Internacional
Lunes 13 mayo de 2019 | Publicado a las 13:48 · Actualizado a las 14:07
Tráfico de "novias": fue entregada en matrimonio por su padre pero fue prostituida en otro país
Por Paola Alem√°n
La información es de Deutsche Welle
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La relación pobreza y desesperación jugó una mala pasada al destino de otra familia.

A Basheer Ahmed, un hombre parcialmente discapacitado de 60 a√Īos en Pakist√°n, el gobierno le ofreci√≥ a una peque√Īa casa. Es residente de clase media de la ciudad oriental de Lahore, nunca hab√≠a sido due√Īo de un inmueble y, debido a su situaci√≥n econ√≥mica, estaba preocupado por poder casar a sus hijas lo m√°s r√°pido posible. “Fue una tarea dif√≠cil”, dijo. Asimismo, confes√≥ que comenz√≥ a buscar desesperadamente una pareja adecuada para una de sus hijas.

Ahmed, profesor de Cor√°n y padre de cuatro hijos, asegur√≥ que algunos agentes de un centro de emparejamiento se le acercaron hace unos meses y le presentaron una oferta de matrimonio para su hija. “Dijeron que ten√≠an una proposici√≥n de Chan Yen Ming ‚Äďun ciudadano chino que recientemente se hab√≠a convertido al islam‚Äď para mi hija de 24 a√Īos Yamna Bibi. Se√Īalaron que Chan estaba listo para pagar todos los gastos de la boda y que incluso permitir√≠a que Bibi trabajara en China “, apunt√≥.

Ahmed agreg√≥ que Bibi y Chan se casaron el 4 de enero. “Fue un gran alivio para m√≠. Despu√©s del matrimonio, Bibi se qued√≥ en Islamabad durante un mes y medio, esperando sus documentos de viaje. Nos mantuvimos en contacto con ella durante ese tiempo. Luego, despu√©s de que ella recibi√≥ sus documentos, vol√≥ a China”.

Una pesadilla viviente

Ahmed esperaba que su hija obtuviera un trabajo en su nuevo pa√≠s, lo que le permitir√≠a enviar algo de dinero a su familia en Pakist√°n, ya que √©l apenas pod√≠a llegar a fin de mes. Pero un d√≠a recibi√≥ una llamada telef√≥nica de su hija, que estaba llorando. “Mi hija me dijo que nos hab√≠an enga√Īado: Chan no era un hombre de negocios como nos dijeron los agentes; la hab√≠a tratado de obligar a prostituirse. Cuando ella se neg√≥, Chan le dio una paliza”, lament√≥ Ahmed.

“Inform√© a los agentes de emparejamiento en Islamabad. El jefe se llamaba David, pero su nombre real era Wei Lin Ping. As√≠, me puse en contacto con Wei para informarle sobre la situaci√≥n, pero su respuesta me dej√≥ at√≥nito: explic√≥ que Chan hab√≠a gastado 2 millones de rupias paquistan√≠es (12.568 euros) en mi hija, y que si quer√≠a recuperarla deb√≠a devolver una cantidad igual de dinero. M√°s tarde descubr√≠ que, en realidad, se trataba de una gran mafia involucrada en matrimonios falsos, tr√°fico de personas y venta de √≥rganos”, indic√≥ Ahmed.

“Pero no perd√≠ la esperanza y me puse en contacto con la embajada de Pakist√°n en China. Finalmente, rescataron a mi hija y se aseguraron de que volviera a salvo. Ella regres√≥ a Pakist√°n el 3 de mayo”, a√Īadi√≥.

Bibi, quien estuvo presente mientras su padre narraba la historia, le dijo a DW que su vida se había arruinado debido al escándalo.

DW
DW

Crimen organizado

El caso de Bibi es solo una de las muchas estafas de matrimonio falso que han surgido en las √ļltimas semanas. La mayor√≠a de estos casos involucran a hombres chinos y sus agentes (incluidos agentes locales) que atraen a j√≥venes paquistan√≠es para que se casen con ellas.

Muchos pakistan√≠es de clase media y baja quieren mudarse del pa√≠s en b√ļsqueda de mejores oportunidades econ√≥micas y condiciones de vida. China, aunque no es la primera opci√≥n para los pakistan√≠es que quieren abandonar el pa√≠s, sigue siendo lo suficientemente atractiva para aquellos que viven precariamente en el pa√≠s del sur de Asia.

