Internacional
Martes 05 febrero de 2019 | Publicado a las 17:42 · Actualizado a las 17:51
El sector m√°s conservador de EEUU toma fuerza con la crisis en Venezuela
Por Diego Vera
La información es de Deutsche Welle
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Despu√©s de a√Īos de desintegraci√≥n econ√≥mica que provocaron hambre, hiperinflaci√≥n y el √©xodo de unos tres millones de personas de lo que deber√≠a ser uno de los pa√≠ses m√°s ricos de Am√©rica del Sur, Estados Unidos, seguido de muchos pa√≠ses europeos, decidi√≥ exhortar a un cambio de r√©gimen en Venezuela.

Tanto el gobierno de Trump como países europeos como Alemania y Francia reconocieron recientemente al líder de la oposición, Juan Guaidó, como presidente interino legítimo en lugar de Nicolás Maduro, quien inició recientemente un segundo período tras una controvertida victoria electoral.

La situación en Venezuela se ha vuelto tan grave
que incluso los expertos que tradicionalmente son profundamente escépticos acerca de los esfuerzos de EEUU por propiciar cambios de regímenes, encuentran difícil rechazar tal actitud en este caso.

“Por lo general, me opongo a este tipo de cosas”, dijo Barry Posen, un destacado defensor de la escuela realista en materia de relaciones internacionales que dirige el Programa de Estudios de Seguridad del Instituto Tecnol√≥gico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en ingl√©s). En su libro m√°s reciente “Restraint”, Posen aboga por un papel m√°s limitado de Estados Unidos en los asuntos globales.

“De vez en cuando me han inducido a apoyar alguna (de estas iniciativas) y por lo general me arrepiento despu√©s, porque por lo general, han salido mal, incluso en los casos que parec√≠an tener sentido”, dijo Posen. “As√≠ que soy m√°s o menos un esc√©ptico quemado, pero esto no significa que en este caso no podr√≠a resultar”.

Intervenciones con malos resultados

El escepticismo de Posen sobre los esfuerzos de cambio de r√©gimen est√° bien fundado, afirma Lindsey O’Rourke, una acad√©mica del Boston College, cuyo libro sobre la historia de las intervenciones de EE.UU. “Cambio de r√©gimen encubierto”: La Guerra Fr√≠a Secreta de Estados Unidos” se public√≥ el mes pasado.

“Tanto mi investigaci√≥n como la de varios otros expertos sobre los cambios de r√©gimen han revelado que estos tienden a no mejorar las relaciones pol√≠ticas y econ√≥micas entre los pa√≠se
s, rara vez conducen a democracias e, independientemente de que las operaciones se lleven a cabo de manera encubierta o abierta, tienden a aumentar la probabilidad de una guerra civil y asesinatos en masa”, dijo O’Rourke. “Hay muy pocas razones para el optimismo.”

Pero no es solo el sombr√≠o historial de las intervenciones militares estadounidenses lo que hace que O’Rourke y Posen mantengan su escepticismo; tambi√©n es el historial de los principales funcionarios de Trump que dirigen la pol√≠tica de la administraci√≥n con respecto a Venezuela: John Bolton, asesor de seguridad nacional de Trump, y Elliott Abrams, recientemente nombrado enviado especial para Venezuela.

Elliott Abrams | ARCHIVO | Agence France-Presse
Elliott Abrams | ARCHIVO | Agence France-Presse

La promesa de Bolton


La afición de Bolton por las intervenciones militares es bien conocida
. Anteriormente hab√≠a hecho un llamamiento a la acci√≥n militar contra Ir√°n, Irak y Corea del Norte, pa√≠ses a los que el presidente George W. Bush calific√≥ de “eje del mal”. Bolton fue el controvertido embajador de Bush en la ONU.

Las tendencias neoconservadoras de Bolton son bien conocidas. Su reciente calificaci√≥n de Cuba, Venezuela y Nicaragua como la “troika de la tiran√≠a” recibi√≥ comparativamente poca atenci√≥n en los medios de comunicaci√≥n. Pero en un discurso en Miami, el d√≠a antes de las elecciones de mitad del mandato, en un lenguaje que recuerda claramente al “eje del mal” de Bush, Bolton hizo una promesa atrevida.

“La Troika de la tiran√≠a en este hemisferio -Cuba, Venezuela y Nicaragua- finalmente ha encontrado su contrapeso”, prometi√≥.

Al igual que Bolton, Abrams tambi√©n ocup√≥ un alto cargo en la administraci√≥n Bush. Como Consejero Adjunto de Seguridad Nacional del presidente para la Estrategia Global para la Democracia, Abrams trabaj√≥ en “la promoci√≥n de la democracia y los derechos humanos”. Anteriormente, trabaj√≥ para Ronald Reagan, organizando el apoyo militar a los Contras nicarag√ľenses. M√°s tarde fue involucrado en el escandalo Ir√°n-Contra, condenado y luego indultado por el presidente Bush.

John Bolton | ARCHIVO | Agence France-Presse
John Bolton | ARCHIVO | Agence France-Presse

¬ŅNuevo proyecto neoconservador?

El experto del MIT Barry Posen, sospecha que la pol√≠tica de Washington con respecto a Venezuela podr√≠a estar pensada como un aviso hacia Teher√°n. “Ciertamente podr√≠a ser el plan de Bolton que una buena manera de enviar un mensaje a Ir√°n es agarrar a los venezolanos, que son m√°s d√©biles y cercanos, y aplastarlos para hacerles saber a los iran√≠es que ellos podr√≠an ser los pr√≥ximos“.

Para O’Rourke, la aparici√≥n de Bolton y Abrams como actores clave y la ret√≥rica de Bolton han desencadenado un efecto d√©j√† vu. “S√≠, absolutamente”, afirma O’Rourke: “Parte de su retorica, hasta la ‘troica de la tiran√≠a’ suena terriblemente similar al ‘eje del mal’. Me sorprende un poco la manera en la que se repiten esos motivos con alusi√≥n a pa√≠ses tan diferentes”.

Tendencias Ahora