Internacional
Martes 10 diciembre de 2019 | Publicado a las 11:17 · Actualizado a las 11:54
Deuda, pobreza, inflación, déficit y dólar: los problemas que Macri deja a Fernández en Argentina
Por Diego Vera
La información es de Perfil
visitas

La economía será uno de los ejes principales del Gobierno de Alberto Fernández. El flamante presidente se impuso en las elecciones generales de octubre en parte por la mala gestión en la materia de Mauricio Macri y asume este martes 10 de diciembre con el mandato de resolver la crisis que deja Cambiemos.

A mitad de camino entre las “cuentas ordenadas” que difunde el oficialismo saliente y la “tierra arrasada” que lamenta el peronismo, el Frente de Todos enfrentar√° un panorama complejo: alto endeudamiento en d√≥lares (que, seg√ļn el propio Fern√°ndez, se ubica en riesgo de default), inflaci√≥n y pobreza m√°s altos que en 2015, d√©ficit fiscal primario bajo (si no se computa la deuda), y un tipo de cambio ‚ÄĒapalancado por el cepo‚ÄĒ que debe mantenerse competitivo para crecer, pero con cuidado de evitar disparadas.

1. Deuda

Fern√°ndez llega a la Casa Rosada con m√°s reservas reales que las negativas que le dej√≥ Cristina Fern√°ndez de Kirchner a Macri. Pero el exjefe de Gabinete enfrenta una monta√Īa de deuda externa, encorsetada por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional firmado en junio de 2018. Para enfrentar ese desaf√≠o fue designado Mart√≠n Guzm√°n al frente del Ministerio de Econom√≠a. “Con Alberto lo conocemos hace un tiempo y es un experto en salida de deuda”, describi√≥ el futuro jefe de Gabinete Santiago Cafiero.

La idea de Guzm√°n es reperfilar los vencimientos para dejar de pagar intereses y capital tanto al FMI como a los bonistas privados por al menos dos a√Īos. Esa propuesta, que los acreedores parecen dispuestos a aceptar como alternativa a un default o a una quita agresiva, es lo que le consigui√≥ el puesto.

Sin embargo, ese desaf√≠o ser√° dif√≠cil ya que, seg√ļn la consultora Ecolatina, “los mercados de cr√©dito permanecen cerrados” para Argentina debido a “la incertidumbre respecto de la liquidez y acerca de la solvencia”.

“El macrismo legar√° una deuda p√ļblica relevante en moneda extranjera elevada y una capacidad de pago acotada. Para peor, una parte importante de estos pasivos vence en el corto plazo ‚ÄĒUSD 26.000 millones en la primera mitad del 2020, pr√°cticamente duplicando a las Reservas netas actuales‚ÄĒ. Por lo tanto, la renegociaci√≥n de estos vencimientos ser√° una de las primeras acciones que deber√° llevar adelante el equipo econ√≥mico de Alberto Fern√°ndez, tan relevante como inmediata”, detall√≥ el estudio.

Las necesidades financieras totales para 2020 son USD 41 mil millones o 9% del PIB, y 24% desde 2020-2023, más allá de cualquier estimación realista de fuentes financieras voluntarias. Por eso el reperfilamiento / reestructuración es inevitable y posiblemente será agresivo.

En ese punto coincide el exsubsecretario de Programaci√≥n Macroecon√≥mica del Ministerio de Hacienda, Luciano Cohan, al detallar que “las necesidades financieras totales para 2020 son USD 41 mil millones o 9% del PIB, y 24% desde 2020-2023, m√°s all√° de cualquier estimaci√≥n realista de fuentes financieras voluntarias. Por eso el reperfilamiento/reestructuraci√≥n es inevitable y posiblemente ser√° agresivo”.

Lee también...

2. La inflación

El √ćndice de Precios al Consumidor (IPC) fue de 3,3% en octubre de 2019 y acumula un alza del 50,5% en los √ļltimos 12 meses, seg√ļn el INDEC. Ecolatina difundi√≥ su pron√≥stico para noviembre con el 3,6% y un total de 47,6% entre enero y noviembre.

Los rubros que m√°s subieron fueron alimentos y bebidas, que no se ubicaba por encima del nivel general desde marzo, y Esparcimiento, por el incremento de servicios relacionados con el turismo y otros vinculados al entretenimiento.

