Internacional
Martes 01 enero de 2019 | Publicado a las 06:00 · Actualizado a las 06:01
Kim Jong Un advierte que Corea del Norte podría cambiar de actitud con Estados Unidos
Por Yessenia M√°rquez
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Corea del Norte podr√≠a plantearse un cambio de actitud si Estados Unidos mantiene las sanciones en su contra, advirti√≥ este martes el l√≠der Kim Jong Un en su discurso de A√Īo Nuevo, tras 12 meses de acercamiento diplom√°tico.

“Si Estados Unidos no mantiene la promesa que hizo delante de todo el mundo […] e insiste en las sanciones y la presi√≥n a nuestra rep√ļblica”, dijo Kim, “no nos quedar√° otra opci√≥n que considerar una nueva v√≠a para salvaguardar nuestra soberan√≠a y nuestros intereses”.

Kim hac√≠a referencia a su reuni√≥n con el presidente estadounidense, Donald Trump, en junio en Singapur, cuando dijo que hab√≠an mantenido “conversaciones fruct√≠feras” e “intercambiado ideas constructivas”.

En aquella ocasión, los dos líderes firmaron una vaga promesa sobre la desnuclearización de la península de Corea, pero desde entonces no se han logrado grandes avances, ya que Pyongyang y Washington discuten sobre el significado de esa propuesta.

Corea del Norte es objeto de varios paquetes de sanciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por sus programas de armas nucleares y de misiles bal√≠sticos. Washington presiona para mantener estas medidas contra el Norte hasta su “desnuclearizaci√≥n final y completamente verificada”.

“Estoy dispuesto a sentarme de nuevo con el presidente estadounidense en cualquier momento en el futuro y har√© esfuerzos por todos los medios para que den un resultado que sea saludado por la comunidad internacional”, dijo Kim en su mensaje, difundido por la televisi√≥n estatal.

El discurso de Kim “expres√≥ su frustraci√≥n por la falta de avance en las negociaciones”, seg√ļn el ex viceministro de Unificaci√≥n surcoreano Kim Hyung-seok.

El l√≠der norcoreano “ten√≠a algunas expectativas de que Estados Unidos dar√≠a algunos pasos […] despu√©s de que el Norte acabara con un sitio de ensayos nucleares, entre otras medidas. Pero no se materializ√≥“, se√Īal√≥.

Kim “se enfrenta a la urgente tarea de mejorar su ‘econom√≠a socialista’, algo imposible de lograr si no se retiran las sanciones”.

En contraste con el discurso del 1 de enero de 2018, cuando orden√≥ una producci√≥n masiva de ojivas nucleares, Kim dijo que el Norte “declar√≥ que ya no producir√°, probar√°, usar√° ni extender√° nuestro arsenal nuclear”, y pidi√≥ a Estados Unidos tomar “las medidas correspondientes”.

Kim habló sentado en un sillón de cuero oscuro en una gran oficina, flanqueado por estanterías llenas de libros y retratos de sus predecesores a la cabeza del país, su padre, Kim Jong Il, y su abuelo Kim Il Sung.

Un a√Īo de acercamiento

El discurso de A√Īo Nuevo del l√≠der es un momento clave de la vida pol√≠tica norcoreana, en el que se repasa el a√Īo pasado y se establecen los objetivos para el entrante.

El mensaje de 2018 fue un catalizador crucial para los acontecimientos que se produjeron en el a√Īo. Lleg√≥ tras meses de tensiones en los que el Norte realiz√≥ veloces avances en sus programas armament√≠sticos y en los que aumentaron los temores a un conflicto.

Kim y Trump intercambiaron insultos personales -el presidente estadounidense calific√≥ a Kim de “peque√Īo hombre cohete” y este lo llam√≥ “viejo chocho estadounidense mentalmente trastornado” – y amenazas de guerra.

En el discurso del a√Īo pasado Kim advirti√≥: “El bot√≥n nuclear est√° en el escritorio de mi despacho todo el tiempo”, pero tambi√©n ofreci√≥ enviar un equipo de atletas a los Juegos Ol√≠mpicos de Invierno en el Sur.

Eso abri√≥ la v√≠a para que el presidente surcoreano, Moon Jae-in, desempe√Īara un papel de pacificador.

Luego se sucedieron los acontecimientos, con un encuentro entre Kim y el presidente chino, Xi Jinping, en Pekín antes de la cumbre de Singapur con Trump. Kim se reunió también en tres ocasiones con el presidente surcoreano.

En su discurso de este martes el l√≠der norcoreano dijo tambi√©n que Estados Unidos y Corea del Sur no deber√≠an seguir llevando a cabo ejercicios militares conjuntos -detenidos en gran medida tras la cumbre de Singapur- y consider√≥ que esos ensayos son “una fuente de tensi√≥n”.

“No se deber√≠a seguir permitiendo traer equipos b√©licos, incluidos los bienes estrat√©gicos de poderes extranjeros”, a√Īadi√≥.

Se√ļl y Washington tienen una alianza en materia de seguridad y Estados Unidos cuenta con 28.500 soldados en Corea del Sur para protegerlo de su vecino del Norte.

Tendencias Ahora