Internacional
Corea del Norte lanza un nuevo misil balístico al mar de Japón
Publicado por: Diego Vera La información es de: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Corea del Norte lanz√≥ este mi√©rcoles, seg√ļn Se√ļl, un nuevo misil que cay√≥ en el mar de Jap√≥n, en una aparente demostraci√≥n de fuerza contra el despliegue en el Sur de un escudo antimisiles estadounidense.

Washington reaccion√≥ de inmediato y el Departamento de Estado advirti√≥ de que Estados Unidos est√° listo para “defendernos a nosotros y nuestros aliados”.

Por su parte, el primer ministro japon√©s, Shinzo Abe, conden√≥ “un acto escandaloso” que representa “una amenaza seria para la seguridad del pa√≠s”.

El ministro de Defensa, Gen Nakatani, indicó poco antes que el misil cayó en la zona económica exclusiva (ZEE) del archipiélago en el mar de Japón, algo que no sucedía desde 1998.

El nuevo lanzamiento, que constituye una nueva violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, se produce a una semanas del lanzamiento de nuevos ejercicios militares conjuntos entre Estados Unidos y Corea del Sur.

Estas maniobras, que en 2015 hab√≠an implicado 30.000 militares estadounidenses y 50.000 surcoreanos, son todos los a√Īos causa de crispaci√≥n diplom√°tica en la pen√≠nsula, donde la situaci√≥n es tensa desde principios de a√Īo.

El nuevo misil fue lanzado desde las inmediaciones de la ciudad de Unyul a las 07:50 (horario de Norcorea) del miércoles en dirección al mar de Japón, anunció el Ministerio de Defensa surcoreano.

El proyectil recorri√≥ unos mil kil√≥metros y se trataba seguramente de un misil Rodong de alcance medio, seg√ļn la misma fuente.

A 250 km de las costas japonesas

Gen Nakatani declaró a los periodistas que el misil cayó sin duda en la zona económica exclusiva de Japón a 250 km de sus costas norte, a las 08h05 del miércoles (23h05 GMT del martes).

Algo que no ocurría desde 1998, cuando un misil norcoreano aterrizó en la ZEE del país que se situaba en el océano Pacífico después de sobrevolar el territorio.

“No se produjeron se√Īales de alerta, es un gesto extremadamente problem√°tico y peligroso desde el punto de vista de la seguridad de los aviones y barcos”, subray√≥ el portavoz del Gobierno, Yoshihide Suga.

Este lanzamiento se produce dos semanas despu√©s del lanzamiento de tres misiles bal√≠sticos que, seg√ļn Pyongyang, simulaban unos ataques nucleares preventivos contra puertos y aer√≥dromos surcoreanos que albergan materiales militares estadounidenses.

Después del cuarto ensayo nuclear norcoreano el 6 de enero, seguido el 7 de febrero por el lanzamiento de un cohete considerado generalmente como una prueba de misil balístico disimulado, las tensiones no han dejado de agravarse en la península coreana.

Aunque las resoluciones de la ONU le proh√≠ben todo programa nuclear o bal√≠stico, Corea del Norte avanza, seg√ļn los expertos, en sus esfuerzos para poner a punto un misil intercontinental (ICBM) capaz de llevar el fuego nuclear hasta el continente americano.

Jap√≥n hab√≠a expresado en un libro blanco publicado el martes sus inquietudes por el programa nuclear norcoreano y estimaba posible que Pyongyang haya conseguido, como afirma, “miniaturizar cargas nucleares y desarrollar cabezas nucleares”.

Pyongyang amenaz√≥ el 11 de julio con una “acci√≥n f√≠sica” contra un escudo antimisiles THAAD (Terminal High Altitude Area Defence) estadounidense que debe ser instalado en Corea del Sur y que Se√ļl considera vital para su seguridad nacional.

Washington y Se√ļl hab√≠an anunciado con anterioridad que hab√≠an llegado a un acuerdo sobre el despliegue del escudo antimisiles de aqu√≠ a fin de a√Īo, ante la multiplicaci√≥n de las amenazas provenientes de Corea del Norte.

El secretario norteamericano de Estado, John Kerry, advirti√≥ la semana pasada a Pyongyang de las “consecuencias reales” para sus programas nuclear y de misiles, amenazados por las sanciones internacionales.

Las maniobras anuales, llamadas “Ulchi Freedom”, previstas a finales de agosto, son una simulaci√≥n en ordenador pero movilizan a varias decenas de miles de soldados.

Se trata de uno de los numerosos ejercicios anuales realizados por los dos pa√≠ses y presentados por Washington y Se√ļl como puramente defensivos.

Pyongyang los considera una provocaci√≥n y los presenta regularmente como el “ensayo general de una invasi√≥n” de su territorio.

URL CORTA: http://rbb.cl/elkb
Tendencias Ahora