Internacional
Jueves 20 septiembre de 2018 | Publicado a las 10:58
Reino Unido y UE inician recta final de negociación sobre el Brexit
Publicado por: Diego Vera La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los mandatarios europeos respondieron este jueves a la primera ministra británica, Theresa May, con mensajes de firmeza y de mano tendida, cuando las negociaciones del Brexit, empantanadas en la cuestión irlandesa, encaran su fase final.

“M√°s all√° de las duras declaraciones p√ļblicas en los medios de comunicaci√≥n”, “ambas partes son conscientes de que s√≥lo se puede encontrar una soluci√≥n si se acercan el uno al otro”, dijo a la prensa el canciller austr√≠aco, Sebastian Kurz.

Kurz, que ejerce la presidencia pro témpore del bloque, resumía la cena informal de líderes de la UE celebrada la víspera en la ciudad austríaca de Salzburgo, a quienes May pidió flexibilidad para hallar una solución para la frontera en Irlanda.

Londres y Bruselas buscan evitar la reintroducci√≥n de una frontera cl√°sica entre Irlanda y la provincia brit√°nica de Irlanda del Norte para salvaguardar as√≠ el acuerdo de paz de Viernes Santo de 1998, pero siguen sin una soluci√≥n com√ļn.

La UE aboga por mantener a Irlanda del Norte en la uni√≥n aduanera y el mercado √ļnico europeo, a falta de una soluci√≥n mejor. Este “backstop” (“red de seguridad”) figura en el acuerdo provisional de diciembre, pero Londres lo contesta ahora.

May reiter√≥ durante la cena a sus socios que esta soluci√≥n atentar√≠a contra la integridad de Reino Unido, creando una frontera aduanera de facto entre la provincia norirlandesa y el resto del pa√≠s, seg√ļn una fuente de su oficina.

A su llegada al segundo d√≠a de reuni√≥n, el primer ministro luxemburgu√©s, Xavier Bettel, carg√≥ contra mantener posiciones inamovibles. “Ambos tenemos que encontrar un compromiso. No es que tengamos que aceptar todo o que ella deba hacerlo”, dijo.

“Mantenerse unidos”

Las palabras m√°s conciliadores de Kurz o de Bettel no son un√°nimes entre los 27 socios de May, m√°xime cuando los planes brit√°nicos para evitar una frontera en la isla de Irlanda podr√≠an socavar el principio de indivisibilidad mercado √ļnico europeo.

Para lograr tambi√©n un “comercio sin fricciones”, la mandataria brit√°nica aboga por la creaci√≥n de una zona de libre comercio para bienes a ambos lados del Canal de la Mancha, algo que su par franc√©s, Emmanuel Macron, rechaz√≥ de plano.

“Debe hallarse una soluci√≥n, pero esta no debe da√Īar la coherencia, la fuerza de las cuatro libertades del mercado √ļnico”, dijo el presidente franc√©s sobre la libre circulaci√≥n ‚ÄĒindivisible‚ÄĒ de bienes, servicios, capitales y personas.

Macron urgi√≥ adem√°s a sus hom√≥logos a “mantenerse unidos” frente a May, ahora que las negociaciones del Brexit encaran su recta final de cara a lograr un acuerdo para noviembre que la Euroc√°mara y el Parlamento brit√°nico puedan ratificar a tiempo.

Los 27 deben perfilar este jueves su estrategia en las pr√≥ximas semanas de negociaci√≥n. El negociador europeo para el Brexit, Michel Barnier, ya indic√≥ esta semana que la UE podr√≠a “mejorar” su propuesta sobre la cuesti√≥n irlandesa.

¬ŅUn segundo refer√©ndum?

Los mandatarios querían un acuerdo final en la cumbre del 18 de octubre en Bruselas, pero, ante los escollos en las negociaciones, convocaron una cumbre extraordinaria a mediados de noviembre, cuya fecha concreta deben todavía determinar.

Además de la cuenta atrás, ambas partes enfrentan la presión de las advertencias, entre ellas del Fondo Monetario Internacional (FMI), sobre las consecuencias económicas de un divorcio previsto a fines de marzo de 2019 sin acuerdo.

El primer ministro irland√©s, Leo Varadkar, dijo que se preparan para ese escenario y reiter√≥ su deseo de evitar “nuevas barreras” para el comercio y las personas entre los territorios de la isla de Irlanda tras cuatro d√©cadas de membres√≠a a la UE.

Los británicos decidieron en 2016 en un referendo, marcado por el rechazo de la migración de europeos a Reino Unido, marcharse del bloque. May reiteró a sus socios que no se plantean convocar un segundo referéndum, pese a la presión interna en su país.

Los l√≠deres europeos apoyan “casi un√°nimemente” la celebraci√≥n de una segunda consulta una vez se conozca el resultado de la negociaci√≥n, indic√≥ a la BBC el primer ministro malt√©s, Joseph Muscat, un escenario que calific√≥ de “casi imposible”.

Tendencias Ahora