Internacional
Martes 11 junio de 2019 | Publicado a las 09:29
Comercios en Hong Kong cerrarán por protestas contra ley de extradición a China
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

Decenas de empresas y comercios de Hong Kong anunciaron el martes su intención de cerrar el miércoles en protesta contra el proyecto del gobierno local de autorizar las extradiciones a la China continental, que ya dio pie a una colosal manifestación este fin de semana.

La protesta del domingo fue la mayor desde que la excolonia británica pasó a manos de China en 1997.

Seg√ļn los organizadores, m√°s de un mill√≥n de personas desafiaron el calor sofocante para salir a las calles y pedir al ejecutivo hongkon√©s que renuncie a su proyecto de ley.

El texto ha provocado las críticas de los países occidentales y las protestas de algunos hongkoneses que temen caer en manos de un sistema de justicia chino opaco y politizado, y creen que esta reforma perjudicará la imagen internacional y el atractivo de la ciudad semiautónoma.

Sin embargo, la magnitud de la manifestaci√≥n no disuadi√≥ a Carrie Lam, Jefa Ejecutiva de Hong Kong, quien reiter√≥ el lunes que el Consejo Legislativo -el “Parlamento”, dominado por fuerzas leales a Pek√≠n- examinar√≠a este texto el mi√©rcoles, tal y como estaba previsto.

Quienes se oponen al proyecto anunciaron una manifestación el miércoles cerca del Consejo Legislativo y llamaron a la población a participar o a hacer huelga.

ARCHIVO | Agence France-Presse
ARCHIVO | Agence France-Presse

#Huelga1206

Otros también pidieron pasar la noche del martes cerca del Parlamento.

Los comerciantes ya se han movilizado en las redes sociales, bajo la etiqueta “#strike1206”, para anunciar que sus tiendas cerrar√°n para permitir que sus empleados se manifiesten.

Se trata esencialmente de comercios familiares y peque√Īas tiendas en el coraz√≥n de la econom√≠a local, pero que rara vez se hacen o√≠r en el debate pol√≠tico.

El martes por la ma√Īana, m√°s de un centenar de comercios anunciaron su intenci√≥n de cerrar sus puertas. Entre ellos, caf√©s y restaurantes, tiendas de aparatos electr√≥nicos y juguetes, salones de manicura, estudios de yoga e incluso un sex-shop.

“Hong Kong se construy√≥ gracias al duro trabajo de generaciones”, dice Meet Yoga Studio en su cuenta Instagram. “¬ŅY si lo borramos todo y lo llamamos directamente China?”, se pregunt√≥ ir√≥nicamente.

En virtud del acuerdo de 1984 entre Londres y Pekín, que presidió su traspaso en 1997, Hong Kong disfruta de una semiautonomía y unas libertades que no existen en la China continental, en teoría, hasta 2047.

Sin embargo, la antigua colonia brit√°nica ha sido escenario de considerables disturbios pol√≠ticos durante la √ļltima d√©cada, m√°s o menos por la preocupaci√≥n que suscita la creciente interferencia de Pek√≠n en sus asuntos internos y por la percepci√≥n de que el acuerdo de cesi√≥n y el famoso principio “Un pa√≠s, dos sistemas” ya no se respetan.

Estados Unidos fue de los que expres√≥ su inquietud, a lo que Pek√≠n respondi√≥ airadamente: “Pedimos al lado estadounidense (…) que sea cauto y deje de interferir de cualquier forma en los asuntos internos de Hong Kong y China”, dijo el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores chino Geng Shuang.

“Actos radicales”

“Soy una hongkonesa que no sabe casi nada de pol√≠tica y encuentra placer en las peque√Īas cosas de la vida”, escribi√≥ por su parte una florista. “Pero lo que s√© de la pol√≠tica es que afecta a todos los aspectos de nuestra vida”.

El abogado Michael Vidler dijo que permitir√° a sus 12 empleados que obren “seg√ļn su conciencia”.

Lam critic√≥ el martes el proyecto de huelga. “Insto a las escuelas, padres, empresas y sindicatos , antes de convocar estos actos radicales, a plantearse la pregunta del bien que pueden hacer a la sociedad y la juventud de Hong Kong”, afirm√≥, seg√ļn Radio Television Hong Kong (RTHK).

El proyecto de ley contempla la extradición a todas las jurisdicciones con las que no existe un acuerdo bilateral, incluida la China continental.

Las autoridades afirman que esta ley llenará un vacío legal y hará que la ciudad ya no sea un refugio seguro para algunos criminales. Garantizan la existencia de salvaguardias para asegurar que cumpla con las normas internacionales de derechos humanos y que no se dirija a los opositores políticos de China.

Pero tras a√Īos de tensiones pol√≠ticas en la antigua colonia brit√°nica, muchos hongkoneses ya no creen en las promesas de su ejecutivo, que est√° alineado con Pek√≠n, y sospechan de las intenciones del gobierno chino, especialmente bajo Xi Jinping.

En el oto√Īo de 2014, el coraz√≥n financiero de Hong Kong estuvo bloqueado durante varias semanas por el “Movimiento de los paraguas”, una vasta movilizaci√≥n para exigir la elecci√≥n del Jefe del Ejecutivo por sufragio universal.

Desde entonces, muchos activistas pro-democracia han sido encarcelados, se les ha impedido presentarse a las elecciones o se les ha despojado de su cartera de consejeros en el Consejo Legislativo.

La oposición al proyecto de ley ha unido a actores diversos. Así, la diócesis católica de Hong Kong exhortó a Lam, una católica ferviente, a que renuncie.

Precisamente, la justicia neozelandesa se opuso el martes a la extradición a China de un sospechoso de homicidio por el riesgo de que sea torturado.

Tendencias Ahora