Internacional
Lunes 12 marzo de 2018 | Publicado a las 09:59
Theresa May prepara respuesta por atentado en Reino Unido contra exespía ruso
Publicado por: Diego Vera La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La primera ministra británica Theresa May presidió este lunes una reunión del Consejo nacional de seguridad sobre el atentado con gas nervioso contra un ex espía ruso, entre presiones para que tome represalias contra Rusia.

Adem√°s, las autoridades brit√°nicas fueron se√Īaladas por haber tardado una semana en admitir que quedaban rastros de contaminaci√≥n en el bar y restaurante a los que acudieron Sergu√©i Skripal y su hija Yulia antes de ser hallados inconscientes en un banco en plena calle en la ciudad inglesa de Salisbury, en el sudoeste del pa√≠s.

El ex coronel y su hija siguen en estado grave en el hospital, junto a un policía que también resultó herido al atenderles pero cuyo estado no es tan preocupante.

La primera ministra ha recibido llamados de pol√≠ticos relevantes para que tome represalias contra Rusia por el crimen, aunque Mosc√ļ ha negado cualquier implicaci√≥n y la investigaci√≥n no la se√Īala de momento.

“Es una investigaci√≥n en curso, es importante que permitamos a la polic√≠a continuar con su trabajo”, dijo a la prensa un portavoz de May comentando la reuni√≥n del Consejo de seguridad nacional.

“Si alcanzamos un punto en que podemos atribuir este atentado, lo haremos y el gobierno dar√° la respuesta apropiada”, a√Īadi√≥.

“Me sorprender√≠a que no se√Īale al Kremlin”

El diputado Tom Tugendhat, que preside el comit√© de Relaciones Exteriores de la C√°mara de los Comunes, dijo este lunes que el crimen tiene “toda la mala pinta de un intento de asesinato auspiciado por un Estado”.

Tugendhat cree que May no tardar√° en responder, y, a√Īadi√≥, “me sorprender√≠a que no se√Īale al Kremlin” de Vladimir Putin.

El portavoz de Putin, Dimitri Peskov, volvi√≥ a negar la implicaci√≥n de Mosc√ļ y estim√≥ que “es un incidente ocurrido en territorio brit√°nico, y no es un tema ni de Rusia ni de sus dirigentes”.

Algunas voces estimaron que si a Rusia se le hubiera ocurrido volver a tratar de matar de nuevo a uno de sus ex agentes en suelo brit√°nico, la culpa ser√≠a en parte de la tibia respuesta de Londres a la muerte de Alexander Litvinenko hace 12 a√Īos.

“Desgraciadamente volvi√≥ a ocurrir, no se aprendieron las lecciones del asesinato de mi marido”, dijo la viuda de Litvinenko a la BBC.

Este antiguo agente de los servicios secretos rusos se volvió un feroz crítico de la corrupción en el Kremlin de Vladimir Putin, y acabó siendo asesinado con polonio-210 en un hotel de Londres, en lo que fue descrito durante la investigación como el primer atentado nuclear.

El antiguo agente murió en 2006 al cabo de tres semanas de agonía atroz y la cafetería del hotel donde se cometió el envenenamiento acabó fuertemente contaminada.

Polémico aviso una semana después

Tras una semana diciendo que no exist√≠a peligro para el p√ļblico, las autoridades pidieron a cerca de 500 clientes que estuvieron en el pub y el restaurante en los que Skripal y su hija tomaron algo y comieron antes de caer enfermos, lavaran la ropa usada aquel d√≠a porque se hab√≠an encontrado huellas de contaminaci√≥n.

Adem√°s, se les pidi√≥ que limpiaran con toallas h√ļmedas o agua con jab√≥n todos los accesorios, objetos y cartera que ten√≠an, incluidos los tel√©fonos celulares.

“Hemos sabido que hay rastros de contaminaci√≥n con el agente neurot√≥xico en el Mill Pub y en el restaurante Zizzi de Salisbury”
, declaró en una conferencia de prensa la jefa del Public Health England, Sally Davies.

“Estoy convencida de que esto no ha puesto en peligro la salud de quienes se encontraban en el Mill Pub o el Zizzi”, agreg√≥, considerando que la medida de precauci√≥n concierne a “menos de 500 personas”.

Las v√≠ctimas se encontraban el domingo en “estado cr√≠tico pero estables” en cuidados intensivos, dijo en una conferencia de prensa Cara Charles-Barks, directora general del servicio p√ļblico de salud (NHS) en Salisbury. El polic√≠a hospitalizado despu√©s de su intervenci√≥n en este caso est√° “consciente” aunque tambi√©n permanece “en un estado grave pero estable”.

URL CORTA: http://rbb.cl/jl9k
Tendencias Ahora