Internacional
Jueves 29 agosto de 2019 | Publicado a las 15:18 · Actualizado a las 15:33
Colombia denuncia que Maduro apoya a disidentes de las FARC que retomaron las armas
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció este jueves una ofensiva contra los exjefes de las FARC que proclamaron una nueva rebelión armada tras separarse del histórico pacto que pretende poner fin a medio siglo de conflicto.

“Los colombianos debemos tener claridad de que no estamos ante el nacimiento de una nueva guerrilla, sino frente a las amenazas criminales de una banda de narcoterroristas que cuenta con el albergue y el apoyo de la dictadura de Nicol√°s Maduro”, declar√≥ el mandatario en la Casa de Nari√Īo, sede de gobierno.

El mandatario conservador orden√≥ la creaci√≥n de una “unidad especial” para perseguir a los exguerrilleros que anunciaron, en un video divulgado este jueves, un nuevo alzamiento armado que justificaron en la “traici√≥n del Estado” al acuerdo de paz de 2016.

Entre los 20 rebeldes que aparecen en las im√°genes armados y con carteles de las FARC a sus espaldas, aparecen el ex n√ļmero dos Iv√°n M√°rquez, Jes√ļs Santrich y Hern√°n Dar√≠o Vel√°squez (El Paisa), todos requeridos por la justicia colombiana por incumplimientos de lo pactado.

Duque ofreció 3.000 millones de pesos de recompensa (unos 882.000 dólares) por cada uno de los veinte hombres y mujeres que aparecen en el video.

“No caigamos en la trampa de quienes hoy pretenden escudarse detr√°s de falsos ropajes ideol√≥gicos para sostener sus andamiajes delictivos”, afirm√≥.

El presidente asegur√≥ que habl√≥ con el opositor Juan Guaid√≥, al que Colombia y otro medio centenar de pa√≠ses reconoce como presidente interino de Venezuela, para que capture a los exguerrilleros, que seg√ļn √©l se refugian en el pa√≠s petrolero.

Duque, quien asumi√≥ el poder hace un a√Īo con la promesa de modificar el hist√≥rico pacto de paz por considerarlo indulgente con los rebeldes, asegur√≥ que su gobierno mantendr√° el “compromiso” con los excombatientes que honren lo acordado.

El pacto de paz entre la otrora poderosa guerrilla comunista y la administración del expresidente Juan Manuel Santos produjo el desarme de unos 7.000 combatientes y la transformación en partido de las FARC.

El grueso de los excombatientes se mantiene en la legalidad, pero, seg√ļn inteligencia militar, las disidencias de las FARC, que hasta ahora no tienen una unidad de mando, cuentan con 2.300 hombres y mujeres y se dedican principalmente al narcotr√°fico y la miner√≠a ilegal.

Tendencias Ahora