Internacional
Jueves 08 noviembre de 2018 | Publicado a las 00:36 · Actualizado a las 06:37
La trama rusa vuelve a atormentar a Trump tras las elecciones legislativas
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Tras unas elecciones que dejaron al Congreso de Estados Unidos dividido, el presidente Donald Trump despidió el miércoles al fiscal general, Jeff Sessions, abriendo interrogantes sobre la investigación sobre la trama rusa que atormenta a la Casa Blanca y generando severas advertencias de la oposición demócrata.

¬ŅPodr√° continuar su trabajo el fiscal especial Robert Mueller, que dirige esa pesquisa independiente y que hasta ahora se ha mantenido aislado de interferencias del Ejecutivo?

Un d√≠a despu√©s de unos comicios de mitad de mandato en los que el gobernante partido Republicano perdi√≥ el control de la C√°mara de Representantes pero aument√≥ su mayor√≠a en el Senado, la decisi√≥n de Trump fue vista como una se√Īal de su optimismo hacia el resultado electoral, que tild√≥ de “casi completa victoria”.

 Zach Gibson | Getty Images/Agence France-Presse
Zach Gibson | Getty Images/Agence France-Presse

Trump, que anunci√≥ en Twitter la salida de Sessions, dijo que el fiscal general ser√° sustituido temporalmente por su propio jefe de personal, Matthew Whitaker, quien pasar√≠a a supervisar la labor de Mueller. Pero Whitaker ya critic√≥ p√ļblicamente al vicefiscal general, Rod Rosenstein, a quien Sessions hab√≠a delegado la supervisi√≥n de esa investigaci√≥n.

“Es hora de que Rosenstein (…) ordene a Mueller que restrinja el alcance de su investigaci√≥n a los l√≠mites del mandato que lo designa como fiscal especial”, escribi√≥ Whitaker en una columna en agosto de 2017.

“A petici√≥n suya, presento mi renuncia”
- Jeff Sessions, exfiscal general de EEUU

La investigaci√≥n de Mueller, que Trump considera una “caza de brujas”, debe dilucidar si existi√≥ connivencia entre la campa√Īa electoral de Trump y Rusia para tratar de da√Īar a su rival dem√≥crata Hillary Clinton. Adem√°s, busca examinar los posibles intentos por parte del propio Trump de obstruir la pesquisa, que podr√≠a terminar en un juicio pol√≠tico al mandatario.

Un eventual proceso de destitución, poco probable en el clima político actual, debe iniciarse en la Cámara baja, que sólo necesita una mayoría simple para activarlo. Pero luego el juicio político se desarrolla en el Senado, donde son necesarios dos tercios de votos para remover al presidente.

En rueda de prensa tras la votación, Trump afirmó que esperaba poder trabajar con los demócratas, pero puso como condición que renuncien a sus intenciones de investigar su gobierno y sus finanzas.

Advertencia demócrata

“Nadie est√° por encima de la ley y cualquier intento por interferir con la investigaci√≥n del fiscal especial ser√≠a un grave abuso de poder por parte del Presidente”, dijo Mark Warner, principal dem√≥crata en la Comisi√≥n de Inteligencia del Senado.

El dem√≥crata Jerry Nadler, quien se espera que se haga cargo de la Comisi√≥n Judicial de la C√°mara de Representantes, fue m√°s directo: “No hay duda de lo que esto significa, y lo que est√° en juego: este es un momento constitucionalmente peligroso para nuestro pa√≠s y para el presidente”.

Sessions, a quien Trump lleg√≥ a llamar “retrasado mental” seg√ļn el periodista Bob Woodward, fue la primera v√≠ctima de una esperada reorganizaci√≥n del gabinete luego de los comicios.

“A petici√≥n suya, presento mi renuncia”, dijo Sessions a Trump en una carta divulgada por el Departamento de Justicia.

Saul Loeb | Agence France-Presse
Saul Loeb | Agence France-Presse

Exsenador de Alabama de 71 a√Īos, el ultraconservador Sessions fue uno de los primeros en apoyar al magnate inmobiliario en las primarias de 2016, d√°ndole legitimidad ante la esc√©ptica √©lite pol√≠tica republicana.

Pero el inquilino de la Casa Blanca ten√≠a desde hace meses una relaci√≥n tensa con su fiscal general, luego de que √©ste anunciara en marzo de 2017 que se recusaba de la naciente investigaci√≥n sobre Rusia debido a su participaci√≥n en la campa√Īa de Trump y a sus contactos entonces con el embajador de Rusia.

Sessions le pasó la posta a Rosenstein, haciendo más difícil para Trump incidir en la investigación.

34 personas acusadas

Esto no impidi√≥ que Trump acusara a Mueller de dirigir a un equipo de dem√≥cratas y amenazara con cerrar la investigaci√≥n, algo que descart√≥ el mi√©rcoles. “Podr√≠a despedir a todos ahora mismo. Pero no quiero ponerle fin, porque pol√≠ticamente no me gusta”, dijo.

Mueller hizo acusaciones contra 34 personas y tres compa√Ī√≠as. Hasta ahora ha habido ocho declaraciones de culpabilidad y una sentencia de juicio por jurado.

Varios de los principales asesores de Trump acordaron cooperar: el exasesor de seguridad nacional Michael Flynn; el exjefe de campa√Īa Paul Manafort y su asistente Richard Gates; y el exvicepresidente de la Organizaci√≥n Trump y abogado personal de Trump, Michael Cohen.

Saul Loeb | Agence France-Presse
Saul Loeb | Agence France-Presse

Se espera que Mueller presente en las pr√≥ximas semanas nuevas acusaciones, posiblemente contra el asesor de la campa√Īa de 2016 Roger Stone, y el hijo de Trump, Donald Jr.

Además, la Casa Blanca ha mostrado preocupación porque Mueller está investigando las finanzas de la Organización Trump y sus vínculos con Rusia. Ahí es donde Whitaker podría servir a los intereses del Presidente.

En su art√≠culo de opini√≥n el a√Īo pasado, declar√≥ que las finanzas familiares de Trump est√°n “completamente fuera del √°mbito de su campa√Īa de 2016 y m√°s all√° del alcance del mandato del fiscal especial”.

Tendencias Ahora