El vicepresidente brasileño, Hamilton Mourao, dijo que el general Eduardo Pazuello, exministro de Salud, puede ser “castigado” por el Ejército por haber asistido a un acto político promovido por el presidente Jair Bolsonaro.

“Es una cuestión interna del Ejército”, pero “es probable que sea castigado”, dijo el vicepresidente. Esto, pues el reglamento interno de las Fuerzas Armadas veta la participación de militares en actos explícitamente políticos.

Pazuello, ministro de Salud entre mayo de 2020 y marzo pasado, participó en una caravana de cientos de motos encabezada por Bolsonaro.

Al final del paseo, el presidente se dirigió a sus seguidores desde un escenario en el que también estaba Pazuello. Incluso, llegó a arengar a los asistentes a una manifestación que incumplió todas las medidas de distanciamiento social.

Tanto Bolsonaro como Pazuello y la mayoría de los presentes no usaban máscaras.

Esto sería habitual en el mandatario y los partidarios de la negacionista ultraderecha que lidera, que minimizan la gravedad de una pandemia que ya mató a casi 450.000 brasileños.

Posibles omisiones del Gobierno

Su actitud también fue reprobada por senadores de una comisión que investiga posibles omisiones del Gobierno en el combate al coronavirus.

El general declaró ante esa comisión la semana pasada. Dijo bajo juramento que “siempre” fue “promotor del distanciamiento social y el uso de máscaras”, algo que en realidad no ocurrió durante su gestión.

“No tengo dudas de que deberá ser convocado nuevamente por la comisión”, declaró el senador Omar Aziz, presidente del grupo parlamentario.

Según Aziz, las “mentiras” de Pazuello a la comisión han quedado “probadas” con su participación en una manifestación política. En su opinión, fue “un paseo de motociclistas del apocalipsis” que “parecían celebrar los 450.000 muertos”.