Internacional
Miércoles 01 abril de 2020 | Publicado a las 22:20 · Actualizado a las 22:20
Caos, lacrimógenas e improvisación: entrega de bono terminó rompiendo la cuarentena en El Salvador
Por Paola Alem√°n
La información es de Deutsche Welle
visitas

La credibilidad del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, est√° en juego y se fortalecer√° ‚ÄĒo erosionar√° ‚ÄĒ dependiendo del avance de la COVID-19 en los denominados “centros de contenci√≥n” y de su capacidad de gestionar un ambicioso plan de subsidios.

A la fecha, seg√ļn el an√°lisis de especialistas, la Administraci√≥n Bukele est√° caracterizada por la improvisaci√≥n y el populismo, en el marco de un estado de excepci√≥n impuesto para hacerle frente a una pandemia.

A menos de un a√Īo de haber asumido el cargo, Bukele es se√Īalado de poner en riesgo a miles de personas al exponerles a situaciones que propician el contagio del coronavirus, tanto para quienes se encuentran en cuarentena obligatoria, como para quienes esperan una ayuda gubernamental para subsistir. Es as√≠ como el joven presidente se enfrenta a una de las m√°s grandes pruebas de su mandato.

TIMOTHY A. CLARY / AFP
TIMOTHY A. CLARY / AFP

La gesti√≥n de la Salud P√ļblica

“La actual Administraci√≥n va a pasar a la historia porque las medidas que se tomaron en la fase de contenci√≥n ‚ÄĒpara retardar la llegada del virus al territorio nacional‚ÄĒ fueron plenamente exitosas, en la fase inicial. Una cosa muy diferente es la implementaci√≥n del sistema de cuarentenas”, explica a DW el m√©dico infect√≥logo Jorge Paname√Īo, uno de los m√°s reconocidos especialistas en la naci√≥n.

“El objetivo de una cuarentena es tratar de identificar a un probable portador de un agente infeccioso antes de que entre en contacto con la comunidad. Este mecanismo de Salud P√ļblica y de epidemiolog√≠a tiene normas y protocolos”, dice el m√©dico quien agrega que tales protocolos no fueron seguidos por lo que “en este momento, el principal foco de infecci√≥n en El Salvador son los centros de contenci√≥n. El problema es que tenemos una poblaci√≥n de casi 3.000 personas, en las cuales el virus ha circulado activamente”, asegura Paname√Īo.

El m√©dico afirma que en dichos centros “se mezcl√≥ pacientes que estaban confirmados como positivos del coronavirus con pacientes que estaban con sospecha y con eso ya se les puso en riesgo”. Esto, explica el doctor, podr√≠a haberse evitado si se hubiesen seguido “los principios fundamentales de enfermedades infecciosas”.

Asimismo, lamenta que epidemi√≥logos, salubristas e infect√≥logos no fueron llamados para colaborar con el Gobierno, y sentencia que “la letalidad que ah√≠ se d√©, va a ser sustancialmente condicionada por el grado de exposici√≥n que estas personas tuvieron desde el momento que llegaron al aeropuerto de El Salvador y luego en la manera en que fueron manejadas”.

Marvin RECINOS / AFP
Marvin RECINOS / AFP

La gestión de los subsidios

El 30 de marzo de 2020, los lineamientos presidenciales ‚ÄĒtransmitidos como es usual por Twitter‚ÄĒ causaron una aglomeraci√≥n masiva de personas en los Centros de Atenci√≥n por Demanda (CENADE), del Ministerio de Econom√≠a, en busca de un bono prometido de 300 d√≥lares.

Esto violó la cuarentena domiciliar obligatoria que el país había mantenido por nueve días y que terminó con tumultos de gente pobre, incluidos adultos mayores, que fueron reprimidos por agentes de los cuerpos de seguridad con gases lacrimógenos.

