Los denominados crímenes de honor vuelven a conmocionar a Irán. Esta vez dos mujeres, de 22 y 19 años, fueron asesinadas por familiares luego de situaciones puntuales. Los responsables serían el padre de una de ellas y el esposo de la segunda.

Según detalla el diario español La Vanguardia, el primer caso tuvo relación con una joven llamada Reyhane Amerí (22), quien fue asesinada por su propio padre luego de una discusión, en la ciudad de Kerman.

El hecho se dio luego que el hombre cuestionara el comportamiento de la muchacha durante una fiesta (aparentemente por besarse con un joven), ocurrida el pasado lunes, lo que generó un intercambio de opiniones entre ambos.

El subjefe de Asuntos Sociales de la Policía de Kerman, Kurosh Ahmad Yusefí, indicó que el sujeto se encuentra detenido, luego que su esposa y la hermana de la joven lo denunciaran.

Dentro del informe se indicó que: “Amerí murió como resultado del golpe de una barra de hierro en su cabeza”; no obstante, otras versiones aseguran que fue herida con un hacha.

Una de las pruebas que se manejan en el caso son restos de sangre encontrados en el auto del hombre, quien no ha prestado declaración por lo ocurrido.

Romina Ashrafi
Romina Ashrafi

Asesinada por su esposo

Otro hecho que se dio a conocer fue el caso de Fatemeh Barihi (19), quien fue decapitada en su hogar en la localidad de Abadan presuntamente por su esposo, el pasado 13 de junio, luego de una discusión.

Barihi había sido obligada a casarse con su primo hace unas semanas. Todo indica que el sujeto, en un ataque de ira, la habría decapitado con un cuchillo tras acusarla de haber sido infiel.

En este caso, el propio sujeto se entregó a la policía y presentó el arma como prueba clave. Se estima que podría pasar varios años tras las rejas.

La situación pone de nuevo en debate la situación de los denominados “crímenes de honor” en Irán, ya que se estipula que las penas para los autores son relativamente bajas, porque van de tres a 10 años de prisión.

Estos hechos en particular ocurren luego que se reportara el caso de Romina Ashrafi, asesinada por su padre en mayo luego que intentara escapar con su novio, porque la familia no aceptaba la relación.

Violencia contra la mujer
Si eres víctima o testigo de violencia contra la mujer, denuncia al 149 de Carabineros, recibe orientación llamando al número corto 1455 del Sernameg o pulsa para usar el chat de denuncia Sernameg