Internacional
Lunes 02 diciembre de 2019 | Publicado a las 11:08 · Actualizado a las 11:17
Los desaf√≠os para la derecha en Uruguay tras 15 a√Īos de gobiernos de izquierda y estabilidad
Por Diego Vera
La información es de Deutsche Welle
visitas

Fue por una diferencia de poco m√°s de un punto porcentual. Luis Alberto Lacalle Pou, representante de la llamada “coalici√≥n multicolor‚ÄĚ, derrot√≥ en las urnas al representante del Frente Amplio, Daniel Mart√≠nez, y asumir√° la presidencia de Uruguay el 1 marzo de 2020.

En los √ļltimos a√Īos, la coalici√≥n izquierdista del Frente Amplio fue desgast√°ndose y perdiendo su fuerza debido a factores como: un 9,5% de tasa desempleo, una econom√≠a estancada y con un d√©ficit fiscal equivalente al 4,9% del PIB.

Sin embargo, una de las principales preocupaciones de los uruguayos es el aumento en la sensación de inseguridad: entre 2017 y 2018, los homicidios aumentaron en un 45%, en un país calificado como relativamente seguro, con respecto a sus vecinos latinoamericanos.

Un giro hacia la centroderecha

Los logros conseguidos por los gobiernos de izquierda, entre los que destaca el mandato de Jos√© Mujica, estuvieron principalmente enfocados en establecer medidas en materia de derechos sociales, pol√≠ticas del sistema laboral, mejoras salariales y ayudas para los sectores m√°s vulnerables. No obstante, esto no fue suficiente para lograr un nuevo mandato por cinco a√Īos m√°s.

“Esta derrota se viene anunciando hace mucho‚ÄĚ, cuenta a DW Sebastian Sperling, representante de la Fundaci√≥n Friedrich Ebert en Uruguay.

“Tiene que ver con un desgaste despu√©s de 15 a√Īos en el Gobierno, en un contexto regional internacional muy poco favorable en los √ļltimos a√Īos. El Frente Amplio no logr√≥ convencer con su plan de transformaci√≥n profundo de la econom√≠a, entonces Uruguay tiene un gran desaf√≠o, impulsar su propia matriz productiva, para generar empleos calificados y crecimiento sostenible‚ÄĚ, agrega Sperling.

Adolfo Garc√©, acad√©mico de Ciencias Pol√≠ticas de la Universidad de la Rep√ļblica de Uruguay, declara a DW que “se puede hablar de un debilitamiento electoral, un poco de cansancio en los electores. Independientemente de que el Frente Amplio fue un partido innovador y que ha logrado √©xito en diversas dimensiones, se han acumulado problemas y expectativas frustradas en la opini√≥n p√ļblica. La gente est√° preocupada por la seguridad, por el desempleo o por algunos problemas en el sistema educativo. Aunque el balance es ampliamente positivo, hay problemas sin resolver y una sensaci√≥n de que ya no est√° en condiciones de darle un empuj√≥n al pa√≠s‚ÄĚ.

ARCHIVO | AFP
ARCHIVO | AFP

Las tareas de Lacalle

Sperling estima que en una votaci√≥n tan re√Īida como la del pasado domingo, la primera tarea del nuevo Gobierno debe ser lidiar con la divisi√≥n pol√≠tica: “Superar esta polarizaci√≥n y volver al di√°logo es el primer desaf√≠o. Desde el Frente Amplio se debe ofrecer una oposici√≥n constructiva para que este nuevo presidente no estreche alianzas con la ultraderecha, que por primera vez entr√≥ al Parlamento‚ÄĚ.

Por su parte, Oscar Bottinelli, presidente del Instituto Factum de an√°lisis pol√≠tico, opini√≥n p√ļblica y estudio social, estima que la seguridad es, sin duda, la mayor prioridad del futuro Gobierno de Lacalle.

“Sin duda que debe enfocarse en materia de seguridad. Hay un tema de preocupaci√≥n p√ļblica, que fue puesto en la agenda de la oposici√≥n como una prioridad y que fue utilizado como campa√Īa, donde se dijo que fue el gran d√©ficit del actual gobierno. Por lo que qued√≥ (Lacalle) comprometido a mejorar la seguridad p√ļblica, es un desaf√≠o grande‚ÄĚ, afirma.

Conrado Ramos, polit√≥logo y doctor en Ciencias Pol√≠ticas de la Universidad Johann Wolfgang Goethe de Frankfurt, concuerda con Bottinelli: “Es muy complejo este tema de seguridad ciudadana. El nuevo Gobierno de Lacalle va a estar enfocado en eso y tambi√©n en llevar algunas reformas que la izquierda no ha podido acometer. Quiz√°s, lo que falta es la reforma de la educaci√≥n, donde el gasto se ha tornado regresivo‚ÄĚ.

 Frente Amplio | ARCHIVO | AFP
ARCHIVO | AFP

¬ŅQu√© tan dif√≠cil ser√° gobernar?

La “coalici√≥n multicolor‚ÄĚ fue ganadora absoluta tambi√©n en las dos c√°maras del Parlamento uruguayo. Conformada por cinco partidos (donde destacan el Partido Nacional de Lacalle, el Colorado y el Cabildo Abierto, liderado por el excomandante del Ej√©rcito Uruguayo), lograron imponerse con 17 senadores de 30, y 56 diputados de 99, es decir, con mayor√≠a parlamentaria.

“Va a ser un Gobierno complejo porque esta coalici√≥n multicolor ten√≠a el fin de sacar al Frente Amplio del poder. Todav√≠a no conocemos muy bien sus planes m√°s detallados y en esos 5 partidos podr√≠an tener diferencias. Tal vez no en temas socioecon√≥micos, pero sin duda en temas m√°s culturales de la convivencia, ah√≠ hay reacciones m√°s liberales, conservadores y reaccionarias, fuera del consenso democr√°tico‚ÄĚ, opina Sperling.

“Las dificultades pueden ser para negociar, ya que para algunos proyectos necesita al menos dos tercios de los votos, por lo que tiene que negociarlas con el Frente Amplio, que de todas formas, ya dio se√Īales claras a trav√©s de sus principales l√≠deres, de que va a tomar una posici√≥n de di√°logo, que no va a ser de postura dura. Ellos estar√°n en la b√ļsqueda de entendimientos, por lo que no se prev√© una situaci√≥n de conflictividad mayor‚ÄĚ, afirma Bottinelli.

Para Adolfo Garc√© no existe Gobierno f√°cil en Uruguay. “Es un pa√≠s pluralista. Todos tienen una parte de poder y sigue siendo as√≠. No result√≥ f√°cil para el Frente Amplio y tampoco lo ser√° para el Gobierno electo. El poder est√° dividido ahora en una coalici√≥n de 5 partidos, que son distintos, que convergen en torno a su agenda, pero tampoco son id√©nticos en t√©rmino de preferencia. Hacer coaliciones no es f√°cil, pero todo indica que este jefe de Gobierno sabe c√≥mo construir alianzas electorales. Mi impresi√≥n es que estamos frente a un presidente que tiene las condiciones para liderar‚ÄĚ, concluye.

Tendencias Ahora