Un segundo preso murió el sábado en el tercer día consecutivo de riñas en cárceles del puerto ecuatoriano de Guayaquil (suroeste), que también dejaron siete reclusos heridos, indicó el servicio estatal a cargo de las penitenciarías.

El detenido falleció por una herida de arma blanca, señalaron servicios penitenciarios en Twitter.

Otro preso, sospechoso de ser el agresor, quedó a órdenes de las autoridades para ser investigado.

El viernes, la Policía ya intervino para controlar un “incidente” en una cárcel guayaquileña que dejó un recluso muerto y seis heridos.

Y un detenido también sufrió una herida de bala el jueves, de acuerdo con el SNAI.

Todos los casos se han dado a una semana de que concluya un estado de emergencia decretado hace tres meses para las cárceles ecuatorianas, debido a las constantes choques mortales entre los internos y un hacinamiento estimado en 40%. Las cárceles de Ecuador tienen capacidad para unas 28.000 personas.

A pesar del estado de excepción, una serie de motines dejaron una decena de detenidos muertos y 40 policías heridos.