Internacional
Escándalo en Alemania: fabricantes de vehículos habrían hecho pruebas con monos y humanos
Publicado por: Diego Vera La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El esc√°ndalo de los motores di√©sel sacude otra vez a los fabricantes de autom√≥viles alemanes, tras revelarse que realizaron pruebas con monos y humanos para medir el impacto de emisiones de gases contaminantes, otro caso que puede empa√Īar a√ļn m√°s su imagen.

El gobierno alem√°n “conden√≥” estas pruebas a trav√©s de su ministro de Transportes y Agricultura, Christian Schmidt, que pidi√≥ a la comisi√≥n de investigaci√≥n encargada del “dieselgate” que examine tambi√©n estas acusaciones.

Este caso “muestra que la confianza en la industria automotriz vuelve a mermar”, indic√≥ Schmidt.

Experimentos de este tipo “son injustificables desde un punto de vista √©tico”, lament√≥ el portavoz del gobierno Steffen Seibert, y exigi√≥ explicaciones de los grupos implicados.

Volkswagen, BMW, Daimler y OEM Bosch se enfrentan a dos casos separados, casi simultáneos, que involucran a una organización de investigación que financiaron, el EUGT, ahora cerrado.

El primer esc√°ndalo, revelado por el diario The New York Times, dijo que en 2014 en Estados Unidos se hicieron pruebas con monos que estaban encerrados en frente a dibujos animados mientras se les hac√≠a respirar el humo emitido por la √ļltima versi√≥n del escarabajo (Beetle), modelo emblem√°tico de Volkswagen.

El objetivo era “probar que los veh√≠culos diesel de tecnolog√≠a reciente son m√°s limpios que los modelos viejos”, afirm√≥ el diario al mencionar el argumento clave de estos fabricantes para entrar al mercado estadounidense.

Volkswagen reaccion√≥ desde el s√°bado e indic√≥ que tomaba “claramente distancias con cualquier forma de maltrato de animales”.

Pero el caso adquiri√≥ una nueva dimensi√≥n el lunes cuando el diario alem√°n S√ľddeutsche Zeitung afirm√≥ que estos tests sobre los efectos de la inhalaci√≥n de di√≥xidos de nitr√≥geno (NOx) tambi√©n fueron efectuados con 25 humanos sanos.

Tomar distancia

Un instituto médico en la ciudad de Aquisgrán (oeste), a cargo de EUGT, hizo inhalar en 2013 y 2014 diferentes concentraciones de dióxido de nitrógeno (NO2) a 25 personas en buen estado de salud, informaron ambos periódicos.

Este estudio “no tiene nada que ver con el esc√°ndalo del di√©sel”, que afecta desde hace dos a√Īos a varios fabricantes, entre ellos a Volkswagen, ni tampoco con las pruebas con los monos, se defendi√≥ este lunes el instituto.

El objetivo era medir el efecto de la exposici√≥n al NO2 en el lugar de trabajo, “por ejemplo para los conductores de camiones, mec√°nicos o soldadores”, y as√≠ recomendar una posible reducci√≥n de los umbrales regulatorios, explic√≥ el instituto.

Pero Daimler se “distanci√≥ expresamente del estudio y del EUGT”, seg√ļn un portavoz consultado por la AFP mientras que BMW desminti√≥ haber participado.

Volkswagen asegur√≥ en una √ļltima reacci√≥n que un “consejo cient√≠fico independiente” estableci√≥ los temas de investigaci√≥n “muy variados” de este organismo, fundado en 2007 por grupos alemanes.

Sin embargo, ninguna de sus declaraciones fue suficiente para aplacar la polémica, y reavivó la crisis de confianza que afecta a los grandes fabricantes de autos después de las revelaciones sobre la alteración a gran escala de sus modelos diesel.

“La imagen de los fabricantes de autom√≥viles se vio golpeada de manera importante con el esc√°ndalo de los motores alterados y las revelaciones actuales afectan a√ļn m√°s”, estim√≥ Claudia Kemfert, del instituto econ√≥mico DIW, citado por el diario Handelsblatt.

Consternación

Bernd Althusmann, ministro de Econom√≠a de Baja Sajonia, un estado federal accionista de VW, calific√≥ por su lado estos experimentos de “absurdos e inexcusables”.

“El comportamiento del grupo debe respetar los requisitos √©ticos en todos los aspectos”, dijo.

A fines de 2015, el grupo Volkswagen había reconocido haber equipado 11 millones de sus vehículos diésel -de ellos unos 600.000 en Estados Unidos- con un programa que falseaba los tests sobre contaminación y disimulaba emisiones que a veces eran hasta 40 veces superiores a lo autorizado por las normas.

Tras el “dieselgate”, los constructores alemanes decidieron poner fin a la actividad del UEGT, actualmente en liquidaci√≥n, seg√ļn precisa S√ľddeutsche Zeitung.

Este esc√°ndalo “afectar√° de manera perdurable la confianza de las personas hacia la industria automotriz”, estim√≥ en declaraciones a la AFP Ferdinand Dudenh√∂ffer, director del Centro de Investigaci√≥n Automor.

Tendencias Ahora