Internacional
Temor, rabia y angustia en frontera México-EEUU por construcción de muro de Trump
Publicado por: Fabián Barría La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

“Una idea loca, racista, inviable” dicen en la transitada frontera entre Estados Unidos y M√©xico. Es dif√≠cil encontrar a alguien que est√© de acuerdo con la construcci√≥n del muro, ordenada por Donald Trump.

Con menos de una semana en el poder y como lo prometi√≥ en su campa√Īa electoral, Trump anunci√≥ su pol√≠tica para reforzar los controles migratorios que, adem√°s, incluye la deportaci√≥n de indocumentados con antecedentes criminales.

En el mayor cruce fronterizo terrestre del planeta, que conecta la estadounidense San Ysidro con la ciudad mexicana de Tijuana, el sentimiento es de miedo, frustración y rabia por el anuncio.

Aqu√≠ ya existe una divisi√≥n f√≠sica. Dos cercas gigantescas con alambrado de p√ļas, que se construyeron entre finales de 1990 y la primera d√©cada de 2000.

“Lo del muro se me hace una tontada porque si ya est√° todo lo que hay, ¬Ņpara qu√© quiere m√°s?”, se pregunt√≥ Esperanza Preciado, una chica de 19 a√Īos, mientras cruzaba a pie de Estados Unidos a M√©xico con su beb√© en brazos para llev√°rsela al padre. Ella trabaja en las casas de cambio de San Ysidro, y est√° de forma legal.

“Pero tengo mucha familia que no tiene papeles y me da miedo por ellos”, dijo.

“Me duele, porque de aquel lado est√° mi gente y, que les hagan todo esto, no es justo porque esa gente, como yo, venimos a trabajar porque tenemos necesidad”, expres√≥ por su parte H√©ctor, un limpiador de alfombras de 52 a√Īos que no quiso dar su apellido. Lleg√≥ ilegalmente hace 12 a√Īos y hoy ya es ciudadano estadounidense.

Centenares de personas cruzan de un país a otro por dos puentes peatonales, mientras una fila inmensa de automóviles se concentra en la zona de control fronterizo.

Por el paso transitan m√°s de 65 millones de personas cada a√Īo, cruzando de Tijuana a San Ysidro y viceversa, una cifra muy cercana a los 74,9 millones de pasajeros que circularon por el aeropuerto internacional de Los √Āngeles.

En esta ciudad, que depende de un cruce fronterizo f√°cil para su vida cotidiana, fue imposible hallar a una sola persona a favor del muro.

Del lado estadounidense se oye m√°s espa√Īol que ingl√©s, tanto en la calle como en los comercios. Hasta los agentes fronterizos hablan espa√Īol en las cantinas, mientras disfrutan de un taco y una horchata.

Que pague Trump

Sentada en la salida del moderno edificio del puente oeste, Marci Ponce lee el diario Frontera que compró en Tijuana.

Iniciar√°n el muro en meses“, se lee en la primera p√°gina junto a una foto del flamante presidente sonriendo.

“¬°Est√° loco!”, dice esta mujer de 42 a√Īos, que volv√≠a de visitar a su madre en M√©xico.

Lo mismo piensan Laurie y Scott Medows, dos estadounidenses de pura cepa que viven en San Diego, vecina a San Ysidro, y viajan dos o tres veces al a√Īo a M√©xico.

“Es innecesario, no tiene sentido, es una idea idiota”, expres√≥ Laurie. “Espero que los mexicanos sepan que queremos una buena relaci√≥n y que este es un hecho desafortunado”, a√Īadi√≥.

El muro costar√° entre 12.000 y 15.000 millones de d√≥lares, seg√ļn el republicano Paul Ryan, l√≠der de la mayor√≠a en la C√°mara de Representantes. Trump asegur√≥, el jueves, que M√©xico lo pagar√° en su totalidad.

El presidente Trump dijo adem√°s en su cuenta Twitter que si M√©xico no quiere pagar el muro, lo mejor era cancelar la reuni√≥n prevista con su par mexicano Enrique Pe√Īa Nieto en la Casa Blanca el 31 de enero, ya que ser√≠a “est√©ril” . Y el mandatario mexicano la anul√≥.

Trump “tiene derecho a proteger su casa, pero que pague √©l. Eso s√≠, est√° demostrando que va en contra de cualquier cosa que no sea estadounidense, es un racista“, zanj√≥ Sergio Moreno, un comerciante de 54 a√Īos que vive en Tijuana y cruza a Estados Unidos para comprar mercanc√≠a para su tienda.

Casi un tercio de la frontera -1.050 kil√≥metros de los 3.200 de extensi√≥n- ya tiene alg√ļn tipo de valla, cerca, muro o alambrado de p√ļas que impide el paso de personas o veh√≠culos.

Ampliar esta barrera con el famoso muro “no va a detener a la gente a venir a Estados Unidos, s√≥lo va a traer m√°s muerte” porque cruzar√°n por lugares inh√≥spitos y peligrosos, explic√≥ Enrique Morones, fundador y director de la ONG Border Angels (√Āngeles de Frontera).

“No importa cu√°n alto sea el muro, siempre habr√° una escalera un pie m√°s alta (…). Unas 11.500 personas han muerto desde 1994 por el muro y muchas m√°s morir√°n si se ampl√≠a“, a√Īadi√≥.

URL CORTA: http://rbb.cl/fsb7
Tendencias Ahora