Internacional
¬ŅC√≥mo afectar√° el Brexit a las elecciones en Espa√Īa?
Publicado por: Erasmo Tauran La información es de: Deutsche Welle
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Es jornada de reflexi√≥n en Espa√Īa, que este domingo repite las re√Īidas elecciones de diciembre, tras las que los partidos fueron incapaces de formar Gobierno. Est√° prohibido que los pol√≠ticos hagan campa√Īa o pidan el voto, aunque se empe√Īan en salir a correr, ir al cine o a alg√ļn restaurante conocido o, simplemente, a alg√ļn sitio p√ļblico para aparecer, como sea, por televisi√≥n. Los sondeos pronostican un resultado tan apretado como el anterior con casi un tercio de indecisos.

En el d√≠a previo a este supuesto d√≠a de reflexi√≥n, enrarecido desde que existen las redes sociales, el brexit irrumpi√≥ para eclipsar completamente a los pol√≠ticos. Sin embargo, ha servido de excusa para que, el d√≠a previo a la votaci√≥n, ellos o sus seguidores aparezcan en los medios e inunden las redes para hablar de algo que no sean las elecciones‚Ķ al menos, directamente. ¬ŅPero c√≥mo puede afectar el brexit a las elecciones en Espa√Īa? ¬ŅComo hasta el punto de que uno de los principales diarios, ABC, abra su p√°gina web con un art√≠culo titulado “El 26-J: una cita con las urnas a la sombra del brexit”?

El propio presidente en funciones, Mariano Rajoy, se refiri√≥ al brexit en su discurso de cierre de campa√Īa. “Para gestionarlo bien, defender los intereses de los europeos y lo que quieren los espa√Īoles, se necesita un Gobierno fuerte, con conocimientos, con solvencia y que haya demostrado con hechos tener capacidad de defender en Europa lo que le interesa a Espa√Īa”, dijo. La secretaria general de su partido, el conservador Partido Popular, Mar√≠a Dolores de Cospedal, se refiri√≥ tambi√©n al brexit para advertir que “hoy m√°s que nunca Espa√Īa necesita un partido como el PP que defienda la integraci√≥n en Europa”.

Ambos remarcaban as√≠ la falta de experiencia de mandato en sus oponentes. Adem√°s, las pol√≠ticas de contenci√≥n del gasto p√ļblico impuestas por Europa han sido durante meses muy criticadas por las fuerzas de izquierda, sobre todo por el emergente Podemos, el rival a batir por los populares. Su secretario general, Pablo Iglesias, lleg√≥ incluso en televisi√≥n a sugerir que una de las causas de la gran crisis econ√≥mica que ha vivido el pa√≠s era la pol√≠tica de moneda √ļnica, que impide recurrir a devaluaciones para potenciar las exportaciones. ¬ŅSe volver√°n en su contra esas cr√≠ticas, ahora que hay un precedente de un pa√≠s que decide salir de la Uni√≥n Europea?

√Čl debe pensar que s√≠, ya que se apresur√≥ a declarar, tras conocerse el resultado del refer√©ndum por el brexit, que se trataba de “el d√≠a m√°s triste para Europa“. Espa√Īa era, seg√ļn las encuestas, el pa√≠s de la uni√≥n en el que m√°s se abogaba por la permanencia de Gran Breta√Īa. As√≠ que el impacto ha debido ser grande. En cualquier caso, Iglesias no lleg√≥ a pedir nunca la salida de Espa√Īa de la Uni√≥n Europea, aunque s√≠ del euro.

Independentismo

Lo que s√≠ que ha pedido reiteradamente es la celebraci√≥n de un refer√©ndum de independencia en Catalu√Īa y otras regiones con fuertes movimientos separatistas. Por un lado, el brexit ha sido fruto de un refer√©ndum (aunque el Reino Unido es un pa√≠s soberano, por lo que ser√≠a err√≥neo verlo como una consulta independentista). Por otro, va a propiciar la reedici√≥n del celebrado para la independencia de Escocia. ¬ŅQu√© conclusiones se pueden sacar? En primer lugar, que es posible la celebraci√≥n de estos referendos. En segundo lugar, que los resultados pueden ser impredecibles y que, quiz√°, sea mejor no abrir la caja de los truenos.

