Internacional
Lunes 06 abril de 2020 | Publicado a las 10:23
Recompensa, diplomacia y destructores: las razones de Trump para aumentar la presión sobre Maduro
Por Diego Vera
La información es de Radio France Internationale
visitas

En medio de la pandemia del coronavirus, el presidente Donald Trump anunci√≥ el mi√©rcoles 1 de abril una vasta operaci√≥n antidrogas con, en la mira, Nicol√°s Maduro. Estados Unidos inculp√≥ al dirigente venezolano por “narcoterrorismo” y ofrece 15 millones de d√≥lares de recompensa para detenerlo.

Trump asegura que busca impedir que los carteles de la droga aprovechen la pandemia para aumentar el flujo de droga hacia Estados Unidos con la colaboraci√≥n del chavismo. Para ello, la Casa Blanca anunci√≥ que se estaban desplegando en la regi√≥n caribe√Īa m√°s destructores de la Marina, barcos de combate y aviones y helic√≥pteros de vigilancia, que se suman a las patrullas de la Guardia Costera de Estados Unidos ya desplegadas en la zona.

¬ŅQu√© est√° buscando la Casa Blanca? ¬ŅM√°s presi√≥n psicol√≥gica o se trata de las premisas de un uso de la fuerza militar en Venezuela?

‚ÄúHonestamente no creo que esto sea el pre√°mbulo de una acci√≥n b√©lica, de una intervenci√≥n militar por parte de Estados Unidos‚ÄĚ, explica a RFI Phil Gunson, es analista del International Crisis Group, consultor√≠a sobre prevenci√≥n y resoluci√≥n de conflictos armado, basado en Caracas.

‚ÄúEste despliegue de buques de la armada ya estaba programado. Creo que lo que est√°n haciendo es aprovechar para mandar un mensaje a Maduro. Falta ver todav√≠a c√≥mo lo va a interpretar, si piensa que lo van a invadir en cualquier momento o se trata de otro bluf. Hay indicios por el lado del gobierno que s√≠ se lo est√°n tomando en serio, pero en el fondo se trata m√°s bien de un ruido de sables‚ÄĚ, estima.

El mensaje de Estados Unidos puede resultar confuso. Mientras se escuchan ruidos de sables, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, con horas de diferencia, anunciaba la semana pasada un “marco para una transici√≥n democr√°tica pac√≠fica” en Venezuela, por el cual tanto Maduro como Juan Guaid√≥, reconocido como presidente por Washington, se har√≠an a un lado, a cambio de levantar sanciones gradualmente.

Esto parece una inflexión en el firme discurso estadounidense hacia Venezuela. Así las cosas, es difícil entender la coherencia entre el discurso beligerante de un lado y el tono diplomático del otro.

“Creo que no hay ninguna coherencia en la política norteamericana en este momento.
Lo que veo es, por un lado, un Departamento de Estado que est√° trabajando de una manera bastante consecuente un plan, sea bueno o malo, y del otro lado otras agencias, departamentos, la misma Casa Blanca, el Consejo de Seguridad Nacional, el Pent√°gono y el Departamento de Justicia que intervienen en el asunto con efectos contradictorios‚ÄĚ, apunta Gunson.

Entretanto, Maduro anunci√≥ este viernes que movilizar√° “piezas de artiller√≠a” como defensa ante supuestos planes para generar “acciones armadas” en el pa√≠s caribe√Īo con financiamiento de Estados Unidos y Colombia.

Tendencias Ahora