Internacional
Lunes 25 marzo de 2019 | Publicado a las 09:11 路 Actualizado a las 14:42
El informe que liber贸 a Trump de responsabilidad sobre la injerencia de Rusia en elecciones de 2016
Por Diego Vera
La informaci贸n es de Agence France-Presse
驴Encontraste alg煤n error? Av铆sanos visitas

A continuaci贸n las principales conclusiones del fiscal especial Robert Mueller al t茅rmino de su investigaci贸n de casi dos a帽os, tal cual fueron resumidas por el secretario de Justicia de Estados Unidos, William Barr, principal destinatario del informe:

– No existen elementos de prueba de un entendimiento o una coordinaci贸n entre el equipo de campa帽a de Donald Trump y Mosc煤 para influenciar en los resultados de las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016.

– No hay lugar para recomendar nuevas inculpaciones, m谩s all谩 de las 34 personas ya acusadas hoy, entre ellas seis allegados a Trump que fueron condenados.

– Los rusos llevaron a cabo acciones con el fin de influenciar el resultado de las presidenciales de 2016. Primeramente lo hicieron gracias a una campa帽a en las redes sociales que apunt贸 a desinformar y dividir a los electores, y luego pirateando las computadoras de dirigentes del Partido Dem贸crata y del equipo de campa帽a de Hillary Clinton para difundir informaciones comprometedoras para la candidata.

– No existe conclusi贸n definitiva sobre una posible “obstrucci贸n a la justicia” por parte de Trump,
quien en mayo de 2017 despidi贸 al entonces director del FBI, James Comey.

En este tema, seg煤n el resumen firmado por Barr, Mueller escribi贸: “Este informe no concluye que el presidente haya cometido un crimen, pero tampoco lo exonera”.

Barr, primer destinatario de este tan esperado documento, destac贸 que el informe, que examin贸 desde el viernes, no hace menci贸n a delito alguno susceptible de conducir, seg煤n su punto de vista, a procedimientos judiciales sobre la base de una obstrucci贸n a la justicia.

El fiscal especial Mueller se apoy贸 en un equipo formado por 19 juristas y alrededor de 40 agentes federales y diversos expertos del FBI.

En 22 meses, emiti贸 m谩s de 2.800 asignaciones judiciales, cerca de 500 贸rdenes de allanamiento, m谩s de 230 mandatos de incautaci贸n de documentos. Su equipo de investigadores lanz贸 13 cartas rogatorias al extranjero e interrog贸 a unos 500 testigos.

Reporte del fiscal general sobe el informe de Robert Mueller

El Diario El Pa铆s de Espa帽a realiz贸 una traducci贸n completa del texto redactado por Barr:

El informe del fiscal especial

El viernes, el fiscal especial me entreg贸 “un informe confidencial explicando las decisiones de enjuiciamiento o rechazo” que ha alcanzado, como fue requerido por el 28 C.F.R. 600.8 (c). Este informe est谩 titulado “Informe sobre la investigaci贸n en la interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016”. Aunque mi revisi贸n sigue en curso, creo que es de inter茅s p煤blico describir el informe y resumir las conclusiones principales alcanzadas por el fiscal especial y los resultados de su investigaci贸n.

El informe explica que el fiscal especial y su personal investigaron a fondo alegaciones de que miembros de la campa帽a presidencial de Donald J. Trump, y otros asociados con ella, conspiraron con el Gobierno ruso en los esfuerzos por interferir en las elecciones presidenciales en Estados Unidos de 2016, o buscaron obstruir las investigaciones relacionadas. En el informe, el fiscal especial observa que, para completar su investigaci贸n, emple贸 19 abogados que fueron asistidos por un equipo de aproximadamente 40 agentes del FBI, analistas de inteligencia, forenses contables y otros profesionales. El fiscal especial emiti贸 m谩s de 2.800 citaciones judiciales, ejecut贸 500 贸rdenes de registro, obtuvo m谩s de 230 贸rdenes para registros de comunicaciones, emiti贸 cerca de 50 贸rdenes autorizando el uso de registros de llamadas, realiz贸 13 peticiones de evidencias a Gobiernos extranjeros, y entrevist贸 a aproximadamente 500 testigos.

El fiscal especial obtuvo un n煤mero de imputaciones y acusaciones de individuos y entidades en conexi贸n con su investigaci贸n, todas las cuales han sido divulgadas p煤blicamente. Durante el curso de su investigaci贸n, el fiscal especial tambi茅n remiti贸 algunos otros asuntos a otras oficinas para que tomaran medidas. El informe no recomienda ninguna otra imputaci贸n, ni tampoco el fiscal especial ha obtenido ninguna imputaci贸n lacrada que tenga que hacerse p煤blica. Debajo expongo las principales conclusiones del informe del fiscal especial.

