Internacional
Domingo 09 junio de 2019 | Publicado a las 11:25
Hong Kong es testigo de gigantesca protesta contra las extradiciones a China continental
Por Nicol√°s Parra
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Hong Kong fue testigo este domingo de la mayor manifestaci√≥n desde que dej√≥ de ser colonia brit√°nica, en 1997, cuando m√°s de un mill√≥n de personas, seg√ļn los organizadores, protestaron contra el plan de permitir las extradiciones a China continental.

Los manifestantes marcharon bajo un calor veraniego abrasador a través de las estrechas calles de la isla principal de este centro financiero, en una ruidosa y colorida manifestación en la que se pedía al gobierno que diera marcha atrás en sus planes.

No se recordaba una manifestación similar desde la que congregó a 1,5 millones de personas durante el gobierno colonial de 1989 en apoyo a los manifestantes de la plaza de Tiananmen.

“Hay 1 mill√≥n 30 mil personas en la manifestaci√≥n de hoy”, dijo un organizador entre los v√≠tores de la muchedumbre.

La polic√≠a, que hist√≥ricamente da cifras mucho m√°s bajas que las de los organizadores, calcul√≥ que el n√ļmero m√°ximo de asistentes fue de 240 mil, lo que sigue siendo su segunda estimaci√≥n m√°s alta desde el traspaso de la excolonia a China.

Agence France-Presse
Agence France-Presse

La protesta del domingo estuvo fácilmente a la par con la de 2003, cuando se calcula que medio millón de manifestantes obligaron al gobierno a dejar de lado una ley de seguridad nacional profundamente impopular.

Este proyecto de las autoridades de Hong Kong pro-Pekín dejará a la población a merced de un sistema judicial chino opaco y politizado, argumentan sus detractores, aunque no está claro que los dirigentes de la ciudad vayan a cambiar su postura.

Creciente desconfianza hacia Pekín

La iniciativa ha suscitado críticas de juristas, de los círculos financieros y de los diplomáticos occidentales.

Marco Ng cerr√≥ su caf√© para sumarse al cortejo. “Nuestra ciudad es m√°s importante que mi comercio”, declar√≥. “Si no protestamos, el gobierno no tendr√° en cuenta nuestras preocupaciones”, a√Īadi√≥.

“No se escucha la voz del pueblo”, denunci√≥ Ivan Wong, un estudiante de 18 a√Īos. “Esta ley no s√≥lo afectar√° a la reputaci√≥n de Hong Kong como centro financiero internacional, sino tambi√©n a nuestro sistema judicial. Esto tiene consecuencias para mi futuro”, subray√≥.

Numerosos manifestantes admitieron que no creían más en los compromisos del ejecutivo de Hong Kong de no enviar al continente a los críticos del poder chino.

Las autoridades intentan hacer votar en el Consejo Legislativo (LegCo, el “parlamento” local) este texto que autorizar√≠a las extradiciones hacia pa√≠ses, como la China continental, con los que no existe un acuerdo en este tema.

Seg√ļn el ejecutivo de la regi√≥n semiaut√≥noma, esta ley llenar√≠a una vac√≠o jur√≠dico y es necesaria, especialmente para permitir la extradici√≥n a Taiw√°n de un hongkon√©s acusado de asesinato.

Seg√ļn los detractores de la ley, este caso s√≥lo es un pretexto para satisfacer a Pek√≠n.

La desconfianza hacia China ha ido en aumento desde que desaparecieron una serie de personalidades críticas con el poder chino, entre ellos un grupo de editores disidentes y un multimillonario, que reaparecieron luego detenidos en el continente.

Seg√ļn los t√©rminos del acuerdo sino-brit√°nico sobre la devoluci√≥n de Hong Kong a China, la ciudad goza de m√°s libertades que el resto del Estado asi√°tico en virtud del principio “Un pa√≠s, dos sistemas”, en teor√≠a hasta 2047.

Agence France-Presse
Agence France-Presse
Tendencias Ahora