El brexit puede dar alas a los independentistas y, en las regiones en las que los hay, a los partidos que est√°n dispuestos a convocar referendos independentistas. Tambi√©n puede restar a estos √ļltimos votos en las regiones donde no hay movimientos independentistas y, de hecho, se rechaza el independentismo. Y eso s√≥lo porque la votaci√≥n del brexit fue hace dos d√≠as. Es dif√≠cil pensar que quienes unieron el Reino Unido, construyeron el Imperio Brit√°nico y lo mantuvieron con sangre, sudor y l√°grimas, vayan a dejar ahora que se desmembre a trav√©s de las urnas.

En este sentido, ha entrado tambi√©n en el debate pol√≠tico espa√Īol un viejo olvidado: las reivindicaciones sobre el Pe√Ī√≥n de Gibraltar, de soberan√≠a brit√°nica desde el tratado de Utrecht en 1713, pero situado en plena costa de C√°diz, al sur de Espa√Īa. ¬ŅSeguir√° siendo parte del Reino Unido o podr√° decidir continuar en la Uni√≥n Europea? Es un debate est√©ril que los pol√≠ticos espa√Īoles utilizan a sabiendas de que Gran Breta√Īa no va a renunciar al estrat√©gico enclave, ni estando dentro ni fuera de la Uni√≥n Europea.

Ley electoral

Que el brexit no es ninguna broma para los espa√Īoles lo expresa el dato que la Bolsa de Madrid sufri√≥ el viernes la mayor ca√≠da de su historia en un solo d√≠a: un 12,35 por ciento. Probablemente es fruto de la incertidumbre en los mercados, m√°s que de la interconexi√≥n de la econom√≠a espa√Īola con el mercado brit√°nico, del que proceden √ļnicamente el 4 por ciento de las importaciones y al que se destinan el 6,5 por ciento de las exportaciones. Los n√ļmeros y los hechos, a veces, cuentan menos que las percepciones.

Pero eso s√≥lo a la hora de vender acciones o de emitir un voto. A la hora de contarlos, lo que vale es la matem√°tica pura. La ley electoral espa√Īola se dise√Ī√≥, durante la transici√≥n a la democracia, para fomentar el bipartidismo. La conocida como Ley d’Hont para distribuir los esca√Īos favorece a las listas m√°s votadas. Con un 40 por ciento de los votos se puede obtener casi un sesenta por ciento de los esca√Īos. Adem√°s, la distribuci√≥n provincial de las circunscripciones electorales se estableci√≥ para que los partidos con una presencia concentrada en una regi√≥n obtuvieran tambi√©n una sobrerrepresentaci√≥n. Se hizo para contentar a los partidos nacionalistas y regionalistas, con gran protagonismo en la transici√≥n.

Partidos como Podemos han venido clamando contra ese bipartidismo y esa ley electoral aunque, a la hora de la verdad, han demostrado que la incapacidad de formar Gobierno en un sistema pluripartidista como el Italiano era tambi√©n posible en Espa√Īa. En esta ocasi√≥n, se han aliado a Izquierda Unida para llevar una lista conjunta. Simplemente han calculado que, con la distribuci√≥n territorial de los votos de ambos, as√≠ obtendr√≠an m√°s esca√Īos con los mismos votos. No hay que olvidar, que muchos de los integrantes de Podemos son profesores de Ciencias Pol√≠ticas: conocen muy bien la ley electoral contra la que protestan.

El brexit, decidido por un 51,9 por ciento de votos a favor, tambi√©n puede tener en este sentido efecto en las elecciones espa√Īolas. Cuando la mayor√≠a es la mitad m√°s uno, puede ser el paso de uno solo el que arrastre a todos en su decisi√≥n. El brexit, probablemente, consiga animar la participaci√≥n en las votaciones. As√≠, al menos, nadie podr√° lamentarse, tras el resultado, de no haber ido a las urnas.

Tendencias Ahora