Internacional
Hollande renuncia a una reelección y deja vía libre en la izquierda francesa
Publicado por: Rubén Quast La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Con su renuncia a una reelección, el presidente francés François Hollande despejó el camino para las primarias del Partido Socialista y una parte de la izquierda, entre rumores de una posible candidatura de su primer ministro Manuel Valls.

“Soy consciente de los riesgos que conllevar√≠a mi candidatura, que no re√ļne todos los consensos. Por lo tanto, he decidido no ser candidato a la elecci√≥n presidencial”, anunci√≥ el jueves por la noche Fran√ßois Hollande, en una alocuci√≥n solemne en el palacio del El√≠seo.

Fran√ßois Hollande, 62 a√Īos, que lleg√≥ al poder tras derrotar al conservador Nicolas Sarkozy, se convierte as√≠ en el primer presidente de la Quinta Rep√ļblica que renuncia a la reelecci√≥n.

Todos los sondeos se√Īalaban que el mandatario franc√©s se encaminaba a una humillante derrota, con apenas 7% de las intenciones de voto, en la primera vuelta de la elecci√≥n presidencial prevista en abril de 2017, muy por detr√°s del aspirante de la derecha, Fran√ßois Fillon, y de la l√≠der del ultraderechista Frente Nacional (FN), Marine Le Pen.

Su renuncia a optar a un segundo mandato deja el campo libre al primer ministro, Manuel Valls, espa√Īol de nacimiento y naturalizado franc√©s a los 20 a√Īos, que podr√≠a oficializar en los pr√≥ximos d√≠as su candidatura a las primarias socialistas del 22 y 29 de enero.

El fin de semana pasado, Valls, de 54 a√Īos, increment√≥ la presi√≥n sobre el presidente Hollande que manten√≠a el suspenso sobre sus intenciones, anunciando que no descartaba presentarse a los comicios internos del Partido Socialista (PS).

Desde hace unas semanas, Valls, que provoca el rechazo de una parte de los socialistas debido a un discurso proempresas y su car√°cter considerado como autoritario, intenta ampliar su base electoral con un discurso m√°s matizado.

Evitar la implosión de la izquierda

Otros l√≠deres de la izquierda, como los exministros Arnaud Montebourg y Beno√ģt Hamon, que dimitieron del gobierno en 2014, en desacuerdo con la l√≠nea econ√≥mica adoptada por el ejecutivo, anunciaron su intenci√≥n de presentarse a las primarias socialistas.

Al margen de las primarias socialistas, existen las candidaturas del izquierdista Jean-Luc Mélenchon, apoyado por el Partido Comunista, quien obtuvo 11% de los votos en la primera vuelta de los comicios presidenciales de 2012, y la de Emmanuel Macron, exministro de Hollande, más volcado al centro.

“Como socialista, porque es el compromiso de toda mi vida, no puedo aceptar (…) la implosi√≥n de la izquierda, ya que eliminar√≠a cualquier esperanza de derrotar al conservadurismo y, peor a√ļn, al extremismo”, expuso Hollande, que con su decisi√≥n espera evitar que la izquierda pierda las elecciones.

Mientras tanto, frente a una izquierda fragmentada, la derecha francesa ya est√° en orden de batalla. Los conservadores designaron la semana pasada al ex ministro Fran√ßois Fillon, de 62 a√Īos, como candidato presidencial.

Seg√ļn los √ļltimos sondeos, Fillon, un conservador cat√≥lico que promete reformas econ√≥micas profundas, encabezar√≠a la primera vuelta, por delante de la l√≠der de extrema derecha, Marine Le Pen, que tiene grandes posibilidades de pasar a la segunda vuelta de las presidenciales, como lo hizo su padre, Jean-Marie Le Pen, en 2002.

Durante su alocución, Hollande defendió su gestión y enumeró los desafíos que enfrenta el país, desde la amenaza yihadista hasta el populismo de derecha.

“Se los digo claramente, francamente: el peligro m√°s grande, es el proteccionismo, el ostracismo, ser√≠a un desastre”, advirti√≥, llamando a los franceses a rechazar los extremos en las presidenciales del pr√≥ximo a√Īo.

Esta advertencia tiene un eco a√ļn mayor en momentos en que Europa retiene su aliento, pendiente de las urnas en Austria, frente al posible ascenso al poder de la extrema derecha.

Tendencias Ahora