Internacional
Jueves 06 diciembre de 2018 | Publicado a las 12:32
Duterte contra la Iglesia: pide que maten a los "in√ļtiles" obispos y dice que curas son homosexuales
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, arremeti√≥ de nuevo contra los obispos cat√≥licos al afirmar que “son in√ļtiles” y anim√≥ a matarlos, en un pa√≠s donde el 85 por ciento de la poblaci√≥n profesa el catolicismo.

“Sus obispos, m√°tenlos. Esos bastardos son in√ļtiles. Lo √ļnico que hacen es criticar”, asever√≥ este mi√©rcoles el mandatario en un discurso en Manila, cuya transcripci√≥n fue difundida este jueves por la oficina presidencial.

Casi todos los sacerdotes cat√≥licos “son homosexuales”

En un acto posterior, el presidente se√Īal√≥ que la Iglesia cat√≥lica era la instituci√≥n “m√°s hip√≥crita del mundo” y que “el Papa lo sabe”. Asimismo, Duterte asegur√≥ que el 90 por ciento de sus sacerdotes “son homosexuales”.

La Conferencia de Obispos Cat√≥licos de Filipinas ha rehusado responder a los comentarios de Duterte: “No queremos a√Īadir m√°s le√Īa al fuego. Cualquier comentario solo exagerar√≠a el asunto”, indic√≥ este jueves en un comunicado un portavoz de la conferencia episcopal, Jerome Seciliano.

El portavoz presidencial, Salvador Panelo, defendi√≥ este jueves que las palabras de Duterte no hay que entenderlas como algo literal, sino como el empleo de una “hip√©rbole” para lograr un “efecto m√°s dram√°tico” en sus comentarios.

Insultos de Duterte contra la Iglesia Católica no son nuevos

Hace s√≥lo dos semanas, el presidente insult√≥ a obispos y sacerdotes cat√≥licos, con los que mantiene una cruzada verbal desde hace m√°s de un a√Īo, al declarar a los filipinos que no deber√≠an ir a la iglesia para “pagar a idiotas”.

D√≠as antes, Duterte acus√≥ al obispo de Caloocan, Pablo Virgilio David -uno de sus principales cr√≠ticos-, de robar para su uso particular las contribuciones que los fieles donaban al arzobispado, a lo que el prelado respondi√≥ que el mandatario no sabe lo que dice porque est√° “enfermo”.

El pasado junio Duterte enfad√≥ a muchos fieles filipinos al llamar “est√ļpido” a Dios y mofarse de algunos dogmas del catolicismo como el pecado original.

Semanas despu√©s, inici√≥ un di√°logo con la jerarqu√≠a cat√≥lica del pa√≠s y acordaron una “moratoria” en el cruce de acusaciones, una tregua que el presidente ha roto de nuevo.

El enfrentamiento de Duterte con la Iglesia Cat√≥lica se remonta a febrero de 2017, cuando la Conferencia de Obispos critic√≥ la sangrienta guerra contra las drogas y la tild√≥ de “reino del terror”, a lo que el presidente respondi√≥ llamando a los obispos “hijos de puta”.

Tendencias Ahora