Internacional
Ola de fervor patri√≥tico espa√Īol en respuesta a independentistas
Publicado por: Claudia Mi√Īo La informaci√≥n es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La apuesta independentista catalana ha despertado en Espa√Īa un entusiasmo patri√≥tico palpable en las grandes manifestaciones y en la exhibici√≥n sin complejos y multitudinaria de banderas espa√Īolas, algo reservado hasta ahora al f√ļtbol.

“Nos unimos porque se quieren cargar Espa√Īa, para defenderla”, lanz√≥ Fernando G√≥mez, un palentino de 74 a√Īos que vive en Madrid desde hace muchos, en la manifestaci√≥n a favor de la unidad nacional el s√°bado en la plaza Col√≥n de la capital.

El orgullo de ser espa√Īol “no ha aumentando, es que ahora se demuestra. Igual con esto se nos quitan las verg√ľenzas”, explic√≥ a la AFP Roc√≠o Villanueva, una madrile√Īa de 30 a√Īos que llevaba una bandera espa√Īola en la cintura.

Un mar de banderas espa√Īolas portadas por 50.000 asistentes -seg√ļn la Delegaci√≥n de Gobierno- cubri√≥ la plaza de Col√≥n de Madrid el s√°bado, extendi√©ndose por la calle G√©nova y Goya.

“Lo de Catalu√Īa ha hecho reverdecer ideas, pensamientos que estaban olvidados en Espa√Īa”, explic√≥ a la AFP Iv√°n Espinosa, portavoz de la Fundaci√≥n DENAES (por la Defensa de la Naci√≥n Espa√Īola), organizadora de la manifestaci√≥n de Madrid.

Sosa Días es una empresa de Colmenar Viejo, cerca de Madrid, que fabrica banderas y que estos días no da abasto.

“Hemos triplicado en un mes lo que vendemos en un a√Īo”, dijo su propietario Jos√© Lu√≠s Sosa, a la emisora de radio COPE, explicando que era la primera vez que pasa algo as√≠ por razones pol√≠ticas.

Tambi√©n en Catalu√Īa

Este domingo, miles y miles de catalanes o venidos de otras regiones pasearon banderas espa√Īolas por Barcelona para reclamar “cordura” -el lema de la manifestaci√≥n- y que el presidente catal√°n Carles Puigdemont frene el plan de declarar unilateralmente la independencia.

“Queremos una Espa√Īa unida, estoy muy cansada de estar callada, cada vez que sacamos las banderas espa√Īolas nos llaman fascistas”, explic√≥ Susana Cerezal, una catalana de 41 a√Īos, votante socialista, que lleg√≥ de Figueras para la manifestaci√≥n.

Si la manifestaci√≥n de Madrid estuvo m√°s dominada por los votantes conservadores, la de Barcelona cont√≥ con el apoyo del Partido Socialista de Catalu√Īa, lo que garantiza la presencia de parte de su electorado.

Para Espinosa, de la Fundaci√≥n DENAES, el espa√Īolismo llevaba a√Īos aletargado por razones hist√≥ricas.

“La izquierda en Espa√Īa ha tenido poco sentimiento patri√≥tico desde la Guerra Civil, y la derecha ha tenido, desde el a√Īo 1975, un terrible complejo de asociar el patriotismo, negligentemente, con √©pocas de opresi√≥n”, respondi√≥ Espinosa, aludiendo a la dictadura de Francisco Franco (1939-1975).

Para el presidente del gobierno espa√Īol, Mariano Rajoy, no hay nada inquietante en este fervor, explic√≥ al diario El Pa√≠s. Las manifestaciones pro-espa√Īolas de estos d√≠as “son pac√≠ficas”, dijo.

“La gente tiene derecho a decir soy espa√Īol, estoy orgulloso de serlo y estoy orgulloso de mi Constituci√≥n. Me parece bien”, sentenci√≥ Rajoy.

La asociaci√≥n entre nacionalismo espa√Īol y Franco -y la amalgama con elementos folcl√≥ricos como los toros y el flamenco- hizo que los nacionalismos que se opusieron a la dictadura -el catal√°n y el vasco- fueran percibidos como m√°s progresistas.

En la actualidad, el nacionalismo espa√Īol ha virado “hacia lo que podr√≠amos llamar el nacional-constitucionalismo”, explic√≥ en la radio Cadena Ser Pablo Sim√≥n, profesor de Ciencias Pol√≠ticas de la Universidad Carlos III de Madrid.

Se trata de “una identidad generada en torno al consenso de la Transici√≥n (democr√°tica), en torno al mito fundacional de entonces, con valores m√°s ‘soft’ como pueden ser la selecci√≥n espa√Īola” de f√ļtbol, explic√≥ Sim√≥n.

¬ŅPatriotas o nacionalistas?

Los protagonistas de este resurgimiento rechazan la etiqueta de “nacionalistas”, que prefieren reservar para los independentistas catalanes, y prefieren la de “patriotas”.

“Nos diferenciamos del nacionalismo en que este tiene tendencia a creer que unos son mejores que otros en funci√≥n de las ideas que tengan o de sus lugares de nacimiento”, explic√≥ Espinosa.

Josep Piqu√©, catal√°n y ex ministro del Partido Popular, resalt√≥, en una tribuna en el diario El Mundo, “la tremenda importancia de reivindicar el patriotismo espa√Īol (…) contrapuesto a un nacionalismo que acaba comparando a Catalu√Īa con un pa√≠s n√≥rdico y al resto de Espa√Īa con el norte de √Āfrica”.

Para el historiador Carlos Gil Andr√©s, autor de “Historia de Espa√Īa en el siglo XX” o “De Cuba a la Guerra Civil”, no hay “ninguna” diferencia, dijo a la AFP.

“Los nacionalistas espa√Īoles piensan que no lo son. Creen que el nacionalismo catal√°n es malo pero que sentirse espa√Īol es lo ‘normal"”, a√Īadi√≥ el historiador.

Para Gil Andr√©s, “la identidad nacionalista est√° latente” y siempre estuvo ah√≠. “No resurge, se moviliza. Todos los nacionalismos se alimentan entre s√≠, se construyen en torno a un ‘nosotros’ por oposici√≥n a un ‘ellos"”.

URL CORTA: http://rbb.cl/i67j
Tendencias Ahora