Perú prometió el lunes recursos para la Amazonía, foco de la pandemia de covid-19, tras la muerte de tres indígenas en choques con la policía durante una protesta contra la contaminación y las deficiencias sanitarias frente al campamento de una petrolera canadiense.

“Hemos acordado reforzar la atención primaria en salud, ante el COVID-19, específicamente en Bretaña, pero en general en la región de Loreto”, dijo a la televisora estatal el ministro de Cultura, Alejandro Neyra, desde el hospital regional de Iquitos, principal ciudad de la Amazonía peruana, foco de la infección de covid-19 desde hace cinco meses.

“Hemos venido a ver a los heridos” en los enfrentamientos, 17 policías y nativos hospitalizados, agregó Neyra, cuyo portafolio se encarga de las relaciones con los pueblos indígenas de Perú.

El ministro viajó a esa zona petrolera de la selva, donde se reunió el domingo con dirigentes nativos luego que la calma retornara al campamento.

“Hemos acordado retomar el plan de cierre de brechas” de pobreza y salud, indicó Neyra, sin dar detalles sobre el monto de los recursos ni sobre los principales pedidos de las comunidades amazónicas.

“Nosotros hacemos un llamado al Gobierno central para que atienda a las comunidades indígenas, pero también a los indígenas a no reaccionar violentamente, eso no ayuda a ponernos de acuerdo”, dijo en tanto Elisbán Ochoa, el gobernador de Loreto, región donde nace el río Amazonas.

El enfrentamiento entre nativos y policías ocurrió cerca de la medianoche del sábado, cuando unos 70 vecinos armados con lanzas intentaron tomar el campamento de la empresa canadiense PetroTal, en la localidad de Bretaña, en esa región selvática del noreste de Perú.

Los indígenas exigen a la empresa que paralice sus trabajos en un pozo petrolero conocido como Lote 95, alegando que contamina la zona a raíz de varios derrames pasados. El domingo PetroTal anunció la suspensión de sus operaciones en la zona, donde tiene un centenar de trabajadores.

La pandemia del nuevo coronavirus que golpea a Perú desde marzo ha sido especialmente severa en la Amazonía, donde viven decenas de etnias indígenas en situación de pobreza.

Con 33 millones de habitantes, Perú registra más de 478.000 contagios y supera los 21.000 muertos por covid-19. Es el tercer país con más casos y contagios en la región después de Brasil y México.