Internacional
Viernes 12 junio de 2020 | Publicado a las 15:46
Indultan 100 a√Īos despu√©s a afroamericano que estuvo a punto de ser linchado
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

El 15 de junio de 1920, tres hombres afroamericanos fueron linchados en Duluth, en el norte de Estados Unidos, acusados sin pruebas de haber violado a una mujer blanca.

Cien a√Īos despu√©s, la justicia indult√≥ a un cuarto afroestadounidense condenado por este crimen, que siempre ha negado.

Max Mason, quien muri√≥ en 1942, se convirti√≥ en el primer hombre en beneficiarse del perd√≥n p√≥stumo en el estado de Minnesota el viernes, un s√≠mbolo en un momento en que Estados Unidos se enfrenta a las ra√≠ces hist√≥ricas del racismo que a√ļn socava amplios sectores de la sociedad.

La solicitud de perdón había sido formulada mucho antes que un oficial de policía blanco de ese estado asfixiara a George Floyd el 25 de mayo en Minneapolis, provocando una gran ola de ira en todo el país, pero su resultado llega en el momento adecuado.

“Las √ļltimas semanas nos han demostrado que necesitamos una mejor justicia en Minnesota. El perd√≥n de Max Mason es un paso muy retrasado en esa direcci√≥n”, dijo el abogado estatal Keith Ellison.

El 14 de junio de 1920, una joven blanca, Irene Tusken, y una amiga fueron a ver una actuación de circo en Duluth.

Al d√≠a siguiente, la joven asegur√≥ a su padre que hab√≠an sido atacados por integrantes del circo despu√©s de la actuaci√≥n y que su compa√Īera hab√≠a sido violada.

La policía arrestó de inmediato a varios empleados negros, incluido Max Mason, y los exhibió ante la pareja, que no los reconoció.

Un m√©dico hab√≠a examinado a la joven sin encontrar ning√ļn rastro de violencia sexual, seg√ļn documentos judiciales.

A Max Mason se le permitió partir y continuó su camino con el circo ambulante.

Sin embargo, la policía arrestó y detuvo a otros sospechosos.

Durante la noche, un grupo irrumpió en la estación de policía y secuestró a tres hombres, arrastrándolos por las calles de Duluth antes de colgarlos frente a miles de personas.

La ciudad natal de Bob Dylan, que dedic√≥ la canci√≥n “Desolation row” a este crimen, se disculp√≥ y erigi√≥ un monumento en 2003 en memoria de las v√≠ctimas.

Aunque escap√≥ de la muerte, Max Mason debi√≥ batallar con la justicia, que luego volvi√≥ sobre sus pasos y lo conden√≥ a 30 a√Īos de prisi√≥n, en particular porque √©l e Irene Tusken sufr√≠an de gonorrea, una enfermedad ven√©rea com√ļn.

Seguramente no se lo habr√≠a condenado “si hubiera sido blanco”, estim√≥ en aquella √©poca el fiscal local Mason Forbes, citado en el pedido de indulto.

Tendencias Ahora