los mandatarios deben dar su visto bueno el próximo domingo en una cumbre en Bruselas.

Antes del inicio de la negociaci√≥n, los 27 socios de Reino Unido concedieron a Espa√Īa un derecho a veto sobre la aplicaci√≥n de los diferentes acuerdos sobre el Brexit a Gibraltar y el poder de negociar bilateralmente con Londres aspectos sobre este territorio, cuya soberan√≠a Madrid reclama.

El acuerdo de divorcio plasma as√≠ en un protocolo los diferentes √°mbitos de cooperaci√≥n entre Espa√Īa y Gibraltar, que ultiman Madrid y Londres, como los derechos de los ciudadanos, tabaco, medio ambiente, cooperaci√≥n policial y aduanera y asuntos fiscales.

Tendencias Ahora