Internacional
Viernes 14 septiembre de 2018 | Publicado a las 11:53 · Actualizado a las 11:58
Pedro S√°nchez publica su tesis doctoral tras una avalancha de cr√≠ticas y dudas en Espa√Īa
Publicado por: Diego Vera
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El presidente del gobierno de Espa√Īa, Pedro S√°nchez, buscaba este viernes zanjar la pol√©mica en torno a su tesis doctoral, que ha sumado acusaciones de ser inventada, plagiada y una serie de irregularidades, que el gobernante socialista ha rechazado.

S√°nchez autoriz√≥ este viernes que el material se pudiera difundir a trav√©s de internet y quedara a disposici√≥n de cualquier persona. Hasta el jueves, la tesis s√≥lo se pod√≠a consultar en la biblioteca de la Universidad Camilo Jos√© Cela y sin que se pudiera sacar copia o fotografiar su contenido, algo com√ļn en este tipo de publicaciones.

El gobierno espa√Īol tras confirmar la liberaci√≥n del contenido, reiter√≥ que no existe ning√ļn tipo de plagio en el trabajo, como denunciaron los peri√≥dicos de derecha, ABC y OK Diario.

El gobierno someti√≥ a un software de an√°lisis la tesis doctoral de S√°nchez, para determinar si exist√≠a alg√ļn tipo de plagio, donde el programa Turnitin detect√≥ un 13% de coincidencia con otros trabajos, algo que se deber√≠a al uso de citas y referencias que no diferencias estas tecnolog√≠as.

Los niveles de coincidencia con otros trabajos “se deben a las citas y referencias obligadas en la elaboraci√≥n de cualquier documento de investigaci√≥n que cualquier software casi por defecto no puede discriminar a pesar de lo avanzado de su tecnolog√≠a”, explic√≥ el ejecutivo espa√Īol.

De acuerdo al diario El País, entre un 20% a 25% de nivel de coincidencia es tolerable siempre que sean citas o textos con referencia bibliográfica. Si el 13% es texto copiado, sin citas ni referencia, se consideraría plagio.

Las denuncias sobre la tesis de Sánchez también apuntan a que habría sido escrito por un exfuncionario del ministro de Industrias durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011) o que uno de los profesores que lo aprobaron habían escrito artículos previos con el actual presidente y que fueron usados en el doctorado. Ambas acusaciones son de OK diario y ABC.

Polémica con Ciudadanos

La polémica estalló el miércoles, cuando el líder del partido liberal Ciudadanos, Albert Rivera, improvisó en el Parlamento una pregunta dirigida a Sánchez para conminarlo a que publique su tesis.

“Hay dudas razonables sobre la publicaci√≥n de su tesis doctoral”; “haga usted p√ļblica su tesis” en internet, le lanz√≥.

“La tesis est√° publicada conforme a la legislaci√≥n”, le replic√≥ el presidente, con el semblante duro y visiblemente enfadado.

La universidad privada Camilo Jos√© Cela confirm√≥, tras una revisi√≥n, “la normalidad del proceso” de evaluaci√≥n de la tesis “de acuerdo a la normativa vigente y a los protocolos de verificaci√≥n y control habituales en el √°mbito universitario”.

“Disparo primero y pregunto despu√©s”

S√°nchez, licenciado en Ciencias Econ√≥micas y Empresariales, defendi√≥ su tesis sobre “innovaciones de la diplomacia espa√Īola” en noviembre de 2012 en dicha universidad.

En la base oficial de datos de tesis doctorales, Teseo, pod√≠a consultarse la composici√≥n del tribunal y un breve resumen, pero no el documento en s√≠, un flanco por el que le han venido las cr√≠ticas y las presiones en las √ļltimas horas.

Cristina Monge, profesora de ciencias políticas en la Universidad de Zaragoza, explica no obstante ante la Agence France-Presse que es normal dejar en cerrado una tesis cuando luego se quiere publicar un libro sobre la materia tratada, como efectivamente hizo Sánchez.

Cree por ello que su caso “no tiene nada que ver” con el de Pablo Casado, l√≠der del derechista Partido Popular, quien obtuvo un mag√≠ster en condiciones ventajosas en la universidad Rey Juan Carlos.

All√≠ estudiaron tambi√©n Cristina Cifuentes, ex presidenta conservadora de la regi√≥n de Madrid, y la √ļltima v√≠ctima del “mastergate”, la ministra de Salud de S√°nchez, Carmen Mont√≥n, que renunci√≥ el martes.

Ambas fueron acusadas de graves irregularidades en sus titulaciones.

“Hay inquietud social” ante el trato de favor que dejan traslucir los casos anteriores, estim√≥ Monge.

“Muchos padres de muchos cr√≠os est√°n pagando mucho dinero (para pagar esos m√°steres), y esto genera una sensaci√≥n de agravio muy importante en la clase media, que son votantes de Ciudadanos y PP”, a√Īade Monge.

“De momento es munici√≥n pol√≠tica” este tipo de acusaciones, que no se pueden hacer “por las buenas hasta que no haya una certeza absoluta”, incidi√≥ Paloma Rom√°n, profesora de ciencias pol√≠ticas en la Universidad Complutense de Madrid.

Rom√°n considera que la profusi√≥n de estas pol√©micas obedece a un cambio cultural en la pol√≠tica espa√Īola, en virtud del cual se est√° dando “una actualizaci√≥n de temas por los cuales se puede exigir una dimisi√≥n”. Aunque dicho cambio, observa, se est√° dando de forma vertiginosa: “lo que est√° pasando es: disparo primero y pregunto despu√©s”.

Por el momento, el propio Pablo Casado ha guardado perfil bajo.

Este mes, el Tribunal Supremo debe decidir si lo investiga por un presunto delito de prevaricación en la obtención de su máster en 2008, cuando era diputado del PP en el Parlamento de la región de Madrid.

Tendencias Ahora