Internacional
Liberan al hombre que intentó asesinar a Ronald Reagan en 1981
Publicado por: Diego Vera La información es de: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El hombre que intentó asesinar a Ronald Reagan en 1981 será liberado, luego de que un juez emitiera una orden a su favor.

John Hinckley, que en la actualidad tienen 61 a√Īos, intent√≥ matar al expresidente de Estados Unidos, en un confuso incidente que dej√≥ a m√°s de 4 personas heridas, incluido Reagan y especialemente al vocero de esa √©poca de la Casa Blanca, James Brady.

Hickley –internado en un hospital psiqui√°trico desde hace m√°s de treinta a√Īos– podr√° ser puesto en libertad despu√©s del 5 de agosto, y deber√° residir permanentemente en Williamsburg (Virginia), orden√≥ el juez Paul Friedman, seg√ļn documentos judiciales obtenidos por la AFP.

Ronald Reagan no fue alcanzado directamente por los disparos, pero uno de ellos rebot√≥ en la limusina presidencial blindada y le roz√≥ el pecho. La bala pas√≥ muy cerca del coraz√≥n. El agresor dijo durante su proceso de dos meses que con su ataque quer√≠a impresionar a la actriz Jodie Foster, a la que hab√≠a visto en el film “Taxi driver”.

Hinckley est√° internado en el hospital psiqui√°trico St. Elizabeth’s, en la capital federal, desde hace m√°s de treinta a√Īos.

En abril de 2015 su psiquiatra, Deborah Giorgi-Guarnieri, asegur√≥ durante una audiencia judicial que su paciente estaba en condiciones “de salir (…) y que no supone un peligro” para la sociedad.

Durante su juicio en 1982 fue declarado no culpable, por ser penalmente irresponsable, y fue internado en el hospital St. Elizabeth. El a√Īo pasado obtuvo, con condiciones, el derecho de salir 17 d√≠as al mes para visitar a su madre en Williamsburg, Virginia, a unos 240 km al sur de la capital federal.

Catorce p√°ginas con condiciones

En su decisión de catorce páginas, el juez Friedman establece una larga lista de 34 condiciones extremadamente detalladas para su liberación.

Hinckley tendr√° que residir a tiempo completo en casa de su madre durante el primer a√Īo, despu√©s del cual podr√° -con la previa autorizaci√≥n de su equipo m√©dico- mudarse a una vivienda diferente.

También deberá comunicar cualquier desplazamiento (con itinerarios, horarios y eventuales contratiempos), someterse a controles médicos regulares en clínica o por teléfono y mantener un diario de sus actividades cotidianas. Tendrá asimismo la posibilidad de trabajar gratis o por un salario al menos tres días a la semana.

El sexagenario no tendr√°, en cambio, derecho a hablar con los medios de comunicaci√≥n ni de presentar en p√ļblico o en internet, salvo que lo autorice su equipo m√©dico, obras de arte, escritos, etc. Tampoco podr√° consumir alcohol o drogas ni poseer armas.

También tiene absolutamente prohibido contactar directa o indirectamente a Jodie Foster o a personas allegadas, a descendientes de Ronald Reagan ni a personas afectadas por el episodio y explícitamente citadas por el juez. Hinckley tampoco podrá acercarse al actual presidente ni a expresidentes o miembros del Congreso, entre otros.

El juez Friedman precisó que esas condiciones podrían ser flexibilizadas en los 12 a 18 meses siguientes a su salida, en función de su comportamiento.

La familia de Reagan siempre se opuso a su liberaci√≥n. En 2015 su hija Patti Reagan Davis escribi√≥ en su sitio de internet: “Espero que los m√©dicos tengan raz√≥n cuando dicen que John Hinckley no es un peligro para terceros, pero algo me dice que est√°n equivocados”. A Patti Reagan le pareci√≥ particularmente preocupante que durante su internamiento Hinckley le haya escrito a los asesinos Ted Bundy y Charles Manson.

URL CORTA: http://rbb.cl/ekc1
Tendencias Ahora