Interferencia rusa en las elecciones presidenciales de EE UU de 2016

El informe del fiscal especial se divide en dos partes. La primera describe los resultados de la investigaci贸n del fiscal especial sobre la interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016. El informe subraya los intentos rusos de influenciar en la elecci贸n y documenta cr铆menes cometidos por personas asociadas con el Gobierno ruso en conexi贸n con esos intentos. El informe explica m谩s adelante que una primera consideraci贸n para la investigaci贸n del fiscal especial fue si alg煤n estadounidense -incluidos individuos asociados con la campa帽a de Trump- se uni贸 a la conspiraci贸n rusa para influir en las elecciones, lo que hubiera supuesto un crimen federal. La investigaci贸n del fiscal especial no ha encontrado que la campa帽a de Trump ni nadie asociado con ella conspirase o se coordinase con Rusia en su esfuerzo para influir en las elecciones presidenciales de EE UU en 2016. Como establece el informe: 鈥淸La] investigaci贸n no estableci贸 que miembros de la campa帽a de Trump conspirasen o se coordinasen con el Gobierno ruso en sus actividades para interferir en la elecci贸n鈥. *

La investigaci贸n del fiscal especial determina que hubo dos principales intentos rusos de influenciar en la elecci贸n de 2016. El primero involucraba intentos por parte de una organizaci贸n rusa, la Agencia de investigaci贸n en Internet (IRA, Internet Research Agency), para provocar desinformaci贸n y llevar a cabo operaciones en las redes sociales en Estados Unidos para sembrar la desavenencia social, eventualmente con el objetivo de interferir en las elecciones. Como se cita m谩s arriba, el fiscal especial no encontr贸 que ning煤n estadounidense o nadie relacionado o asociado de forma oficial con la campa帽a de Trump conspirase o coordinase con conocimiento con la IRA en sus esfuerzos, aunque el fiscal especial ha presentado cargos criminales contra una serie de ciudadanos rusos y entidades de ese pa铆s en conexi贸n con esas actividades.

El segundo elemento tiene que ver con los intentos del Gobierno ruso de llevar a cabo operaciones de hackeo de ordenadores, dise帽ados para reunir y diseminar informaci贸n que influyera en las elecciones. El fiscal especial encontr贸 que actores del Gobierno ruso accedieron con 茅xito a ordenadores y obtuvieron correos electr贸nicos de personas afiliadas a la campa帽a de Clinton y organizaciones del Partido Dem贸crata, y que p煤blicamente diseminaron esos materiales a trav茅s de varios intermediarios, incluyendo WikiLeaks. Basado en esas actividades, el fiscal especial present贸 cargos contra un n煤mero de militares rusos por conspirar en el asalto (hack) a ordenadores en Estados Unidos con el prop贸sito de influenciar en las elecciones presidenciales. Pero seg煤n se cita arriba, el

fiscal especial no encontr贸 que la campa帽a de Trump, ni nadie asociado con ella, conspirase o se coordinase con el Gobierno ruso en esos intentos, a pesar de las m煤ltiples ofertas de individuos asociados con Rusia para ayudar en la campa帽a.

* Al evaluar los potenciales cargos por conspiraci贸n, el fiscal especial tambi茅n consider贸 si los miembros de la campa帽a de Trump 鈥渃oordinaron鈥 con las actividades rusas de interferencia en las elecciones. El fiscal especial defini贸 鈥渃oordinaci贸n鈥 como un 鈥渁cuerdo -t谩cito o expreso- entre la campa帽a de Trump y el Gobierno ruso para la interferencia electoral鈥.

Obstrucci贸n de la justicia

La segunda parte del informe aborda una serie de acciones por parte del presidente – la mayor铆a de las cuales ha sido objeto de informes p煤blicos- que el fiscal especial investig贸 como posibles casos de obstrucci贸n a la justicia. Despu茅s de realizar una “investigaci贸n exhaustiva y objetiva” sobre estos asuntos, el fiscal especial consider贸 si evaluar la conducta bajo los est谩ndares del Departamento [de Justicia] que se refieren a las decisiones de acusaci贸n o rechazo, pero al final decidi贸 no llevar a cabo un juicio tradicional de acusaci贸n. Por lo tanto, el fiscal especial no extrajo una conclusi贸n 鈥揺n un sentido u otro- en cuanto a si la conducta examinada constitu铆a una obstrucci贸n a la justicia. En vez de eso, para cada una de las acciones relevantes investigadas, el informe presenta evidencia de ambos lados de la cuesti贸n y deja sin resolver lo que el fiscal especial considera como “asuntos dif铆ciles”, de hecho y de derecho, concernientes a si las acciones y la intenci贸n del presidente podr铆an verse como una obstrucci贸n. El fiscal especial afirma que “si bien este informe no concluye que el presidente cometi贸 un delito, tampoco lo exonera de este”.