Seg√ļn Cohan, parte de la “pesada herencia” que deja Mauricio Macri es la inflaci√≥n: “Hoy tenemos una inflaci√≥n interanual de 50% y una inflaci√≥n mensual corriendo a casi 4% y una demanda de dinero en coma viviendo con el respirador artificial del cepo. La inflaci√≥n inercial, despu√©s del shock cambiario de agosto, parece estar estabilizandose en el rango de 3%/4%. En los shocks cambiarios anteriores la inflaci√≥n ya hab√≠a vuelto a 2% a las 18 semanas de la devaluaci√≥n. Esta vez no. Parece haberse acomodado en un nivel mas alto”.

Para controlar la inflaci√≥n, Fern√°ndez propone un “pacto social” que podr√≠a incluir un acuerdo de precios y salarios (luego de conceder una paritaria para compensar la p√©rdida de poder adquisitivo), adem√°s de congelar o desdolarizar las tarifas y pedir a empresarios que retrotraigan los √ļltimos aumentos de precios. Ese objetivo puede chocar con la idea de “inyectar pesos” a la econom√≠a a trav√©s de la emisi√≥n monetaria y la necesidad de mantener un tipo de cambio alto, ya que las devaluaciones suelen trasladar a precios.

3. Cepo al dólar

Cristina lo instal√≥ de facto en 2011, Macri lo levant√≥ en 2015 y tuvo que volver a instalarlo cuatro a√Īos despu√©s tras las PASO. Alberto Fern√°ndez no prometi√≥ levantarlo en campa√Īa y todo indica que se mantendr√° por la duraci√≥n de la crisis. En el escenario optimista, los l√≠mites se relajar√°n progresivamente si el panorama mejora, pero manteniendo los controles como ocurri√≥ a partir de 2002.

La restricci√≥n a la moneda estadounidense que implement√≥ el Gobierno (ante la imparable suba del d√≥lar luego de las PASO) es “formal”, seg√ļn lo calific√≥ Ecolatina, es decir, “que posee comunicaciones expl√≠citas que lo respaldan. En consecuencia, aunque tambi√©n tiene contratiempos, sobre todo en el mediano plazo, estos son menores a los de 2015”.

“Va a haber que calibrarlo bien”, adelant√≥ Cafiero y agreg√≥ durante una entrevista en el canal Net TV: “La salida de este super cepo no es algo que va a ser inmediato, eso es una realidad. La cuesti√≥n de un tipo de cambio diferencial (para la compra por turismo), no lo estamos analizando. Lo que s√≠ estamos viendo es, claramente, que hay ciertos sectores que tienen capacidad para generar un gasto mayo si quieren tener alg√ļn beneficio”.

4. El déficit fiscal

La situaci√≥n fiscal primaria pas√≥ de un rojo de 4% del PBI en 2015 a la zona de 0,5% en 2019, “en un per√≠odo donde cay√≥ la actividad econ√≥mica y se relaj√≥ la presi√≥n tributaria”, seg√ļn Ecolatina. Por ese motivo, “deber√° seguir corrigi√©ndose, ya que, sin un sendero consistente, cualquier reestructuraci√≥n de los pasivos tendr√° pocas chances de √©xito”.

“Por lo tanto, si bien la situaci√≥n de las cuentas p√ļblicas es mejor que la recibida, lo cierto es que las pol√≠ticas posibles en este frente contin√ļan siendo limitadas: los acreedores obligan a llevar adelante un sendero fiscal austero, limitando el set de pol√≠ticas viables”, agrega el informe.

5. La pobreza

Seg√ļn el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Cat√≥lica Argentina (UCA), la pobreza alcanza el 40,8% de las personas y la indigencia, al 8,9%. Se estima que son 16 millones de personas pobres y 3,6 millones en la indigencia. Ambas cifras, medidas por ingresos al tercer trimestre del a√Īo, son las m√°s altas de la √ļltima d√©cada. El dato de pobreza muestra una suba de 7 puntos porcentuales con respecto al tercer trimestre de 2018 y es doce puntos mayor a 2017.

En di√°logo con Radio 10, Cafiero consider√≥ que para el futuro “no hay que echar culpas y seguir adelante”, aunque resalt√≥ que “nosotros somos democr√°ticos pero no se nos escapa que hay 5 millones de pobres nuevos. Este gobierno tuvo todas la facilidades para implementar un programa econ√≥mico que de antemano sab√≠amos que iba a fracasar, tuvieron 4 a√Īos para ejecutarlo”.

Tendencias Ahora