Durante este viernes, el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires le pidió a los mayores de 70 años un “contacto previo” vía telefónica antes de salir de casa, en el marco de la cuarentena obligatoria por Covid-19, aunque descartó que se impongan sanciones a quienes no lo hagan.

“Vamos a pedirles hoy a los adultos mayores que antes de salir hagan un contacto previo con el Gobierno de la ciudad para ver si no podemos nosotros solucionarle el problema por el cual tiene que salir. No buscamos prohibir a nadie, lo que buscamos es ayudarlos”, indicó el alcalde de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta.

La medida, que había causado gran polémica en las horas previas, fue detallada por Rodríguez Larreta y el ministro de Salud de la ciudad, Fernán Quirós, quien indicó que no contemplan establecer medidas punitivas contra quienes no cumplan.

“No se trata de un proceso punitivo. No se trata de dar ningún certificado de ningún tipo”, indicó Quirós, quien agregó que los adultos mayores podrán informar al Gobierno llamando por teléfono al 147 a partir del próximo lunes.

El apoyo del presidente

El presidente argentino, Alberto Fernández, apoyó la iniciativa: “Hoy escuché que muchos cuestionaron la decisión de Rodríguez Larreta de exigir a los mayores de 70 años quedarse en su casa, pero eso, la verdad, lo esta haciendo el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires porque conoce lo que pasa…el 85 % de las muertes que el coronavirus genera es de gente de más de 65 años”, dijo el mandatario.

Rodríguez Larreta justificó la decisión en salvaguardar la salud de los grupos de riesgo, y recordó que en Argentina el promedio de edad de los fallecidos por coronavirus es de 71 años.

“El mayor riesgo de vida, por lejos, lo tienen los adultos mayores. En Argentina, el promedio de edad de fallecimientos por coronavirus es de 71 años. En el mundo, 8 de cada 10 fallecidos son mayores de 70 años”, afirmó el gobernador porteño.