La decisi贸n del fiscal especial de describir los hechos de su investigaci贸n sobre la obstrucci贸n sin llegar a ninguna conclusi贸n legal hace que sea el fiscal general el que determine si la conducta descrita en el informe constituye un delito. En el transcurso de la investigaci贸n, la oficina del fiscal especial mantuvo conversaciones con ciertos funcionarios del Departamento de Justicia con relaci贸n a varios asuntos legales y f谩cticos relacionados a la investigaci贸n sobre la obstrucci贸n. Despu茅s de revisar el informe final del fiscal especial sobre estos temas; consultando con los funcionarios del departamento, incluida la oficina de asesor铆a legal; y aplicando el principio de la fiscal铆a federal que gu铆a nuestras decisiones de imputaci贸n, el fiscal general adjunto Rod Rosenstein y yo hemos llegado a la conclusi贸n de que la evidencia conseguida durante la investigaci贸n del fiscal especial no es suficiente para establecer que el presidente cometi贸 un delito de obstrucci贸n de la justicia. Nuestra decisi贸n se tom贸 sin tener en cuenta, ni tampoco se basa en las consideraciones constitucionales que rodean la acusaci贸n y el procesamiento penal de un presidente en ejercicio.

Al tomar esta determinaci贸n, notamos que el fiscal especial reconoci贸 que “la evidencia no nos demuestra que el presidente estuvo involucrado en un crimen subyacente relacionado con la interferencia en las elecciones rusas”, y que, aunque no es determinante, la ausencia de tal evidencia se relaciona con el intento del presidente con respecto a la obstrucci贸n. En t茅rminos generales, para estar convencidos de la obstrucci贸n a la justicia, el Gobierno tendr铆a que demostrar, m谩s all谩 de toda duda razonable, que una persona, actuando con intenciones corruptas, particip贸 en una conducta obstructiva con un nexo suficiente para un procedimiento pendiente o contemplado. Al catalogar las acciones del presidente, muchas de las cuales se realizaron en p煤blico, el informe no identifica acciones que, en nuestra opini贸n, constituyan una conducta obstructiva que tuviera un nexo con un procedimiento pendiente o contemplado, y fueran realizadas con una intenci贸n corrupta. Bajo los principios de la fiscal铆a federal que gu铆a las acusaciones, ser铆a necesario probar, m谩s all谩 de toda duda razonable, que se cometi贸 un delito de obstrucci贸n a la justicia.

Estado de la revisi贸n del Departamento

Las regulaciones relevantes contemplan que el informe del fiscal especial ser谩 un “informe confidencial” para el fiscal general. Ver Oficina de Asesor铆a Especial, 64 fed. reg. 37,038,37,040-41 (9 de julio de 1999). Sin embargo, como he dicho anteriormente, soy consciente del inter茅s p煤blico en este asunto. Por esa raz贸n, mi objetivo e intenci贸n es divulgar la mayor cantidad de informes del fiscal especial que pueda en conformidad con la ley, los reglamentos y las pol铆ticas aplicables.

Bas谩ndome en mis conversaciones con el fiscal especial y en mi revisi贸n inicial, es evidente que el informe contiene material que est谩 o podr铆a estar sujeto a la regla federal del procedimiento penal 6 (e), que impone restricciones en el uso y divulgaci贸n de informaci贸n relacionada con un(os) “asunto(s) que ocurren ante un gran jurado”. Fed. R. Crim. P. 6 (e) (2) (B). La regla 6 (e) generalmente limita la divulgaci贸n de cierta informaci贸n del gran jurado en una investigaci贸n y acusaci贸n criminal. La divulgaci贸n de material 6 (e) m谩s all谩 de los l铆mites estrictos establecidos en la regla es un delito en ciertas circunstancias. V茅ase, por ejemplo, 18 U.S.C. 401 (3). Esta restricci贸n protege la integridad de los procedimientos del gran jurado y garantiza que los poderes de investigaci贸n 煤nicos e inestimables de un gran jurado sean usados estrictamente para la funci贸n de justicia penal para la que est谩n destinados.

Teniendo en cuenta estas restricciones, el cronograma para procesar el informe depende en parte de la rapidez con que el Departamento pueda identificar la informaci贸n 6 (e) contenida en el informe tan pronto como sea posible. Por separado, tambi茅n debo identificar cualquier informaci贸n que pueda afectar a otros asuntos en curso, incluidos aquellos que el fiscal especial ha remitido a otras oficinas. Tan pronto como acabe ese proceso, estar茅 en una posici贸n para avanzar r谩pidamente en la determinaci贸n de lo que se puede publicar a la luz de las leyes, regulaciones y pol铆ticas del Departamento.

Como observ茅 en mi notificaci贸n inicial, las regulaciones del fiscal especial establecen que “el fiscal general puede determinar que la divulgaci贸n p煤blica de” las notificaciones a sus respectivos comit茅s “ser铆a de inter茅s p煤blico”. 28 C.F.R. 600.9 (c). As铆 lo he decidido, y divulgar茅 esta carta al p煤blico despu茅s de entreg谩rsela.

Atentamente,

William P. Barr
Fiscal general

Tendencias Ahora