Dos d√≠as antes de las aglomeraciones, el mandatario salvadore√Īo inform√≥ sobre la entrega del bono a las primeras 200.000 familias de un total de “1,5 millones de hogares salvadore√Īos (75 por ciento de la poblaci√≥n)”, que tendr√≠an “su subsidio monetario, completo y en el tiempo que hab√≠amos planificado”.

No obstante, Bukele aclaró que el sitio web tenía problemas técnicos, que luego calificó como ataques cibernéticos. Además, vaticinó posibles errores en la distribución de los fondos, para lo que dio como solución hacer su reclamo por Internet o físicamente.

Yolanda Hern√°ndez es una l√≠der de la Comunidad El Espino, personas que fueron desalojadas de su lugar de origen. Su comunidad ‚ÄĒque vive en condiciones muy precarias‚ÄĒ se inscribi√≥ por completo en la base de datos del Ministerio de Vivienda para poder acceder a una casa digna.

Seg√ļn Hern√°ndez, con dicho censo, el Gobierno ha visitado a cada familia para entregar paquetes de pasta de soya y planificar su lenta y poco fruct√≠fera reubicaci√≥n. Sin embargo, y en tiempos de la pandemia, no toda la comunidad fue beneficiada con el bono prometido porque, explica Hern√°ndez a DW, la distribuci√≥n se basa en un “censo del Ministerio de Econom√≠a”.

MARVIN RECINOS / AFP
MARVIN RECINOS / AFP

La cartera de Econom√≠a gestiona la entrega del bono con el que se benefici√≥ la madre de Hern√°ndez porque “ella estaba en una base de datos para recibir un subsidio al gas propano”. Sin embargo, “hay vecinas m√≠as que no salieron beneficiadas. Ellos toman la base de datos del Ministerio de Econom√≠a, pero no toda la comunidad est√° censada ah√≠”, declara.

Por lo tanto, y siguiendo las indicaciones de Bukele, las vecinas de Hernández, y quienes están en su misma situación, tienen que entrar al sitio web, llamar a un teléfono o presentarse a un CENADE. Esa lógica llevó a que miles de personas de escasos recursos abarrotaran las oficinas gubernamentales. Al ver tal reacción, Bukele ordenó, desde Twitter, el cierre de los CENADE.

Twitter
Twitter
Twitter
Twitter

“Se est√°n viviendo las repercusiones de un manejo populista en relaci√≥n a las medidas de emergencia por parte de la Presidencia”, declar√≥ a DW Celia Medrano, directora de Programas de Cristosal, una organizaci√≥n regional defensora de derechos humanos. “Estamos hablando no de hechos manipulados con fines ideol√≥gicos o pol√≠ticos, sino de que el manejo populista de la necesidad de la poblaci√≥n ha hecho que las personas, convocadas por la Presidencia para recibir este bono, rompieran las normas que desde el mismo poder Ejecutivo se ha insistido que deben de cumplirse”, afirma Medrano y denunci√≥ que adem√°s “se est√° generando la manipulaci√≥n de la ayuda” ya que quienes se inscribieron “est√°n recibiendo paquetes de alimentos b√°sicos con el sello de la primera dama de la Rep√ļblica y con unidades de propaganda de la misma Presidencia”.

“Cada vez es m√°s evidente que la generaci√≥n de p√°nico, alrededor de la pandemia, ha sido un elemento utilizado desde el Ejecutivo para poder tener mayor control en la poblaci√≥n”, declar√≥ Medrano. “Se est√° castigando a las personas por su pobreza, se les est√° exponiendo a contagiarse a partir de medidas improvisadas y queda muy claro que la militarizaci√≥n del pa√≠s no es un elemento que haya contribuido a que la pandemia no se propague. Por el contrario, tanto los centros de contenci√≥n y las detenciones arbitrarias se han convertido en los dos principales factores de propagaci√≥n de la pandemia‚ÄĚ, sentenci√≥ Medrano.

MARVIN RECINOS / AFP
MARVIN RECINOS / AFP
Tendencias Ahora