Internacional
Desconfianza en vacunas desata brote de sarampión en Ucrania
Publicado por: Emilio Lara La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los padres entran preocupados en el Hospital Infantil N¬ļ7 de Kiev, capital de Ucrania, por el brote de sarampi√≥n que azota al pa√≠s como consecuencia de una tasa de vacunaci√≥n muy deficiente.

En un s√≥lo d√≠a, este hospital p√ļblico del centro de la capital ucraniana vacun√≥ a 150 ni√Īos. “Es tres o cuatro veces m√°s que de costumbre“, afirma su directora, Oksana Gutova. La enorme afluencia ha llevado al establecimiento a abrir los fines de semana.

“En dos d√≠as, hemos agotado nuestra reserva de vacunas de sarampi√≥n, paperas y rub√©ola previstas para tres meses”, reconoci√≥ un pediatra de un centro privado de la urbe.

Este interés repentino se debe a un brote de sarampión que mató a tres ucranianos en enero, obligando a algunos colegios a prolongar las vacaciones escolares para evitar contagios.

Como consecuencia de a√Īos de desconfianza de las vacunas y de dificultades para importarlas, Ucrania figura entre los pa√≠ses de Europa m√°s afectados por esta enfermedad, junto con Ruman√≠a, Italia, Francia, Alemania y Grecia.

El a√Īo pasado se registraron 4.782 casos de sarampi√≥n, de los cuales cinco fueron mortales, y durante enero de 2018, casi 2.100 ucranianos han sido contagiados, de los cuales tres murieron, entre ellos dos ni√Īos.

Certificados falsos

Las autoridades y las organizaciones internacionales lo atribuyen a a√Īos de vacunaci√≥n insuficiente: en 2016 fue de 42% para la primera dosis, la tercera m√°s baja en el mundo en 2016, seg√ļn Unicef.

El a√Īo pasado, la cifra subi√≥ a 93% para la primera dosis y a 91% para la segunda seg√ļn Kiev, pero los a√Īos de retraso siguen pasando factura.

“Hacemos progresos pero a√ļn no lo hemos solucionado todo”, afirm√≥ a la AFP la representante de Unicef en Ucrania, Giovanna Barberis, que asegura que la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS) recomienda una tasa de 98% para prevenir las hospitalizaciones masivas y los casos mortales.

Las cifras de las autoridades ucranianas son vagas en el sentido que, como la vacunaci√≥n es obligatoria, muchos de los padres recelosos prefieren pagar sobornos a los m√©dicos para obtener certificados falsos. √Čsto repercute en las estad√≠sticas.

Seg√ļn un estudio de 2016, el 52% de los profesionales de Salud hab√≠a recibido demandas de certificados falsos, asegur√≥ Barberis.

¬ŅDifteria?

El país ya sufrió otros brotes de sarampión; el más grave en 2006, con más de 40.000 personas contagiadas.

Las autoridades lanzaron una campa√Īa de vacunaci√≥n, pero la muerte en 2008 de un adolescente inmunizado con una vacuna de fabricaci√≥n india sin certificar reforz√≥ la desconfianza.

La investigaci√≥n concluy√≥ que el fallecimiento no se debi√≥ a la vacuna, pero esto no convenci√≥ a la opini√≥n p√ļblica.

Ahora, las autoridades de Odesa, con el mayor n√ļmero de casos, prolongaron las vacaciones escolares y el ayuntamiento de Kiev prohibi√≥ el acceso a los colegios a los ni√Īos sin vacunar.

Esto llev√≥ a muchos padres a vacunar a sus hijos. Oleksandra Filatova lleg√≥ al hospital con sus dos hijas de cinco y diez a√Īos, quienes nunca fueron vacunadas.

“Escuch√© todo tipo de historias terribles sobre ni√Īos paralizados o que dejaron de hablar”, dijo, tras lo cual -al parecer- cambi√≥ de opini√≥n: “Van a recibir todas las vacunas necesarias”, asegur√≥.

Los médicos dieron la voz de alarma, como el pediatra ucraniano, Evguen Komarovski: después del sarampión, el país se expone a un brote de difteria, infección aguda provocada por un vacilo que afecta la laringe, la nariz y la garganta y que produce fiebre, además de dificultad para respirar.

Tendencias Ahora