Internacional
Miércoles 12 junio de 2019 | Publicado a las 09:36 · Actualizado a las 09:46
¬ŅQu√© est√° pasando en Hong Kong?: las razones de las protestas contra China
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El proyecto de ley sobre extradiciones a China continental pone en riesgo la credibilidad y el “alma” de Hong Kong, sostiene la oposici√≥n, mientras que el gobierno dice que apunta solamente a llenar un vac√≠o jur√≠dico.

El proyecto de ley

El gobierno de este territorio chino quiere que el Consejo Legislativo (LegCo, parlamento) apruebe una ley autorizando las extradiciones con los territorios con los que no existe un acuerdo bilateral, incluyendo la China continental.

Seg√ļn las autoridades, el texto llena un vac√≠o jur√≠dico e impedir√° que Hong Kong se convierta en un refugio para ciertos criminales. Seg√ļn el gobierno, existen sistemas para evitar que la ley sirva para que China persiga a opositores pol√≠ticos.

La jefa del gobierno, Carrie Lam, afirma tambi√©n que el texto responde a normas internacionales en materia de derechos humanos y que solo afectar√° a los autores de cr√≠menes graves susceptibles de condenas de m√°s de siete a√Īos de prisi√≥n.

Los motivos de la oposición

Los opositores temen sin embargo que la población de Hong Kong (7,3 millones de personas) así como la gente que transita por el aeropuerto queden a merced de la justicia china, opaca y politizada.

El rechazo del proyecto re√ļne a sectores muy distintos de la poblaci√≥n, incluyendo abogados, influyentes organizaciones jur√≠dicas, directivos empresariales, c√°maras de comercio, periodistas, activistas y diplom√°ticos occidentales.

Pero la lucha contra el poder solo es el √ļltimo cap√≠tulo de lo que muchos ven como un combate para salvar el alma de Hong Kong.

El territorio es desde hace diez a√Īos teatro de convulsiones pol√≠ticas entre las autoridades favorables a Pek√≠n y los opositores, que denuncian el control chino que atenta contra sus libertades.

AFP
AFP

“Un pa√≠s, dos sistemas”

China recuperó el control del territorio en 1997, hasta entonces una colonia británica, tras un acuerdo con Londres.

Hong Kong tiene cierta autonomía y goza de libertades que no existen en China continental, en teoría hasta 2047.
El sistema llamado “un pa√≠s, dos sistemas” garantiza en principio la libertad de expresi√≥n y la independencia de la justicia.

Además el estado de derecho y el sistema judicial heredados de Reino Unido son un factor esencial del éxito económico de este centro financiero mundial.

Pero los opositores acusan a China de incumplir el acuerdo y de querer limitar las libertades de Hong Kong antes de la expiración del plazo.

AFP
AFP

Las consecuencias de la ley

El gobierno asegura que la ley de extradiciones no afectar√° al sistema de Hong Kong pero sus detractores creen que tendr√° enormes consecuencias.

“La credibilidad de Hong Kong est√° ahora en juego”,
dijo a la cadena CNBC Tara Joseph, presidenta de la c√°mara de comercio estadounidense, tras la masiva manifestaci√≥n del domingo, que seg√ļn los organizadores reuni√≥ a un mill√≥n de personas.

Los opositores temen que Pekín persiga tanto a los hongkoneses como a los extranjeros en su territorio, lo que afectaría a su reputación como plaza financiera y económica.

Estados Unidos, inmerso en una guerra comercial con China, cree por su parte que la ley podr√≠a “da√Īar el entorno econ√≥mico de Hong Kong y someter a nuestros ciudadanos que residen o visitan Hong Kong al sistema judicial caprichoso de China”.

AFP
AFP

Las próximas etapas

La jefa del gobierno, Carrie Lam, no ha dado ning√ļn signo de querer retirar el proyecto de ley. El voto final est√° previsto el 20 de junio pero el LegCo tuvo que aplazar los debates previstos el mi√©rcoles por nuevas manifestaciones.

Los manifestantes, igual que hicieron en el gran movimiento pro-democrático de 2014 que no obtuvo resultados, bloquearon el centro de la ciudad con barreras metálicas y paralizaron la circulación.

Sin embargo, y a pesar de la movilización, el sentimiento general es que el proyecto terminará siendo adoptado por el parlamento, dominado por los diputados favorables a Pekín.

Si fuera el caso, sería una victoria para Pekín y los observadores temen que la sociedad se polarice todavía más y lleve a algunos opositores a renunciar a la no violencia.

Tendencias Ahora