El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, destituyó este viernes al ministro de Salud Hugo Monroy, duramente criticado por la estrategia sanitaria empleada para combatir la pandemia de Covid-19 que suma casi 12.000 casos confirmados y cerca de medio millar de muertos en dicho país.

Giammattei dijo en un video difundido por el gobierno que la remoción de Monroy y sus cuatro viceministros obedece a una “renovación del equipo” en la cúpula de Salud debido al “cansancio físico y mental” por la atención a la pandemia.

Pese a la destitución, el gobernante calificó como buena la gestión de Monroy, quien pasará a una unidad que planificará la construcción de siete hospitales nacionales.

La cartera será dirigida por Amelia Flores, quien ya ha ejercido en puestos medios en el ministerio.

Críticas en medio de la pandemia

El trabajo de Monroy, que llegó a la titularidad del ministerio de Salud con el presidente Giammattei en enero pasado, estuvo marcado por fuertes críticas debido a denuncias de saturación en los hospitales y por presuntamente ocultar información de la pandemia.

Además, el personal sanitario que atiende a los pacientes contagiados de Covid-19 en múltiples ocasiones manifestó su malestar por la falta de equipo de seguridad y el retraso en los pagos.

Este miércoles se reveló que el virus ha causado la muerte al menos de ocho miembros del personal sanitario de Guatemala, en su mayoría médicos y enfermeros, y dejado más de 400 contagiados en el sector.

Monroy mostró una “evidente incapacidad para conducir el Ministerio de Salud y dar una respuesta efectiva ante la emergencia” por el coronavirus, declaró la diputada opositora Lucrecia Hernández Mack, del partido de centro-izquierda Semilla y exministra de Salud (2016-2017).

Guatemala, con cerca de 17 millones de habitantes, reportó hasta el miércoles 11.251 casos de Covid-19, con 432 muertos y 2.200 personas recuperadas.

El primer contagio fue registrado el pasado 13 de marzo y desde entonces el gobierno ordenó el cierre de centros comerciales, prohibió el transporte público, restringió la movilidad de vehículos, llamó al teletrabajo e impuso un toque de queda parcial, entre otras medidas.