Internacional
La dramática persecución contra el autor del tiroteo en Texas que dejó 26 muertos
Publicado por: Diego Vera La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Johnnie Langendorff iba en automóvil a casa de su novia el domingo, cuando vio a un hombre descalzo disparar a otro situado frente a una iglesia en Texas (centro-sur de EEUU).

Devin Kelley, de 26 a√Īos, acababa de salir de la Primera Iglesia Bautista de la localidad de Sutherland Springs, donde mat√≥ a 26 feligreses con un rifle de asalto, y se dirig√≠a a su autom√≥vil, un Ford Explorar que ten√≠a la puerta abierta y el motor en marcha.

Seg√ļn las autoridades, un vecino que vive del otro lado de la calle tom√≥ su propio rifle AR-15 y sali√≥ a confrontar a Kelly.

“Me detuve en la intersecci√≥n”, cont√≥ a la cadena CNN Langendorff, natural de Texas, con sombrero de vaquero y una calavera tatuada en el cuello.

“Vi al tirador aparecer donde estaban aparcados los veh√≠culos y al otro hombre del otro lado de la calle”, explic√≥.

“Ambos ten√≠an armas y en medio segundo hubo un intercambio de disparos”, relat√≥. “El agresor se subi√≥ a su veh√≠culo y se fue”.

A la caza del tipo malo

“El otro hombre con el rifle cruz√≥ la calle, abri√≥ mi puerta y dijo: ‘Acaba de disparar en la iglesia y tenemos que perseguirle"”, narr√≥ Langendorff.

“Dije: ‘¬°Vamos!’ (…) Eso es lo que se hace”
, afirm√≥. “Persigues al tipo malo”.

Las autoridades aseguraron que el hombre descalzo –un fontanero identificado por la prensa como Stephen Willeford– logr√≥ herir a Kelley antes de que huyera.

Langendorff reconoció a CNN que superó los 150 km/h en la persecución.

“Ni siquiera nos detuvimos en la intersecci√≥n (…) Pitamos cuando est√°bamos cruzando”, admiti√≥. “Me gusta conducir (…) y estaba persiguiendo al tipo. Ten√≠a que asegurarme de que lo atrapaban”.

La persecuci√≥n dur√≥ entre 10 y 12 minutos, seg√ļn Langendorff, quien estuvo al tel√©fono todo el rato con la polic√≠a, detallando por d√≥nde circulaban.

“A un momento dado, el hombre que iba conmigo dijo: ‘Tal vez tienes que usar tu auto para sacarlo de la carretera’. No lo dud√©, hab√≠a que hacer todo lo que fuera necesario para garantizar que este tipo fuera detenido”, apunt√≥.

Al final su automóvil acabó destrozado en la cuneta.

“El otro hombre sali√≥ inmediatamente, tom√≥ su rifle y le dijo ‘¬°sal, sal!’, pero el agresor no sali√≥”, revel√≥ Langendorff.

“Nos parapetamos detr√°s de mi auto hasta que lleg√≥ la polic√≠a”. El hombre que sali√≥ descalzo de su casa a confrontar a Kelley “es un aut√©ntico h√©roe”, dijo.

“Hizo absolutamente lo correcto, que es tratar de matarlo”, subray√≥. “Por lo que s√©, estaba durmiendo una siesta, oy√≥ los disparos y reaccion√≥”.

“Estaba descalzo. No ten√≠a zapatos, pero estaba preparado para reaccionar (…) Hizo todo lo correcto”, recalc√≥.

Las autoridades creen que Kelley actuó por una disputa familiar con su suegra, que solía acudir a esta iglesia aunque no estaba en la misa cuando perpetró la masacre.

Kelley, que hace tres a√Īos fue expulsado de la Fuerza A√©rea por mala conducta, se suicid√≥ de un disparo, seg√ļn fuentes oficiales.

URL CORTA: http://rbb.cl/ifyt
Tendencias Ahora