La presencia de ciudadanos chinos tambi√©n ha aumentado en Pakist√°n en los √ļltimos a√Īos debido a una creciente inversi√≥n econ√≥mica china en el pa√≠s. En 2015, China anunci√≥ un proyecto econ√≥mico en Pakist√°n por un valor de 46 mil millones de d√≥lares. Con el Corredor Econ√≥mico China-Pakist√°n (CPEC), Pek√≠n apunta a expandir su influencia en Pakist√°n y en el centro y sur de Asia para contrarrestar la influencia de Estados Unidos e India. Muchos pakistan√≠es est√°n aprendiendo chino para poder trabajar en compa√Ī√≠as chinas que se est√°n abriendo en su pa√≠s.

Redada importante a la red de tr√°fico

Las noticias y las imágenes de los matrimonios falsos pronto comenzaron a circular en las redes sociales, impactando a la nación y alertando a las autoridades. El mes pasado, un canal de noticias pakistaní afirmó que había ingresado en un centro de emparejamiento en Lahore, donde las familias pobres casarían a sus hijas con ciudadanos chinos a cambio de dinero y una visa.

Esto llev√≥ a una redada el jueves pasado de la Agencia Federal de Investigaci√≥n de Pakist√°n (FIA). Las autoridades arrestaron a ocho ciudadanos chinos y dos pakistan√≠es en el edificio, que supuestamente se utilizaba como casa de hu√©spedes para los hombres chinos que fueron tra√≠dos a Pakist√°n para casarse con las j√≥venes. Seg√ļn los informes, las autoridades confiscaron al menos seis pasaportes chinos. Otros tres ciudadanos del mismo pa√≠s fueron arrestados el mismo d√≠a en otras partes de la ciudad.

Un portavoz de la FIA dijo a los medios que se hab√≠a lanzado una investigaci√≥n sobre el esc√°ndalo de matrimonios falsos. “Mafias chinas han estado trabajando de manera muy organizada”, dijo la agencia de noticias DPA citando a Tariq Rustam Chohan, de la FIA.

Por su parte, en una declaraci√≥n publicada en el peri√≥dico Dawn de Pakist√°n, la embajada china en Pakist√°n dijo que “seg√ļn las investigaciones del Ministerio de Seguridad P√ļblica de China, no hay prostituci√≥n forzada ni venta de √≥rganos humanos para aquellas mujeres pakistan√≠es que permanecen en China despu√©s de contraer matrimonio con ciudadanos chinos”.

No obstante, “China est√° cooperando con las agencias pakistan√≠es para acabar con los centros de emparejamiento ilegales. Recordamos a los ciudadanos chinos y paquistan√≠es que permanezcan vigilantes y no sean enga√Īados”, dijo la embajada china en Islamabad.

DW
DW

Violaciones de derechos humanos

Por otro lado, Human Rights Watch asegur√≥ que las autoridades pakistan√≠es deber√≠an estar “alarmadas” por los informes de tr√°fico de “novias” desde Pakist√°n a China. La organizaci√≥n advirti√≥ que estos casos son “inquietantemente similares al patr√≥n de tr√°fico de ‘novias’ a China de al menos otros cinco pa√≠ses asi√°ticos”.

Asad But, un funcionario de la Comisi√≥n no gubernamental de Derechos Humanos de Pakist√°n, con sede en Karachi, dijo a DW que el Gobierno debe estar atento a las actividades de los ciudadanos chinos en Pakist√°n. “El tr√°fico de personas es una violaci√≥n importante de los derechos humanos. Por un lado, el Gobierno est√° cerrando las oeneg√©s occidentales, y por otro, han hecho la vista gorda a los ciudadanos chinos que presuntamente est√°n involucrados en el tr√°fico de personas”, asegur√≥.

But dijo, asimismo, que el Gobierno pakistan√≠ no debe emitir una visa de llegada a los ciudadanos chinos. “Los pakistan√≠es tienen que pasar por un proceso complicado para obtener una visa china, pero cualquier ciudadano chino puede ingresar a Pakist√°n sin ning√ļn tipo de control”, dijo el activista de derechos, y agreg√≥ que las relaciones entre China y Pakist√°n deben basarse en el respeto mutuo.

DW
DW
Tendencias Ahora