Internacional
Miércoles 20 junio de 2018 | Publicado a las 17:43 · Actualizado a las 18:08
Las noticias falsas y las acusaciones por la separación de niños migrantes de sus familias
Publicado por: Diego Vera
¿Encontraste algún error? Avísanos visitas

El gobierno de Donald Trump anunció a principios de abril la aplicación de una política de tolerancia cero con la inmigración ilegal, especialmente la generada en la frontera con México, donde cada año ingresas miles de personas.

La Casa Blanca ha señalado que la actual política migratoria se basa en leyes aprobadas durante los gobiernos anteriores y que fueron conservadas durante la administración de Barack Obama (2009 a 2017).

Pero ninguna ley migratoria señala que los hijos de inmigrantes ilegales deban ser separados de sus padres, cuando éstos son detenidos por cruzar de forma ilegal la frontera, por lo que medios de comunicación como el New York Times han desmentido la versión oficial.

¿Qué pasó con Obama?

Trump y sus colaboradores han reiterado de forma sistemática que sólo están aplicando la legislación vigente y que la actual detención de menores y la separación de las familias, ya se habían aplicado con anterioridad.

La secretaria de Seguridad Kirstjen Nielsen defendió esta medida, asegurando que no habían más opciones para proteger las fronteras de la inmigración ilegal.

“La administración Obama, la administración Bush también separaron a las familias”, expresó Nielsen.

Durante el gobierno de Obama sí hubo niños encerrados en jaulas, especialmente en 2014 cuando se dio el fenómeno de los “niños no acompañados”, quienes cruzaban solos la frontera sur de Estados Unidos, muchas veces impulsados por pandillas centroamericanas o grupos narcotraficantes.

En los primeros seis meses de 2014, más de 44,500 “niños no acompañados” fueron detenidos en la frontera de Estados Unidos con México; el número se redujo a casi 18,500 en el mismo periodo de 2015 y aumentó de nuevo a casi 26,000 hasta junio de 2016.

En 2016, fue dispuesto un “centro de retención temporal” en un paso de frontera a unos 50 kilómetros de la ciudad de El Paso. Fue utilizado para albergar familias de inmigrantes, pero sin separarlas.

Como explica New York Times, la ley actual no establece que haya que separar a padres e hijos cuando son detenidos por cruzar ilegalmente la frontera, pero el cambio de enfoque dado por la administración Trump conduce a que todo inmigrante indocumentado sea procesado penalmente, lo que conlleva a la división de las familias.

Los gobiernos anteriores se habían limitado a detener a las familias y devolverlas a sus países de forma inmediata, salvo que tuvieran procesos penales pendientes. Mientras que los niños no eran separados de sus padres salvo en casos excepcionales y eran trasladados a centros de infancia en un plazo de 72 horas.

En conclusión, durante el gobierno de Obama sí habían niños detenidos en las jaulas de los centros fronterizos, pero no eran separados de sus padres, como ha sido el caso con Trump (situación similar ocurre en Europa con migrantes africanos y asiáticos).

Fotos falsas

Las denuncias y recriminaciones al gobierno de Trump en redes sociales han sido acompañada -muchas veces- de imágenes y videos con las supuestas detenciones de niños y su estancia en los centros de control de fronterizo.

Aunque muchas imágenes y fotografías son reales y corresponden a detenciones o a los centros de detención, pero algunas no corresponden a la actualidad.

Una de las imágenes más viralizadas en redes sociales es la de un niño llorando y encerrado en una jaula
, pero esta fotografía no corresponde a ningún centro de detención de inmigrantes, sino que a una actividad artística.

La foto corresponde a una montaje realizado por el activista Leroy Peña durante una manifestación en Dallas sobre las condiciones de los migrantes. El niño en cuestión sólo estuvo 30 segundos en el “escenario”, consignó el portal Politifact.

Otras imágenes publicadas por quienes han denunciado a Trump corresponde a dos niñas acostadas en una jaula, pero aunque esta fotografía sí fue hecha en un centro de control fronterizo, no fue tomada en las últimas semanas.

La imagen fue tomada por una reportero de la Associated Press (AP) en 2014 a dos niñas retenidas, durante la ola de inmigración de “niños no acompañados” que se registró ese año.

La mayoría de las “fotos falsas” usadas para denunciar la medida de Trump corresponden a las tomadas en el centro de protección fronteriza de Nogales en Arizona, donde llegaron miles de niños “no acompañados” en 2014. Ambas imágenes también fueron tomadas por la AP.

Incluso imágenes correspondientes a otros contextos han sido usadas para denunciar a Trump, como fue el caso de un montaje que muestra a niños judíos como prisioneros durante el Holocausto y a niños supuestamente detenidos en Estados Unidos en 2018, aunque en realidad la segunda fotografía no tiene un origen exacto, sí ha sido usada con anterioridad por medios para denunciar el maltrato de Israel a niños palestinos.

La presión social, internacional, del mismo Partido Republicano y hasta su esposa Melania, obligaron este miércoles a que el presidente Donald Trump firmara un decreto que impide separar a las familias, con lo que debería terminar este crisis para el gobierno estadounidense.

Tendencias Ahora