Internacional
Martes 27 agosto de 2019 | Publicado a las 17:41 · Actualizado a las 18:26
Cuando tus capacidades valen más que un título: las empresas que ya no exigen ir a la universidad
visitas

“Nosotros tenemos una posici√≥n que dice: ‘los trabajos se deben dar por skills, (habilidades) no por t√≠tulos”.

Es una frase que no todas las empresas están dispuestas a pronunciar, sobre todo en sociedades donde y pese al endeudamiento que significa la educación superior, se ejerce una presión para que las futuras generaciones cuenten con un grado académico superior, porque lamentablemente, en la mayoría de contextos, en eso se basa el valor humano.

Sin embargo, grandes compa√Ī√≠as como Apple, Alphabet (Google) e IBM est√°n dando un mensaje en sentido contrario, debido a que prefieren confiar en las habilidades de los j√≥venes, antes de exigirle un t√≠tulo universitario, magister, Ph.D, (doctorado) etc…

La frase inicial de esta nota, la brind√≥ a BioBioChile, Jes√ļs Mantas, responsable de la Estrategia Global de Innovaci√≥n Digital de IBM, quien evidentemente (y desde su estrategia) se mostr√≥ m√°s que dispuesto a hablar de la forma en que se mira, desde su posici√≥n empresarial, a los j√≥venes con habilidades.

¬ŅCu√°l es el mensaje que IBM quiere dar al resto de empresas y a la sociedad, que en muchos pa√≠ses trata a las personas por sus t√≠tulos universitarios, m√°s que por otras habilidades?

Mantas, asegura: “Queremos que todo el mundo participe de los beneficios de una sociedad m√°s tecnol√≥gica y todo el mundo, significa todo el mundo”.

dallasisd
dallasisd

Sin exigir un título universitario pero sí una preparación

El nacimiento de esta nueva idea de dejar de lado una carga acad√©mica m√°s extensa, cara, con materias que muchas veces son un bache en el tr√°nsito a una autopista llena de conocimientos, comenz√≥ hace 8 a√Īos para esta empresa.

“Nosotros creamos el partnership (sociedad) con una escuela en Nueva York, el programa ‘P-Tech. B√°sicamente lo que el programa es, que a√Īadimos dos a√Īos al High School que son de contenido m√°s tecnol√≥gico y acordamos con el estado que esas personas tendr√≠an un diploma cuando saliesen. No es un t√≠tulo universitario pero esos dos a√Īos les dan los skills que necesitan para desempe√Īar cualquier trabajo”.

Son palabras que en muchas instituciones de educación superior pueden sonar chocantes, dada la creencia de que los técnicos abaratan el pago de conocimientos de los profesionales que ejercen en determinado campo.

Pero Mantas, considera que los beneficios mostrados a partir de este tipo de iniciativas, dejan los réditos que toda sociedad debe tomar en cuenta.

“8 a√Īos despu√©s ya hay 100 mil personas que est√°n saliendo en EEUU de este programa. Est√° en much√≠simos pa√≠ses. Se ha extendido porque queremos tener un poco una forma pragm√°tica de decir, por un lado, tenemos todos estos trabajos que no hay gente suficiente”.

Se refiere a por lo menos 5 millones de plazas en todo el territorio estadounidense, donde nadie puede hacerse cargo de desempe√Īarlas por falta de conocimientos tecnol√≥gicos.

“Por otro lado, queremos que todo mundo participe del nuevo tipo de trabajo y por eso creamos el programa P-tech y realmente el resultado es fenomenal. Cuando conoces a esta gente tienen los mismo o mejores skills (capacidades en relaci√≥n a los universitarios).

Sin embargo, tienen en cuenta que, desde su posición, no se trata de generar rechazo o restar mérito a un grado académico superior.

