Internacional
Miércoles 28 agosto de 2019 | Publicado a las 04:30 · Actualizado a las 04:31
Lluvias e inudaciones dejan al menos 2 muertos en Jap√≥n: evac√ļan a 670.000 personas
Por Matías Vega
La información es de Agence France-Presse
visitas

Las autoridades japonesas lanzaron este miércoles alertas y ordenaron la evacuación de 670.000 personas por lluvias torrenciales e inundaciones en el sudoeste del archipiélago, donde ya se registraron dos muertos por las crecidas.

En Saga, en la isla de Kyushu, se halló el cuerpo sin vida de un hombre cuyo auto fue arrastrado por la inundación, indicó a la Agence France-Presse un funcionario local.

Adem√°s, un octogenario muri√≥ ahogado en circunstancias similares en Fukuoka cuando intentaba sacar a su veh√≠culo atrapado por la crecida de las aguas, seg√ļn las autoridades locales.

El vocero del gobierno, Yoshihide Suga, se√Īal√≥ que otra persona en Saga se encontraba en “paro cardiorrespiratorio”, una expresi√≥n utilizada en Jap√≥n para hablar de un deceso a√ļn no confirmado oficialmente por un m√©dico.

A partir de los datos disponibles, las autoridades locales ordenaron la evacuación (que sin embargo no es obligatoria) de unas 670.000 personas. Además, cerca de un millón de habitantes estaban concernidos por recomendaciones de evacuación.

La regi√≥n m√°s afectada es la isla Kyushu, en particular los departamentos de Saga, Nagasaki y Fukuoka. “El riesgo de desastre es extremadamente elevado”, declar√≥ en una conferencia de prensa un responsable de la agencia nacional de meteorolog√≠a.

“Vemos niveles in√©ditos de lluvia en las ciudad para las cuales emitimos alertas especiales. Hay que tomar el m√°ximo de precauciones para protegerse”, insisti√≥ el experto Yasushi Kajiwara. Los canales de televisi√≥n mostraban im√°genes de barrios enteros inundados con agua y barro. Los veh√≠culos est√°n casi completamente sumergidos.

Jap√≥n, y en particular el sudoeste del archipi√©lago, es v√≠ctima cada a√Īo de lluvias violentas, a menudo por el paso de un tif√≥n, aunque en esta oportunidad no es el caso.

Esta precipitaciones provocan gigantescas crecidas y avalanchas de barro que pueden ser mortales.

Sin embargo, las autoridades tienen problemas para que se respete su orden de evacuación, ya que a veces es muy difícil para una población mayoritariamente anciana desplazarse por la noche en zonas rurales aisladas.

En julio de 2018 las inundaciones dejaron un saldo de más de 200 muertos en el país.

Tendencias Ahora