La sociedad en México se encuentra conmocionada por el asesinato de una mujer llamada Mónica Segura Temich (22), de ocho meses de embarazo, a quien presuntamente mataron para quitarle su hijo. El caso se ha investigado desde junio, cuando se perdió el rastro de la mujer.

Según detalló Infobae, la historia parte el pasado 1 de junio, cuando una joven que se hacía llamar Ana Paula Covarrubias contactó a Mónica por redes sociales, indicándole que le regalaría ropa para su hijo.

En ese momento, según detalla la investigación policial, la desconocida le indicó que se trataba de prendas que le habían quedado pequeñas a su hija, por lo que quería donarlas.

Ambas quedaron de juntarse en un punto central de la ciudad de Monterrey, aquel día de junio. Desde ese momento se perdió todo rastro de Segura Temich.

Al cabo de unos días la familia puso una denuncia por presunta desgracia, lo que llevó a la policía a realizar todo tipo de diligencias, las cuales tuvieron resultados el pasado 21 de junio, cuando se detuvo a una sospechosa.

Mónica Segura
Mónica Segura

Aquella persona fue identificada como Yuli N. (33), reconocida como la mujer que se juntó con la víctima aquel día. En su poder estaba un niño de pocas semanas de vida, lo que centró las dudas en ella.

Luego de realizar las pruebas de ADN, la policía determinó que se trata del hijo de Mónica Segura, cuyo cuerpo aún no se había ubicado.

No obstante, días más tarde los agentes encontraron unas instalaciones caninas localizadas en el municipio Juárez (Monterrey), donde hallaron una incubadora. Aquello aparentemente era la escena del crimen.

Finalmente, el cuerpo de Mónica fue divisado el pasado 26 de junio en una finca abandonada. Las primeras pesquisas indicaron que había muerto por pérdida de sangre y su abdomen había sido rasgado sin ningún cuidado.

“La Fiscalía General de Justicia de Nuevo León informa a la comunidad que después de las intensas investigaciones realizadas tras su desaparición, se ha identificado a través de pruebas de ADN el cuerpo de la ciudadana Mónica Segura Temich, el cual fue localizado en una finca en el municipio de Juárez, Nuevo León”, indicaron.

Policía de México
Policía de México

La teoría que maneja la policía es que la detenida secuestró a la víctima y la llevó hasta el recinto veterinario. Una vez allí le arrancó el bebé del vientre y lo puso en la incubadora.

La autopsia confirmó que la mujer murió por un shock hipovolémico secundario (pérdida excesiva de sangre), la cual se produjo por un corte que hubo en su vientre.

La familia de Mónica Segura Temich ha insistido en sus llamados por justicia, asegurando que la acusada no actuó sola y se trataría de una red de trata infantil.

“Quiero que detengan a todos los que hicieron esto con mi hija. Mi hija no tenía por qué morir así. Ellos acabaron con nuestra vida y ahora tengo que sacar adelante a sus dos hijos y la bebé”, indicó su madre Cecilia Segura.

Violencia contra la mujer
Si eres víctima o testigo de violencia contra la mujer, denuncia al 149 de Carabineros, recibe orientación llamando al número corto 1455 del Sernameg o pulsa para usar el chat de denuncia Sernameg