“No es que un t√≠tulo universitario no sea adecuado, pero no todo el mundo puede tener acceso, o no tiene las condiciones, o no tiene el contexto para hacer eso y de la misma forma que hablaba antes: creemos que hay muchos trabajos que no requieren ese t√≠tulo universitario y que realmente pueden ser buenos trabajos con buena paga, que generan valor y crean una oportunidad para que m√°s gente participe de la creaci√≥n de riqueza por elementos de tecnolog√≠a”.

P-Tech / IBM
P-Tech / IBM

Los pa√≠ses latinoamericanos a los que ha llegado “P-tech”

Loreto A. es una profesional chilena, que sabe perfectamente sobre endeudamiento, al llegar el momento de ingresar a la educación superior, en busca del ansiado título.

“Estudi√© en una universidad tradicional chilena y mi carrera costaba 10 sueldos m√≠nimos al a√Īo (de esa √©poca. hace 6 a√Īos) Me endeud√© con un banco por 12 a√Īos, pagando un porcentaje de mi sueldo y llevo reci√©n 3 a√Īos. Todos los a√Īos sacan un porcentaje de lo que gan√© y me dan un cuota que debo pagar al a√Īo siguiente, que es aproximadamente el 10% de mis ingresos mensuales. Con ese nivel de gasto, de aqu√≠ a que termine de pagar mi carrera no podr√© financiar una vivienda propia”, asegura la joven profesional.

Lamentablemente hay m√°s ejemplos que crea la sociedad chilena.

Camila Arcos, terapeuta ocupacional, deja ver en su respuesta, que el momento de ingresar a la universidad fue muy complicado en su contexto.

“No me daban CAE (cr√©dito con aval del estado) porque dec√≠an que mi familia ten√≠a ‘muchos recursos’. Recurr√≠ al Corfo (Corporaci√≥n de Fomento de la Producci√≥n) quienes me financiaron, pero no s√≥lo me endeude yo, tambi√©n mi familia. A los a√Īos me dieron por fin el CAE y ahora debo pagar tres Corfos y un CAE lo que corresponde casi a la mitad de mi sueldo. Asi como voy y con los a√Īos que me quedan, estoy lejos de tener independencia econ√≥mica”, lamenta una joven que tambi√©n tiene un historial de endeudamiento, por el hecho de querer aprender.

Por lo anterior, debe tomarse en cuenta que la brecha económica y tecnológica de EEUU, con respecto a sus vecinos latinos, es gigantesca e inalcanzable por el momento.

Sin embargo y con historias similares a las chilenas, replic√°ndose en latinoam√©rica, este programa ya est√° presente en la regi√≥n como una especie de piloto que en aproximadamente una d√©cada m√°s, brinde los beneficios que dej√≥ a los j√≥venes que ahora poseen su diploma y pueden ser captados en las compa√Ī√≠as inicialmente mencionadas.

Pablo Ovalle/ Agencia Uno
Pablo Ovalle/ Agencia Uno

“Tenemos en Brasil, Colombia y Argentina”, asegura Giulia de Marchi, responsable de la estrategia de comunicaci√≥n a nivel Latinoam√©rica de IBM. Desde esta empresa asegura que son, por lo general, escuelas p√ļblicas en los que se ha instalado el modelo P-Tech.

¬ŅTienen contemplado el proyecto en Chile, donde la educaci√≥n superior es cara y deja endeudados a quienes accesan a esta, por medio de cr√©ditos?, consult√≥ BioBioChile.

“Nuestra visi√≥n es extenderlo a cuantos m√°s pa√≠ses mejor. Obviamente tenemos que trabajar con la legislaci√≥n de cada pa√≠s, porque incluye legislaci√≥n, incluye el establecer el partnership”.

Este estratega de IBM insiste en asegurar que cada persona posee un contexto que está íntimamente ligado al acceso o no a la educación superior. Eso, ha motivado a iniciativas como P-Tech, aseguran sus impulsores.

“Tenemos que ser una sociedad m√°s participativa. Que haya m√°s oportunidades para todo mundo, independientemente de los medios (recursos) que se tengan”, sentencia, Manta.

Tendencias Ahora