Internacional
Lunes 25 febrero de 2019 | Publicado a las 10:52
Los médicos afganos sufren una guerra sin fin: "cada caso para mi es una nueva herida"
Por Paola Alem√°n
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Hedayatul√° Hedayat, jefe del departamento de cirug√≠a del hospital de Kabul, especializado en traumatolog√≠a, asisti√≥ a miles de civiles heridos en los √ļltimos 15 a√Īos y asegura que nunca podr√° acostumbrarse a los horrores de la guerra.

“No hay normalidad. Cada caso es para m√≠ una nueva herida. Psicol√≥gicamente es un traumatismo”, confiesa el cirujano, de 42 a√Īos.

Buena cantidad de los 7.189 civiles heridos contabilizados por la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán en 2018 recibieron asistencia médica en una de las 120 camas de las urgencias nosocomiales especializadas en las heridas de guerra.

En el corazón de la capital afgana, los 400 médicos y personal de asistencia, afganos y extranjeros, todos especializados, están permanentemente listos para asistir a las víctimas del próximo atentado.

“Cada a√Īo desde 2014 la cantidad de pacientes y la gravedad de las heridas aumenta”, declaraba recientemente el cirujano a AFP.

En 2018 las urgencias ingresaron una cifra r√©cord de 4.076 personas, 530 m√°s que el a√Īo anterior, indica Dejan Panic, coordinador del programa de la ONG italiana Emergency que administra tambi√©n otros dos hospitales as√≠ como decenas de cl√≠nicas en el pa√≠s.

Los civiles afganos pagan desde hace muchos a√Īos con sus vidas por esta guerra que opone a las fuerzas gubernamentales y a la guerrilla talib√°n y a los combatientes de Estado Isl√°mico. La mayor√≠a resultaron heridos en explosiones.

Desde hace 10 a√Īos Naciones Unidas lleva un registro de las v√≠ctimas civiles en el conflicto afgano. Unas 32.000 personas murieron y 60.000 resultaron heridas. El a√Īo 2018 alcanz√≥ el triste r√©cord del a√Īo m√°s mort√≠fero para los civiles, con 3.804 fallecimientos, de los cuales 927 ni√Īos, seg√ļn un informe publicado el domingo.

Estas cifras fueron publicadas en momentos en que los talibanes y los responsables estadounidenses se disponen a reanudar el lunes en Catar las negociaciones para poner fin a la guerra en Afganist√°n.

Wakil Kosarh | Agemcia France-Presse
Wakil Kosarh | Agemcia France-Presse

En el lugar y el momento equivocados

En el hospital de Kabul, muchas víctimas cuentan que se encontraban simplemente en el lugar y el momento equivocados.

Samiul Haq, de 13 a√Īos, plantaba cebolla con su padre y hermanos a unas horas de ruta de Kabul cuando fue alcanzado en tres ocasiones, “en la pierna, el codo y la mano”, en un enfrentamiento entre talibanes y fuerzas de seguridad afganas.

Una de las bales le cort√≥ el √≠ndice y el mayor de la mano izquierda, dejando al ni√Īo un recuerdo marcado en su cuerpo de la guerra que dura desde hace 17 a√Īos.

Abdul Salaam Stanekzai regresaba a su hogar a pie luego de una ceremonia de lectura del Corán, en la provincia de Logar (centro), cuando una bomba escondida debajo de un coche estalló, proyectando esquirlas en su brazo y pierna.

Una persona muri√≥ y otras tres resultaron heridas en este atentado, cuenta el hombre de 67 a√Īos, sentado en el hospital en una sala reservada a los hombres que da a un jard√≠n exterior.

Algunos ni siquiera necesitan salir de sus hogares para transformarse en una estadística del conflicto. Amir Mohammad Amiri, estudiante en informática, estaba en su vivienda familiar en la provincia de Ghazni (sureste) cuando resultó herido una noche durante una operación conjunta de las fuerzas estadounidenses y afganas.

“Pasaba de una habitaci√≥n a otra cuando me alcanz√≥ la bala”, cuenta el joven de 23 a√Īos que tiene un imponente vendaje blanco que cubre el lado derecho de su pecho. “Buscaban talibanes”, cuenta.

Esta violencia sin fin inquieta al cirujano, padre de cuatro ni√Īos. “Espero que tengan una vida normal”, dice, “no como la m√≠a”.

Hoshang Hashimi | Agencia France-Presse
Hoshang Hashimi | Agencia France-Presse
Tendencias Ahora