Internacional
Cadena perpetua para ultraderechista que asesinó a diputada británica
Publicado por: Diego Vera La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El ultraderechista brit√°nico que mat√≥ a la diputada laborista y proeuropea Jo Cox en junio, en plena campa√Īa del refer√©ndum sobre la UE, fue condenado a cadena perpetua este mi√©rcoles por un tribunal de Londres.

Thomas Mair, de 53 a√Īos, mat√≥ a Cox en las calles de la localidad de Birstall, en el norte de Inglaterra, dispar√°ndole y acuchill√°ndola al grito de “¬°Gran Breta√Īa, primero!”, en un acto de “brutalidad y cobard√≠a gratuita”, seg√ļn se dijo en el juicio.

El asesino convicto, que guardaba en su casa abundante propaganda nazi, actuó por razones ideológicas, determinó el tribunal.

Cox ten√≠a 41 a√Īos y era madre de dos hijos peque√Īos.

Como la v√≠ctima “era miembro del Parlamento, su crimen tiene una dimensi√≥n adicional que exige un castigo particular”, dijo el juez Alan Wilkie antes de imponer la cadena perpetua sin posibilidad de revisi√≥n, algo muy inusual en el Reino Unido.

“No hay duda de que (el acto) se hizo para promover una causa pol√≠tica”, a√Īadi√≥.

“Mair no explic√≥ su acto, pero la fiscal√≠a pudo demostrar que, movido por el odio, su crimen premeditado es un acto de terrorismo destinado a realzar su ideolog√≠a”, afirm√≥ Sue Hemming, del ministerio p√ļblico, en un comunicado.

El acusado, que se había declarado no culpable pero renunció a su defensa, asistió impasible a la lectura del veredicto y la condena.

El marido de la diputada, Brendan Cox, tild√≥ el asesinato de “un acto pol√≠tico y un acto terrorista”.

La muerte de Cox, defensora de los refugiados y los inmigrantes, ocurri√≥ en una campa√Īa cuya agresividad y juego sucio hab√≠an sido denunciadas desde muchos sectores, y que fue suspendida durante tres d√≠as en se√Īal de luto.

“No nos interesa la persona que lo perpetr√≥, sentimos piedad por √©l”, a√Īadi√≥ el marido. “Jo se interesaba por todo el mundo, no por su ego, sino por su deseo de ayudar”.

Durante el juicio, se estableció además que, cuando empezó la agresión, Cox pidió a su personal que escapara del peligro en vez de ir a defenderla.

El l√≠der del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, afirm√≥ que “el asesinato fue un ataque a la democracia y priv√≥ al mundo de una embajadora de la bondad y la compasi√≥n”.

“Jo vivi√≥ de acuerdo a sus valores hasta el final, cuando antepuso la seguridad de su personal a la suya. El Partido Laborista estar√° siempre orgulloso de Jo”, sentenci√≥.

Tendencias Ahora