Medios en Estados Unidos reportaron que un hombre de 56 años contagió de coronavirus a 100 personas luego de asistir a un culto religioso en Ohio. Las cifras fueron confirmadas por el propio gobernador, Mike DeWine, quien calificó el hecho como dramático.

Según detalla la revista NewsWeek, el servicio ocurrió el pasado 14 de junio y para el 4 de julio se habían reportado 91 personas contagiadas con la enfermedad, la mayoría asistentes al evento y las demás cercanas al sujeto.

Con el paso de los días se sumaron otros nueve individuos a la lista, quienes también dieron positivo al test PCR por tener contacto con el primer infectado.

En su cuenta de Twitter, el gobernador comparó la situación con un incendio forestal que se propaga con gran rapidez por un bosque.

“Se extendió como un incendio forestal. Muy, muy aterrador. Sabemos que nuestros líderes religiosos quieren proteger a aquellos que vayan a rendir culto”, sostuvo.

Sin ir más lejos, la autoridad mostró un gráfico en su cuenta de Twitter, en el cuál daba cuenta de la trazabilidad del caso del hombre, que manifestó síntomas leves en ese momento.

En el desglose, hecho por el citado medio, se dio cuenta que entre los infectados habían niños de 1 año de edad hasta personas de más de 67.

“Es vital que para controlar la propagación del virus, cada que se reúnan personas, incluyendo los servicios religiosos, todos usen cubrebocas, practiquen el distanciamiento físico, se laven las manos y cuando estén en espacios cerrados, asegurarse de que haya buena ventilación y flujo de aire”, indicó DeWine.

Por lo pronto, autoridades de salud desconocen si en aquel culto se practicaron las actividades con el debido distanciamiento social de las personas y las medidas de sanitización adecuadas.

Hay que señalar que estos actos no están prohibidos por ley en aquel estado, aunque las autoridades han instado a la población a que los realicen de forma remota, para evitar grandes aglomeraciones y futuros contagios.